Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Análisis del Samsung Galaxy Z Fold2 5G: un móvil convertible en tableta para una experiencia plegable completa

16/11/2020 09:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Tecnología flexible representa una de las tendencias de presente, y sobre todo de futuro, del mundo smartphone . Samsung ha exhibido desde el principio su firme apuesta en esta vertiente, y por partida doble. Si el Galaxy Z Flip, llamativo por su pequeño tamaño al cerrarse, constituye un sugerente capricho, el Galaxy Z Fold2 5G, el referente de la marca en el apartado, ofrece una experiencia plegable cautivadora y completa.

El Samsung Galaxy Z Fold2 5G es un dispositivo de tipo libro: cuando está plegado se utiliza la cubierta y al abrirse se convierte en una tableta de dimensiones reducidas y algo cuadrada. Nada más verlo y tenerlo entre las manos se palpa su condición de alta gama, un cuidado y un estilo premium que ya se perciben en el unboxing . El diseño del módulo de las tres cámaras traseras, el de la bisagra (cuyo color puede personalizarse) y la tonalidad Mystic Bronze (bronce rosado) en la que lo ha podido probar 20Bits contribuyen a ese realce.

A priori parece aparatoso, en especial al fijarse solo en su lomo, en la citada bisagra, si bien al cogerlo se comprueba que para nada. Eso sí, resulta más ligero cuando se usa como tableta. El factor se debe a la distribución del peso. Al abrirlo y cerrarlo queda patente la resistencia del mecanismo, lo que da tranquilidad, aunque de manera inconsciente uno va con más cuidado al plegarlo, acción que requiere colocar los dedos en la parte central.

La Pantalla secundaria, la cubierta, una Super Amoled, alcanza las 6, 2 pulgadas. Al tratarse de un panel un poco más estrecho de lo habitual al principio puede hacerse raro moverse por él, si bien convence, en especial por lo que aporta al conjugarse con la gran protagonista, una pantalla Dynamic Amoled 2x / Infinity Flex de 7, 6 pulgadas. Esta integra una cámara que figura perforada en el lado derecho (parte superior central), por lo que respecto al modelo previo se corrige la cuestión del notch , elemento que no gustaba. También se han depurado los bordes.

Al igual que con el Z Flip, el pliegue de la parte flexible se nota en el cristal según los reflejos y cuando el teléfono está apagado pero, como en el caso de su pariente, el factor no importuna en absoluto. De hecho, sumergirse en la pantalla principal constituye un verdadero placer.

Más sobre

La 'doble página' del 'libro' se caracteriza por la fluidez posibilitada por una tasa de refresco adaptable de 120 Hz, rasgo notorio en los movimientos y que, en virtud de una batería equilibrada (4.500 mAh), no implica un rápido consumo de energía. No obstante, en los ajustes cabe la alternativa de decantarse por la fluidez estándar (60 Hz).

El relieve y el gusto que generan el Samsung Galaxy Z Fold2 5G se deben en buena medida a las múltiples formas de uso y personalizaciones propiciadas por su concepto de plegable y el juego que dan los paneles. Un mundo en torno al cómo y al dónde. Cada pantalla de inicio puede organizarse de manera diferente, y además en paralelo figura la opción elegir las aplicaciones que se desea seguir utilizando una vez plegado (pasar apps a la pantalla frontal).

La multitarea reposa asimismo en todo lo que permite la vista de pantalla dividida, apartado en el que las preferencias en cuanto a las apps empleadas y al diseño pueden guardarse. Y por supuesto hay que destacar los usos que favorece el modo Flex (cuando el móvil, semiabierto, se apoya solo).

El móvil luce en su trasera un sistema de triple cámara (las tres de 12 megapíxeles) que depara un estimable rendimiento fotográfico y de vídeo. En la aplicación, las imágenes capturadas aparecen al instante en uno de los lados de la pantalla principal (cuando el dispositivo está semiplegado). Al otro quedan los controles.

Llaman la atención, y agradan, funciones como la de visualizar en la pantalla de la cubierta cuál va a ser el resultado de la foto, algo idóneo para quienes posan en ese momento. En esa línea, lo relativo a los selfis reviste sugerencia porque estos pueden tomarse tanto con los sensores específicos (el de la cubierta y el del interior) como con la cámara trasera. Al estar el móvil abierto 'se juntan' el lado posterior y el frontal, uno para disparar y otro para encuadrar. Como pequeña pega, al abrirlo hacia atrás es frecuente pulsar sin querer el botón de bloqueo del lateral.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (19253 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
515
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.