Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablocesargarcia escriba una noticia?

Del Amstrad Cpc Al Core 2 Duo

04/12/2010 15:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Amstrad Y El Spectrum. 8 bits. Unos 100 Kas De Memoria Y Miles De Horas De Diversión. ¿Quién no recuerda con cariño la era del formato "cinta", la Micromanía y el Intercambio de Juegos? Recordemos como éramos en los 80

¡Cómo pasa el tiempo! Si nos oyeramos a nosotros mismos no nos entenderíamos. Junto a la revolución informática, está la revolución de la lengua: email, emoticón, antivirus, troyano, hash, archivo adjunto, red social, laptop, PDA, emule, peer to peer, avatar ¡y sólo dije las primeras palabras que me vinieron a la cabeza. Seguramente sean miles las palabras nuevas que cogimos del inglés o que las adaptamos a nuestro buen entender.

Con lo sencilla que era la vida en aquellos primeros años 80, para los que eramos unos frikis o geeks. Si me estás leyendo es porque te habrás dicho: "¡Anda! ¿Y el Spectrum es noticia? ¡Qué tiempos aquellos! ¡Qué buenos recuerdos! Si estás leyendo este artículo es también porque eras uno de esos niños y adolescentes que compraban todas las semanas la Micromanía o la MicroHobby (¡que traía demos!).

Hoy en día cuando vas a una entrevista o ves una oferta de trabajo, normalmente te piden tener conocimientos de informática. Los que nos críamos en los 80 con nuestro Spectrum o Amstrad, podemos jactarnos de dominarla. ¿Cómo si no? ¡Cuántas horas pasamos programando! Si tenías el Amstrad seguro que tecleaste las ciento y pico líneas en Basic que tenía el "Rebotes", aquella versión básica del Arkanoid. Luego seguro que te arrancaste con el Bombardero que ya tenía unas 400 líneas (no lo recuerdo) y al final, lo más valientes, copiaron una a una todas las líneas del Amtello (o algo parecido), que era como un damero. Y después de copiar todas estas líneas, ponías "run" más Intro y ¿qué pasaba?

Pues efectivamente... ¡Syntax Error In Line 145! Y ala... a repasar el código. Y esto en el mejor de los casos. En otros, simplemente no funcionaba bien el programa y teníamos que detectar el error. Así aprendimos a programar y todos introdujimos nuestros propios cambios en el Rebotes y el Bombardero. ¿Y qué me dices de los trucos? Había juegos en los que sólo había que teclear cierta palabra. En otros debíamos escribir los Pokes. ¿Quién no soñó con hacerse con el diccionario de Pokes?

Y ahora que llega la Navidad, recordaremos cuando, de niños, comprábamos videojuegos. ¡El pack 5 Estrellas de Dinamic! El Target Renegade, La Abadía del Crimen, El Livingstone Supongo, Goody, Emilio Butragueño, Buggy Boy, Super Wonder Boy, Batman e Indiana Jones, Barbarian y así un largo etcétera de videojuegos que apenas ¡ocupaban 100 kas! ¡Un ka! Ahora ya hablamos de gigabytes y ya pronto sólo nos entenderemos en Terabytes. ¿Qué era un ka? ¡Diós mío!

¡Esto me recuerda que el Spectrum y el Amstrad tenían cinta! (salvo para cuatro afortunados que lo tenían en disco y en color). El resto de los humanos lidiábamos con cintas. El Super Test del Spectrum creo que era el juego que más tardaba en cargar: ¡15 minutos! ¡Y que no se te ocurriera pulsar una tecla mientras cargaba! Lo normal era esperar unos cinco minutos delante de la pantalla y escuchando ese ruido chirriante. Hasta tenía su propia lógica. Primero un pitido para cargar la pantalla principal y luego un largo ruido distorsionado que en el peor de los casos acababa con un ruido que significaba que el juego no había cargado. Con el Amstrad, para que me cargara un juego, recuerdo que probaba a subir y bajar el volumen y presionar la pletina en diferentes puntos; ejerciendo diferentes presiones. ¡Qué pena me dio que me dejase de cargar el Camelot Warriors!

Opera Soft sacó en los 80 la Abadía del Crimen, considerado el mejor juego español de la historia. Por muchos sigue siendo considerado el mejor juego de 8 bits en la historia del mundo del videojuego

Otra cosa que recuerdo con cariño era el intercambio de juegos. Había que ponerse siempre en contacto con alguien que tuviera una cadena con doble pletina, para grabarte los juegos. En una cinta de 60 minutos podías tener más de 15 juegos. Recuerdo la primera que conseguí: Harrier Attack, Spannerman, Ghost'n'Goblins, Saboteur, Kung Fu Master, Manic Miner, Match Point, Fantastic Voyage, Donkey Kong...

No es que me guste tirarme flores a mí mismo, pero en la calle, yo era el gurú de los videojuegos. Lo primero que le preguntaba a cada amigo o nuevo conocido era: ¿Tienes el Amstrad? Si no lo tenía, lo convencía para que lo comprase. En el colegio todos me pedían consejo para comprar uno u otro juego. Entre todos conseguíamos racionar nuestra paga y comprar cada uno un juego para no tener nadie el mismo repetido. Luego era cuestión de cambiarlos con tus amigos. O ir a cambiarlos en la tienda.

Sí. Reconozco que en mi barrio, fui yo quien cambió la política comercial de Alcampo. Compraba un juego, iba a casa y lo grababa. A la tarde volvía a Alcampo y lo cambiaba. ¡Antes no tenías que coger el mismo juego! ¡Podías coger otro! Y así varias veces. Luego mandabas a un amigo y después a otro. Así, por 875 o 1200 pesetas, te hacías con más de diez juegos. Pero aquí hablo del año 90. Antes de que existiera Alcampo y tiendas con videojuegos (yo soy de Ferrol), tenías que llamar por teléfono y pedirlos a Madrid, Barcelona, etc. A través de la Micromanía, podías ponerte en contacto con Mailsoft o Coconut. Me alegro de ver lo que creció Mailsoft. Ahora creo que lo hay en todas las ciudades (supongo que todavía existe).

25 años después, reconozco que al llegar la Navidad sigo teniendo la "necesidad" de comprar videojuegos o una consola nueva. ¡Es el regalo perfecto! Si yo fuera niño otra vez, no querría ningún juguete absurdo de los que te regalan. ¡Todo lo puedes hacer a través de los videojuegos y de forma más dinámica! Por esta razón, no puedo hacer otra cosa que agradecer los buenos ratos que me hizo pasar mi Amstrad con pantalla de fósforo verde (aunque me produjera 6 dioptrías). También tengo que agradecer los buenos ratos que me hicieron pasar los programadores de Dinamic, Opera Soft, Topo Soft, Elite, Ocean, US Gold, Accolade, Capcom y alguna casa que se me olvidará. ¡Ah! Y también debemos agradecer el buen trabajo de Erbe, que revolucionó el mercado de los videojuegos poniéndolos a precios asequibles.

Si has recordado con cariño estos años "mozos" y quieres recorrer de nuevo, por ejemplo, la Abadía del Crimen (el mejor juego español del mundo y de la historia), sólo tienes que buscar en internet Emuladores y Roms de Amstrad. Personalmente te recomiendo el CpcGamesCD porque trae los mejores emuladores y los juegos con una shell o pantalla de opciones, donde ves la foto del juego y sus datos.

Para los que no lo sepan aún, el emulador es un programa que simula, en este caso, un ordenador. Te encontrarás de nuevo con aquella pantalla de Basic 1.0 y hasta podrás teclear Run"Abadia, eso que ahora se consigue con un "doble click".

Antes de Windows, teníamos que teclear todas las instrucciones, desde el Run" hasta el Poke para vidas infinitas. ¿Qué era eso de Click?

Atentamente, Pablo Cesar Garcia - ALPHA OMEGA


Sobre esta noticia

Autor:
Pablocesargarcia (29 noticias)
Visitas:
7083
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.