Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ultimapantalla escriba una noticia?

Análisis Homefront

27/03/2011 18:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los videojuegos, en mayor medida pero parecido a como sucede con las películas, la música y los libros, necesitan de una buena campaña publicitaria para salir a la venta con parte del mercado ganado. En el caso de lo videojuegos es más excesivo, quizás dado al alto precio que tienen que pagar los compradores por lo que son más reticentes a comprar por comprar, ya que las campañas publicitarias suelen ser, aveces, más buenas, grandes y espectaculares que el producto en si.

Esta introducción en el análisis de Homefront, debería venir acompañada de otra sobre el por que la gente prefiere unos buenos gráficos a una buena historia, y por que hay videojuegos con muy buena producción pero que cojean en el apartado gráfico, pero que ese lastre no les deja triunfar.

Todo esto viene para describir, más o menos, lo que sucede con el videojuego de Kaos Studios, un producto con una producción impresionante, con una historia digna de la mejor superproducción de Hollywood y una campaña publicitaria que más querría para así algún político en tiempo de elecciones, pero que por contra, hace "gala" de unos gráficos que emborronan, (por desgracia para algunos, más de lo que debería) el resultado final de un juego que podía haber puesto su nombre entre los GOTY (Game of the Year) del año.

Tras el alegato pro Homefront de las lineas anteriores y dando paso al análisis en cuestión, es obligado empezar por la historia, algo resumida dada su increíble profundidad, que es sin duda lo mejor de este título.

La historia nos sitúa en el año 2012 momento en el que el actual líder norcoreano, Kim Jong-il, fallece. Esto hace que se agrave la crisis económica mundial, afectando principalmente a EE.UU. y los países europeos. Llegado 2015 y tras una fuerte campaña de lavado de imagen del país comunista, asegurando que sólo busca la paz y la reunificación de su nación, el nuevo gobernante consigue restaurar la Corea uniéndose a Corea del Sur y haciendo suyo uno de los mayores ejércitos y muchos de los avances de los norteamericanos junto bombas atómicas y misiles de largo alcance, así que la potencia ofensiva de Corea del Norte aumenta de forma muy notable. En 2018 se produce lo que muchos temían tras tantos años de pequeños conflictos y la Corea Unida invade Japón. Los Japoneses se suman a esta nueva nación de los coreanos cediendo todos sus avances tecnológicos y una de las mayores reservas de plutonio del mundo. Estados Unidos reduce su presupuesto Militar y de esta forma, los norteamericanos se ven obligados a retirar sus tropas del extranjero y replegarse a su país. En 2021 la Corea Unida crece enormemente al anexionarse todo el sureste asiático, de forma similar a lo que consiguió Japón durante la Segunda Guerra Mundial. En el nuevo imperio la armada es lo primero, así que para incrementar el número de reclutamientos ofrecen privilegios o beneficios a todos aquellos que sean militares, por lo que el número de efectivos crece ostensiblemente. Mientras tanto, al otro lado del Pacífico lo que ha sucedido es algo terrible: una gripe de origen desconocido mata a millones de personas. Por último en 2025, Corea decide invadir Estados Unidos. Para conseguir la deseada invasión del territorio Americano, recurren a una antigua táctica, el caballo de Troya, ofreciendo su ayuda mediante el envío de un carguero para ayudar en la repatriación de estadounidenses a la isla de Haway. Pero lo que va dentro en realidad son cientos de soldados, con lo que los seguidores de Kim Jong logran hacerse con una posición estratégica en el archipiélago desde la que iniciar su ofensiva. A partir de aquí, comienza la invasión de los Estados Unidos con miles de soldados por tierra, mar y aire y la explosión de un pulso electromagnético que desactiva todos los controles de seguridad del ejercito Americano.

Toda esta historia se plasma en pantalla de una manera épica, con mucho sentimiento y sobre todo muy dura, que consigue que nos identifiquemos y nos dejemos llevar hasta ponernos en la piel del personaje que controlamos, miembro de un grupo de la resistencia. Esto lo consigue el guión escrito por John Milius, autor de Apocalypse Now y Amanecer Rojo (con la que tiene una similitud innegable), por lo que sin duda el juego es lo más parecido a una película, que nos podemos encontrar en las estanterías.

Antes de pasar a detallar los distintos apartados, deberíamos poner de nuevo hincapié en la dureza del título, por suerte sin nada de censura y que refleja lo violencia de dicha invasión, con fusilamientos, palizas, fosas comunes y demás lindezas que por desgracia están a la orden del día en guerras reales.

Comentaremos a continuación la jugabilidad de Homefront. Esta, es la clásica de un shotter en primera persona bélico, en cuanto a movimientos y control, por lo que no nos costará hacernos a sus movimientos. Pero es en la variedad, en la que el juego de Kaos Studios y THQ tiene uno de sus puntos fuertes.

Como parte de la resistencia tendremos que atacar y defender posiciones, colocar bombas, guiar a nuestro Golliat, escoltar, infiltrarnos en bases enemigas y un sinfín de acciones que harán que estemos entretenidos las, por otra parte escasas, 6 horas de juego aproximado. Todas y cada una de estas acciones se realizan de forma sencilla y esta jugabilidad de la que hablamos se amplía en los modos multijugador gracias a los servidores dedicados de los que hace gala el juego.

Siguiente misión en este artículo: Sonido. Sin duda si hay algo que recordaremos una buena temporada de este título es de su BSO, quizás una de las mejores (con permiso de Crisys 2) de las que tendremos la posibilidad de disfrutar este año. Esta es sin duda genial y épica, y lo mejor es que acompaña a todos y cada uno de los momentos de acción del juego, y teniendo en cuenta que este es un juego que no nos da ni un respiro, pues como que la Banda Sonora está presente en casi todo momento. Esta se une a un buen doblaje al castellano y un muy buen sonido, tanto de armas como de explosiones y demás sonidos de esta guerra. Pero insistimos, la BSO, está a la altura de la mítica película Apocalypse Now, y es digna de disfrutar aunque siempre nos suene en los momentos de más acción del juego.

Y por desgracia llegamos a las misiones más complicadas de esta "guerra": la duración y los gráficos.

La duración, para que dar rodeos, es escasa. Muy escasa. Y al ser un guión tan "cerrado", la rejugabilidad no se antoja excesiva, es más, costará terminarlo una segunda vez tras saber en todo momento cada situación que nos encontraremos a continuación. Esto le resta enteros a Homefront, ya que vuelve a caer en lo que para nosotros es la "lacra" de esta generación de videojuegos, duración de unas cinco o seis horas en juegos de 70 euros; aunque cierto es que serán las seis horas más intensas que podremos encontrar.

Y flanqueamos hacia los Gráficos, que si este análisis se tratara como una guerra, serían similares a encontrarse encerrados y retenidos por el enemigo en situación infrahumana, vamos lo peor de esta "guerra".

Empecemos. Caras de personajes, digamos....raras, explosiones poco reales, fuego y agua a años luz de otros títulos, entornos NO destructibles, lejanía un tanto de "postal", y en definitiva unos gráficos más parecidos a los primeros Half Life o la anterior generación que a Crysis 2, es más, demasiado alejados al juego de Crytek, de Gears, Halo, Battlefield, Call of Duty, Bulletstorn, etc... juegos con los que en teoría tiene que competir.

Y sin duda que es una pena, no ya por que los gráficos sean importantes para nosotros, si no por que en esta época que nos toca vivir, la mayoría de los usuarios antepone unos buenos gráficos a una buena jugabilidad o una mejor historia, y esto supondrá que las ventas de Homefront, no lleguen a las que se merecería por la producción general del juego y que le reste puntos en los respectivos análisis del sector.

Damos paso ahora a explicar el modo multijugador, escaso en cuanto a modos, pero intenso y entre lo mejor de Homefront.

Kaos Studios ya nos sorprendió con el multijugador de su anterior título bélico, Frontlines: Fuel of War. En dicho juego nos pusieron unos mapeados bastante grandes y abiertos y 32 jugadores para enfrentarse en ellos. En Homefront repiten amplitud de terreno en el que luchar y el número de jugadores y lo rematan con la posibilidad de pilotar vehículos (humvee, tanque pesado, apache, etc...)pero en vez de como se hace en un Battlefield (cogiendolo del mismo mapa) esta vez los conseguimos gastando puntos de batalla y renaciendo como dicho vehículo. Los puntos de batalla conforman la economía del juego, gracias al cual obtenemos puntos por nuestras acciones e invertimos en ayudas, mejoras de armas, vehículos en la siguiente regeneración, etc... Los puntos de Batalla no se acumulan para el siguiente combate, por lo que hay que gastarlos durante dicha batalla.

Esto es parte de la innovación del juego, la posibilidad de ir gastando los puntos de batalla que se nos da por bajas, captura de banderas, apoyos, etc...e invertirlos en mejoras instantaneas como chalecos antibals, rpg, mini robot teledirigido, UAV, ataque de artilleria, etc... o en el siguiente renacimiento hacerlo como tanque ligero, humvee, helicoptero mini, apache o tanque pesado.

Los modos en los que usar estos puntos de combate son:

Controlador de Tierra: Los equipos compiten por el control de una serie de objetivos. Aumentamos la puntuación mientras nuestro equipo los conserva y el equipo que consigue la máxima puntuación, gana la ronda y los objetivos se desplazan a otra zona del mapa. Para que os hagáis una idea, es un Bad Company pero con escenarios un poco más reducidos.

Combate a muerte por Equipos: Poco que explicar de este modo que esta disponible en todos los multijugadores de los juegos de acción.

Comandante de Batalla: Otro modo original en el que jugamos a los dos modos anteriores pero asignando a cada equipo un comandante controlado por el sistema preparará misiones especiales y fijarárecompensas por los jugadores en las partidas multijugador.

El multijugador de Homefront viene con un regalo por parte de THQ, los servidores dedicados. Esto que muchos no sabrán su significado, significa que los servidores del juego pueden ser utilizados tanto para prestar servicios de alojamiento compartido como para prestar servicios de alojamiento dedicado, y suelen ser administrados por la desarrolladora. El cuidado de la conectividad a Internet está generalmente a cargo de la empresa que provee el servidor y esto hace que el "peso" de la partida no recaiga sobre un jugador y su conexión en particular, por lo que si este jugador abandona antes de tiempo, no tendremos que sufrir la migración del host y sea cual sea la conexión del resto de jugadores, no repercutirá en nuestra partida. Damos fe que tras jugar en una partida llena de jugadores del otro lado del Pacifico, esto se agradece y se hecha en falta en otros juegos de similar multijugador.

Pues hasta aquí el combate por analizar Homefront, ahora toca replegarse a la base y dar las impresiones de la batalla a nuestros superiores.

NOTA: 8

Homefront nos ha resultado complicado de analizar dado que nosotros (quizás por la edad) no miramos un juego por los buenos o malos gráficos que tiene, si no por que la historia nos llegue, la jugabilidad sea accesible y sus modos multijugador amplien la duración del título. Si el análisis lo tuvieramos que hacer por estos parametros, su puntuación sería de un 9´5, pero entendemos que dadas las alturas de generación en que nos encontramos, lo mínimo que se puede pedir a un juego es que graficamente cumpla y este a la altura, y Homefront queda muy por debajo de la media de juegos.

Su duración de la campaña también sirve de lastre (6 horas de media) y se torna importante para todo aquel que no pueda disfrutar del multijugador, que por otra parte sin ser extenso en modos, es entretenido y nos mantendrá con el juego en la bandeja durante mucho tiempo.

Pero es que la historia y la Banda Sonora son tan impreionantes en este juego y la inmersión que nos produce con momentos de dureza extrema (a dureza extrema nos referimos con la visión de cientos de cadaveres de compatriotas siendo tirados a una fosa comun) que hace que nos identifiquemos bastante con el personaje que controlamos, que nos encanta. Sin duda nosotros lo tenemos como una de las mejores experiencias que hemos disfrutado ultimamente y lo mejor, todabía seguimos jugando a su multijugador, aire fresco entre tanto Call of Duty.

El juego está disponible para Xbox 360, PlayStation 3 y Pc ha un precio recomendado de 69´95 euros.


Sobre esta noticia

Autor:
Ultimapantalla (3239 noticias)
Fuente:
ultimapantalla.net
Visitas:
7160
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.