Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

Análisis Alan Wake

25/10/2010 02:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Me llamo Alan Wake, soy escritor

Alan Wake

Si eres de los que disfrutaste con juegos como Silent Hill o los primeros Resident Evil no deberías perderte este juego, ni este análisis. Un excelente thriller psicológico de Remedy (los creadores de Max Payne) y uno de los juegos Must Have, exclusivo de la blanquita de Microsoft.

FICHA TÉCNICA

Nombre completo: Alan Wake

Género: Survival Horror

Desarrolladora: Remedy

Distribuidora: Microsoft Game Studios

Plataformas: Xbox 360

Plataforma analizada: Xbox 360

Versión analizada: PAL España

Precio: 69'95 €

Edad recomendada: +16

Año de publicación: 2010

Página oficial: - No disponible -

Otra información: Texto y voces en español

ANÁLISIS

7 años es lo que ha dedicado el pequeño estudio Remedy, responsable de la saga Max Payne, para realizar este thriller psicológico, exclusivo de 360. Para ello, el mismo Sam Lake ha sido el encargado de su guión, haciendo gala de una excelente narrativa. El juego fue presentado en el E3 de 2005 como un Sandbox, pero al año siguiente decidieron cambiar el rumbo a un desarrollo más lineal, desde entonces el título ha sufrido constantes retrasos.

Alan Wake Screenshot

El juego se deja influenciar por las novelas de Stephen King (con numerosas referencias a estas) y por series como Twin Peaks o Perdidos (con continuos flashbacks y resúmenes de capítulos anteriores), aspectos que los propios chicos de Remedy han afirmado. El juego se aleja del estilo Sandbox del que inicialmente fue concebido (aunque todavía quedan ciertos detalles) para traernos un thriller psicológico (más que de terror) de acción en tercera persona, muy en la línea de Silent Hill, y con algún toquecito de Resident Evil.

El título nos pone en la piel de Alan Wake, un exitoso escritor de novelas que lleva dos años sin escribir nada debido a un bloqueo creativo que tiene. Preocupada por él, su mujer decide ir a pasar unos días al "tranquilo" pueblo Bright Falls, en busca de la inspiración necesaria para retomar su camino profesional.

Alan Wake Screenshot

La trama del juego se basa en buscar unos fragmentos de un libro que nuestro protagonista no recuerda haber escrito, y debe recuperar para poder encontrar a su desaparecida mujer. Y hasta aquí puedo leer, puesto que no quiero desvelar nada más de esta fascinante historia, uno de los principales reclamos de la aventura. Comenzamos el primer capítulo con una pesadilla, sin tiempo para una breve narración que nos ponga en situación, en la que nos familiarizamos con los controles, a modo de tutorial, donde aprendemos a usar la linterna, las armas, esquivar ataques o esprintar; y ya podemos apreciar la magnitud y el mimo que rodea al juego, por no hablar de la soberbia ambientación (típica de la serie Twin Peaks, una de las fuentes de inspiración del título).

Alan Wake Screenshot

El desarrollo se presenta muy lineal, con pequeños momentos de exploración donde deberemos buscar unos coleccionables en forma de termos de café, y se divide en dos facetas, el día y la noche, igual de importantes para la narrativa. Durante el día exploraremos el idílico pueblo, con sus camareras, Sheriffs, caseros, cazadores, campistas, etc., que iremos conociendo. Por la noche, entre las sombras aparecerán poseídos de aspecto humano que, lógicamente, intentarán matarnos, manteniéndonos en tensión constante. La estructura del juego es a modo de capítulos (seis en total), que finalizan con escenas cinemáticas que nos van narrando los acontecimientos.

La luz (y por consiguiente, la oscuridad) será el pilar en el que se basa el juego, nos proporciona seguridad y será nuestra principal aliada, necesaria para debilitar a los enemigos y objetos poseídos por la oscuridad, ya sea en forma de linternas, bengalas, granadas de luz o focos. Las distintas armas que encontremos por el camino (revólveres, escopetas o fusiles) harán el resto. También encontraremos vehículos, que aparte de servirnos para desplazarnos, nos serán útiles para atropellar a los enemigos (debilitándolos de la misma forma, con la propia luz del vehículo). El uso de la luz en linternas o en dichos vehículos no será infinita, lo que nos obliga a obtener pilas para cargar las linternas (u obtener linternas de mayor capacidad), en los coches solo podremos esperar a que se cargue la batería.

Alan Wake Screenshot

En su faceta gráfica, observamos un excelente trabajo de iluminación (una de las mejores en lo que va de Next-Gen diría yo, no en vano, es el pilar principal en el que gira toda la aventura. Pero aparte nos encontramos con un diseño artístico exquisito, los escenarios han sido recreados con muy buen gusto y con mucho detalle, se nota el trabajo de documentación que hicieron en Remedy (hasta se fueron de acampada para estudiar el entorno), recuerdan a pueblecillos como Twin Peaks o Forks (el pueblo en el que se desarrolla el largometraje de Crepúsculo). Las texturas, en líneas generales, son buenas, aunque algunas más flojas que otras. Buenas animaciones y movimientos de nuestro protagonista, nuevamente, gran trabajo de renderización. Los personajes han sido creados con esmero, incluso los pocos habitantes que hay en el pueblo, aunque los rasgos faciales no están al nivel del resto y los enemigos se repiten un poco.

Alan Wake Screenshot

Me gustaría destacar, por encima de todo, el tremendo doblaje, uno de los mejores que he podido ver en un videojuego, con voces de renombre como Salvador Aldeguer (Martin Lawrence o John Travolta) o Lorenzo Beteta (Matthew Fox, Jack de Perdidos). La banda sonora se mantiene al mismo nivel, ayudando a ambientar (todavía más) el juego y a mantenernos en tensión. Cada capítulo termina con un tema musical digno de mención (la versión coleccionista del juego incluye un CD con todos los temas).

En cuanto a la jugabilidad, en líneas generales es bastante buena, han logrado crear un buen equilibrio entre un elemento como la luz y el realismo de las armas. Los combates son tensos y no hay que malgastar munición, por suerte para nosotros hay constantes puntos de control (al llegar a una zona iluminada). Comentar también, que la curva de dificultad está muy bien ajustada, con tres niveles muy bien diferenciados. Incluso durante el juego, si la IA detecta que nos matan constantemente en un punto concreto, reducirá la dificultad para que podamos avanzar. Algunos retos (con logro incluido) son solo para hardcores, como recolectar todos los termos de café (a ver quién se atreve a entrar a buscar en medio del bosque los dichosos termos, con poseídos persiguiéndonos intentando matarnos, o llegar a una misión del juego sin disparar una sola bala, a ver quién tiene lo que hay que tener). Aunque en alguna ocasión puntual, el control nos puede jugar una mala pasada y los saltos son algo mejorables.

Alan Wake Screenshot

NOTA

LO MEJOR

- La excelente ambientación que rodea el juego en todo momento

- Un argumento digno de una novela de Stephen King, con un ritmo trepidante en la narración y un guión excepcional

- El magnífico trabajo con la luz, el pilar de toda la aventura

- Su grandísimo apartado de sonido, destacando un doblaje PERFECTO

LO PEOR

- La repetición de enemigos, echamos de menos más variedad en este aspecto

- El control, especialmente en los saltos, es mejorable

- Por momentos, puede ser desesperante, sobretodo en el nivel máximo de dificultad

- Se echa de menos algún puzle

CONCLUSIONES

Estamos ante un gran juego, de esos que todo poseedor de la blanquita de Microsoft debería tener. En ambientación y guión pone el listón muy alto, y nos trae esa sensación de tensión y terror que hacía tiempo que no veíamos (Silent Hill, Alone in the Dark o los primeros Resident Evil) y que todo amante del género Survival Horror no debería perderse. Con un marcado carácter cinematográfico y con esencia Stephen King o Alfred Hitchcok, Alan Wake es una divertida experiencia jugable que nos mantendrá enganchado, alrededor de las 9 horas, con una historia profunda y unos personajes bien caracterizados, acompañado de una ambientación sublime y un apartado sonoro de quitarse el sombrero. El juego quizá peca de demasiado lineal, apenas podremos salirnos del camino establecido, y se echa en falta algún puzle. Pequeños detalles que le impiden llegar a la calificación de obra maestra.

Tagged: alan wake


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
3737
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.