Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El anáisis del metano en Titán y Encelado nos ayuda a comprender el sistema solar primitivo

08/12/2009 23:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La gran pregunta es si estas lunas nacieron con el metano como parte de su composición química, o bien el metano ha sido producido en Titán y Encelado a través del tiempo. Estos descubrimientos proporcionan una mejor comprensión sobre la nebulosa primitiva en la que el mismo Saturno se formó.

Durante el transcurso de su misión a Saturno, Cassini y su sonda de descenso Huygens han medido los gases de la atmósfera de Titán y del vapor de agua presente en los penachos de vapor eyectados por Encelado. Estas dos lunas de Saturno están lentamente contándonos los secretos sobre su formación, y nos dan información sobre los ingredientes originales existentes en la creación de los planetas, lunas y el sistema solar en su conjunto.

La reciente investigación nos acerca a conocer los ingredientes primigenios que formaron los planetas. Formados más lejos del Sol, los cuerpos del sistema solar exterior no sufrieron los cambios químicos que calentaron a sus vecinos del sistema solar interior al formar la parte más caliente y densa de la nebulosa más cerca del Sol. La receta original de los planetas está mejor preservada en los mundos del sistema de Saturno, menos cocinados por el Sol.

Los análisis recientes de los datos químicos de Titán y Encelado nos indica que el metano, en cantidades bastante grandes, fue uno de esos ingredientes originales de la nebulosa protoplanetaria. El metano observado en Titán y Encelado, hoy parece ser parte del material embrionario aportado por el disco de gas y polvo que formó los planetas, y después las lunas cuando se formaron los núcleos de hielo y roca llamados planetesimales. Los datos indican que la mayoría del metano de estas lunas es parte de su composición original, en lugar de proceder de interacciones posteriores de roca, agua y dióxido de carbono de su interior. Estos objetos se formaron a partir de sólidos que inicialmente produjo la nebulosa solar de la que se originaron los planetas, pero resultaron modificados por el ambiente que rodeaba Saturno durante su formación. Estos y otros datos de Cassini son importantes para ayudar a los científicos a delimitar las etapas y los tiempos de la formación planetaria y lunar, así como el propio papel de Saturno en el nacimiento de sus lunas.

La sonda Huygens desciende a través de las nubes de metano de Titán. El metano en Titán a diferencia de Marte parece ser una herencia primigenia y parece que no involucra un período de generación posterior

En otro trabajo de investigación reciente sobre el metano de Titán, los científicos han modelado el proceso por el que el gas metano se mueve desde el interior hacia la atmósfera y determinaron el tiempo que tarda el metano para perderse en el espacio. Este tiempo resulta ser de entre 60 a 180 millones de años, Titán podría haber tenido entre 3 a 4 veces la cantidad de metano observable actualmente. Este periodo cubre el tiempo en que los grandes dinosaurios florecían o tenían su etapa final en la Tierra, se cree que entonces pudo haber sucedido el comienzo de uno de los períodos más recientes de la más importante desgasificación del metano en Titán, cuando las reservas de gas metano del interior de Titán comenzaron a ser liberadas en su superficie. Este es el momento en el que el metano que vemos hoy en Titán comenzó a a desempeñar un papel principal en el ambiente moderno, dando forma al paisaje en el mundo que conocemos hoy. Si Titán tuvo un suministro constante o intermitente de metano en su pasado mucho más distante todavía es un interrogante importante.

Un asunto central en estos descubrimientos son los datos de Cassini recogidos sobre la proporción de hidrógeno pesado, deuterio, con respecto al hidrógeno ordinario tanto en la atmósfera de Titán como en los penachos de Encelado. Variaciones en esta proporción, en los compuestos orgánicos y en el agua, podrían dar pistas sobre la evolución de un planeta o una luna, incluyendo la pérdida de gases que contienen hidrógeno.

Los datos empleados en el estudio proceden de los espectrómetros Cassini Ion and Neutral Mass Spectrometer y del Composite Infrared Spectrometer junto con datos enviados en 2005 por el espectrómetro de gas y cromatográfo de masas de la sonda Huygens, obtenidos mientras descendía en paracaídas a través de la atmósfera de Titán. En cinco de los sobrevuelos de Cassini a través de los penachos de Encelado se obtuvieron medidas del mismo tipo de relaciones isotópicas.

Mientras los científicos descubren más sobre los procesos que condujeron a la formación de los cuerpos de nuestro sistema solar, van a poder comprender mejor como se formó la Tierra y estimar la probabilidad de encontrar un planeta similar al nuestro en algún lugar del cosmos.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
9606
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.