Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Cabrera escriba una noticia?

Ancelotti o la revolución tranquila del Chelsea

13/08/2009 09:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Después de dos temporadas inestables y cuatro entrenadores, la llegada del entrenador italiano Carlo Ancelotti abre una nueva era en el Chelsea, donde se espera que el ex técnico del Milan lo lleve a lo más alto tanto de Inglaterra como de Europa

LONDRES (AFP) - Después de dos temporadas inestables y cuatro entrenadores, la llegada del entrenador italiano Carlo Ancelotti abre una nueva era en el Chelsea, donde se espera que el ex técnico del Milan lo lleve a lo más alto tanto de Inglaterra como de Europa.

Puede que el verano boreal no fuera lo que los hinchas del Chelsea esperaban. No hubo grandes gastos ni llegaron grandes nombres, algo que sorprende en el reino del multimillonario Roman Abramovich aunque hace un año el club también fuera discreto.

Pero, como hace una temporada, los 'Blues' dan la bienvenida a un nuevo entrenador.

De Luiz Felipe Scolari a Carlo Ancelotti, el contraste no podría ser mayor. Entre el bromista brasileño de inglés básico y el riguroso italiano, maestro táctico que domina la lengua de Shakespeare, el Chelsea ha cambiado de dimensión.

Scolari fue campeón del mundo con Brasil pero no había entrenado un club desde hacía lustros. Ancelotti llega con un título de campeón de Italia, dos Ligas de Campeones y una Copa Intercontinental en el bolsillo.

Así, la probabilidad de fracaso parece menor con Ancelotti aunque el fútbol inglés suele reservar amargas sorpresas.

Y además, sobre Ancelotti planea la sombra de Guus Hiddink, el mago holandés que puso al club en el buen camino la temporada pasada. "No pienso en el fantasma de Guus y no me atormentará", dice el italiano. Pero, antes incluso de empezar la temporada, no escasean las comparaciones.

La llegada de Ancelotti abre una nueva era, con Inglaterra y Europa como objetivos

A pesar de su palmarés, los seguidores del Chelsea esperan ver qué es capaz de hacer, aunque le han recibido con los brazos abiertos. Sin duda habrían preferido seguir con Hiddink pero Abramovich no compartía su opinión.

¿Se adaptará el estricto italiano a la Premier League? Muchos no lo lograron. El primer contacto con los jugadores fue positivo: les gustó su discurso y el hecho de que no llegue dando órdenes, sino que se tome tiempo para escuchar.

Pese al dinero disponible, Ancelotti ha huido de los cambios radicales tendiendo hacia una revolución tranquila.

Le habría gustado contar con Franck Ribéry y Andrea Pirlo pero no pudo ser, así que se las arreglará con lo que tiene. Se adapta así al sistema de Hiddink en rombo en torno a Frank Lampard y a sus dos puntas, Didier Drogba y Nicolas Anelka, que están ya en buena forma.

El domingo en la Community Shield, a pesar de la victoria ante el Manchester United (4-1 en los penales tras el 2-2 del tiempo reglamentario), quedó patente que aún quedan muchos ajustes por hacer.

Pero no hay duda de que el Chelsea será la principal amenaza para el Manchester United. Si Hiddink hubiera estado en el banquillo toda la temporada pasada, podría haber puesto en apuros al campeón pero, para unos jugadores que esta temporada creen más que nunca, las suposiciones quedan pequeñas.

El grupo no ha cambiado y se han incorporado el talentoso ruso Yuri Zhirkov y el prometedor inglés Daniel Sturridge.

En cuanto a potencia y solidez mental, los 'Blues' no tienen rival. En cuanto a talento, están muy cerca del Manchester United. Así que, si funciona la experiencia Ancelotti, ésta podría ser su temporada.

AFP


Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Cabrera (641 noticias)
Visitas:
3593
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.