Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Analizan jueces verosimilitud de acusaciones de mafia a Berlusconi

06/12/2009 11:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las acusaciones de complicidad con Cosa Nostra contra el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, hechas por Gaspare Spatuzza, un mafioso con decenas de crímenes a sus espaldas, "no son palabras al viento" y "encajan" con otros hechos, dijeron jueces anti crimen. "Sus declaraciones (de Spatuzza) parecen encajar con otros hechos y parecen tener cierta credibilidad, pero deberán ser verificadas por los magistrados que lo han interrogado", dijo el juez Antonio Ingroia, procurador adjunto de Palermo, Sicilia, famoso por haber abierto varias indagaciones sobre la mafia. En declaraciones a Notimex tras presentar en Roma su libro "C’era una volta l’intercettazione" (Había una vez la interceptación), Ingroia insistió en que serán los jueces que procesan al senador Marcello Dell’Utri y que interrogaron a Spatuzza, quienes deberán establecer la veracidad de las acusaciones. El "arrepentido" compareció este viernes ante los magistrados del tribunal de Palermo, que por razones de seguridad sesionaron en un aula "búnker" del Palacio de Justicia de Turín (norte). Las declaraciones de Spatuzza tuvieron lugar en el marco del juicio que se sigue contra Dell’Utri, estrecho colaborador de Berlusconi desde hace más de 40 años y que es procesado por participación externa en asociación mafiosa (delito por el que ya fue condenado en primera instancia a nueve años de prisión). La defensa de Dell’Utri intentó hasta el último minuto evitar el interrogatorio de Spatuzza, pero el presidente del Tribunal decidió que su testimonio era "absolutamente necesario". Es así que el "arrepentido" habló en un clima de gran expectación para reiterar que tanto Dell’Utri, como Berlusconi tuvieron complicidad con Cosa Nostra. Informó que a inicios de los años 1990 se reunió en un bar de Roma con Giuseppe Graviano, el "capo" del clan de Brancaccio, una de las familias más potentes de la mafia siciliana. "Me dijo que habíamos obtenido todo lo que pretendíamos gracias a la seriedad de las personas con las que estábamos tratando. Mencionó el nombre de Silvio Berlusconi y yo le pregunté si era el de (la televisión) Canal 5, y me dijo que sí, y que el otro era nuestro paisano Dell’Utri", declaró. "Graziano me dijo que gracias al de Canal 5 teníamos el país en nuestras manos", añadió. En esos años (1992-1993) Italia sufría una campaña terrorista lanzada por Cosa Nostra, con el asesinato de los principales jueces antimafia y bombazos en Roma, Florencia y Milán. Según Spatuzza, Graziano le confirmó que para dar "el golpe final" era necesario un atentado (que resultó fallido) contra decenas de carabineros que debían reunirse en el estadio Olímpico de Roma a inicios de 1994, año en que Berlusconi se lanzó a la política y llegó por primera vez al poder. El plan era crear una desestabilización del país para permitir que la entrada del llamado "cavaliere" en política fuera acogida favorablemente. A cambio, Berlusconi se habría comprometido a mejorar las condiciones carcelarias de los mafiosos. Denominado en dialecto siciliano "u Tignusu" (el pelón), Spatuzza, de 45 años de edad, ha sido "hombre de confianza" de los hermanos Filippo y Giuseppe Graviano, pero también del "maxi capo" Leoluca Bagarella. Está encarcelado desde hace varios años. Ha admitido el robo del coche que en julio de 1992 fue usado como autobomba para asesinar al juez Paolo Borsellino y a sus escoltas en Palermo. También es autor del asesinato del menor Giuseppe Di Matteo, disuelto en ácido en venganza porque su padre decidió colaborar con la justicia, así como de decenas de homicidios más. Pero desde 2008 y luego de un camino de expiación y reconversión religiosa, el "arrepentido" comenzó a hablar ante la justicia, sin aparentemente ser descalificado por sus antiguos patrones, los hermanos Graviano, quienes también están en prisión y serán interrogados próximamente. Según el procurador de Florencia, Giuseppe Quattrochi, las declaraciones de "U tignusu" no son palabras al viento, por lo que se ha pedido a su favor un programa de protección especial, pues, dijo, "es un arrepentido creíble". Obviamente Berlusconi ha negado las acusaciones, a las que ha calificado de "demenciales" y ha denunciado la enésima campaña de los magistrados para hacer caer su gobierno. Pero según recientes sondeos, la mayoría de los italianos confía en la magistratura, una minoría sugiere la dimisión del premier y otra minoría respalda a Berlusconi cuando dice que son falsas las imputaciones en su contra, mientras el 20 por ciento no sabe responder.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.