Política 26/04/2012 18:31

La Peste Catalanista

La ultraderecha que es esgrimida como amenaza y bestia parda de la democracia ya ha asumido el poder. Y no lo ha hecho en Francia, Alemania o en la Moncloa sino en Generalitat Catalana

La ultraderecha que es esgrimida como amenaza y bestia parda de la democracia ya ha asumido el poder. Y no lo ha hecho en Francia, Alemania o en la Moncloa sino en Generalitat Catalana.

Quizá algunos me tilden de exagerado, otros simplemente de fascista, pues no tienen más palabras para aquellos quienes revelan lo que realmente son.

Puede que aún no sea la peste, pese a los intentos cuasi totalitarios de los nacionalistas por llegar a todos los ámbitos de la sociedad. Ya que aunque no consigan extender su epidemia del catalanismo o soberanismo (volvemos al vocabulario prerrevolucionario (la de 1789), lo que si logran es atacar los tejidos sanos de la sociedad y engangrenarlos o bien con la confusión o bien induciendo a la apatía ciudadana.

De este modo logran un proceso de incubación favorable para su cepa, con esperanzas de una buena reproducción vírica. Esperanzados, aguardan que la infección se vaya extendiendo por todas las vías posibles. Pues ellos pondrán todo de su parte, prensa, tv3, partidos políticos, manifestaciones unitarias, lamentables conclaves universitarios, etc...etc.…

Mientras nos inundan por activa y por pasiva con sus nauseabundas y reiterativas diatribas contra el gobierno central, al que llaman español, apoyan todas las medidas restrictivas y coercitivas de este. Y eso en el mejor de los casos, porque en cuanto a políticas retrogradas y represivas no les gana nadie.

No en vano, Artur Mas se ha presentado como President de la Generalitat (sin que nadie le llamara) en toda acusación contra detenidos por algaradas callejeras para conseguir penas de cárcel, sea con los “subversivos” del 15 M (especialmente odiados por los medios catalanistas (que aquí son todos) o contra los huelguistas para que recaiga sobre ellos el peso de la ley.

La regulación de Jorge Fernández Díaz para hacer de la manifestación, poco menos que un acto tolerado y no la acción de un derecho democrático ha tenido una entusiasta acogida por parte del gobierno catalán. El tratamiento y penas comparables con la Kale Borroka, ha gustado a Mas pero algo menos a esa calamidad llamada Felip Puig, que no ve adecuado el uso de un vocabulario perteneciente a otro tipo de conflicto. Las dos fuerzas políticas de hecho coinciden una vez más y demuestran cuanto les importan los derechos de los ciudadanos y cuanto ejercer su poder para sus respectivos fines. Ambas perspectivas, la destrucción y privatización del estado del bienestar, les unen. En el caso nacionalista con un uso de los medios y la educación nunca antes visto en nuestro país se pretende la consecución del poder omnímodo y el adoctrinamiento de la sociedad. . Aunque los convergentes y sus lacayos democristianos prefieren usar las palabras Catalunya, catalanes, pueblo catalán que son más neutras y menos tendenciosas ideológicamente

El mes de mayo que se prevé caliente en Barcelona, por la consecución de la reivindicación popular del 1 de Mayo, la reunión del BCE el 3 de Mayo, y con la manifestación global del 15 M ha puesto en marcha los motores de uno y otro compañero de baile conservador. Los amplios dispositivos policiales con un despliegue anunciado de más de 7000 policías y las amenazas de sanciones y castigo desproporcionados pretenden inocular el miedo entre la población. Un temor que sirva de antídoto a su gradual empobrecimiento, a su pérdida de derechos, a la negación de una verdadera libertad basada en la pluralidad, a inducir al me da igual, a mi esto no me afectan, estos son todos unos chorizos.bla, bla, bla. Hechos y palabras muy aplaudidas por los mismos que han originado y se lucran con esta crisis.

Y aquí hemos tocado hueso. Porque estos son históricamente los momentos en los que le nacionalismo catalán muestra su comportamiento más furibundo, por supuesto profundamente insolidario. Y es que mientras se defiende la subida de impuestos para los más ricos, pretenden abandonar a las regiones más desfavorecidas. No citaremos las capas sociales más deprimidas, ya que estas ni votan en Catalunya y rara vez son considerados catalanes. Excepto raras ocasiones como cuando se inaugura la Feria de Abril.

Pasada ya la ventolera de los 759 millones, ahora atacan con los 259 que les adeuda el estado. Eso sin decir los más de 2400 millones que adeuda Catalunya al estado central. Tan difícil es ver en esta sangría económica un posible escenario para la devolución de competencias.

Al parecer este ha sido el casus belli de las campañas de prensa ideadas y retroalimentadas de la prensa más rancia de Madrid y Barcelona que se han arrojado a la inquina regional para intentar conseguir una posición de fuerza respecto al apoyo a los presupuestos generales. Gran parte de lo escupido por la prensa madrileña sobre los comportamientos negativos y censurables de Catalunya son ciertos. De esta parte la habilidad es mínima y se ha recorrido a imaginarios desequilibrios fiscales y sonrojantes falta de inversiones. Evidentemente el PP, no necesita el favor de CIU, pero siempre va bien eso de prietas las filas, y sobre todo la contraprestación de favores. Ciu gobierna en Catalunya e incluso en Barcelona gracias al apoyo del PP. Pese a que ni TV3, ni ERC y mucho menos Cuní y su prole de la noche de los tiempos se hayan enterado de nada. Lo malo y que a buen seguro representará la consecuente hinchazón soberanista es que el PP tomara buena nota de esta negativa, que por cierto no era tal hasta ahora, pues los catalanistas les habían prometido su voto a favor. Nada mejor para sacar a relucir maltratos monetarios y lingüísticos causados por una democracia de mala calidad, la española.

Curiosa manera de llamarla, pero comprensible pues se han tumbado bastantes de sus triunfos, como el de la lengua de acogida, la ley de etiquetaje, una mínima parte del Estatuto, o el uso de la lengua en la escolarización. Todo ello contrario no sólo al sentido común y la realidad social, política y económica sino un verdadero atentado a toda legislación estatal democrática. Esa misma democracia que nos quitan día a día, al quitarnos derechos y hacernos cada día más sujetos a los vaivenes del capital y menos a la de nuestro trabajo, libertad y expresión intelectual.

El otro frente intocable junto a los héroes patrios es el de la lengua.

¿Si el catalán se ha impuesto en la enseñanza con un método absoluta y totalmente fascista siendo minoría sus hablantes que pasaría si esta fuera la más hablada?

Para conseguir eso, con un lenguaje autoritario plagado de mentiras ridículas y paralelismos tan infectos como las mentes pensantes que la han ideado se propugnan por una educación en la que el catalán este más presente en las aulas. ¿Más aún, siendo la lengua vehicular pese a las sentencias en contra? De esta manera el Govern apoyado por el feudal Ómnium cultural se suma a los esfuerzos por envenenar la convivencia y crear una amenaza donde sólo hay ventajas para sus tesis. Esta auténtica pústula cultural que es Ómnium recibe casi dos millones de euros al año en subvenciones. Mas la defendió públicamente. Alguien se imagina a Rajoy(es difícil, pensar en él hablando, lo sé) haciendo lo mismo con la Fundación Francisco Franco. Impensable, aunque esta “asociación” por llamarla de alguna manera recibe bastante más dinero público. Además del apoyo de TV3, el govern, Josep Guardiola y toda esa retahíla de subvencionados. De alguna manera se vuelve a cerrar el círculo, pues esta caterva racista y clasista fue creada por catalanes de Burgos. Sí, los mismos que pagaban al tercio del Montserrat, financiaban la “Santa cruzada” y las pacas contra todo sindicalista o campesino catalán que supiera leer.

En Catalunya como en el País Vasco, la impunidad y competencias de la policía excede con mucho las atribuciones del resto del país en cuanto a comportamiento represivo

Estos mensajes van calando, buena prueba de ello son las críticas coléricas de tintes claramente racistas (otro fet diferencial de hoy y de siempre del nacionalismo catalán) en los ataques contra Carme Chacón cuando abandonó la línea política catalanista y la defensa del imposible pacto fiscal. ¿Pero en qué cabeza cabe? Ella, como se ha atrevido. Un ejemplo del lumpen proletariado de extrarradio que se había integrado tan bien y al que “su” Catalunya había recibido con los brazos abiertos.

Esto ha sido visto con buenos ojos y apoyado por la insignificante rama catalanista del PSC que hace suyo el discurso de CIU y de ERC. A ICV mejor no dedicarle ni una palabra, dada la escasa relevancia intelectual y recorrido político de su eco guay jefe de filas que no supo responder a ataques de Mas como que el motivo de la destrucción de la URSS fue “su enorme gasto público” por no mencionar su adhesión a toda postura catalanista que ellos llaman progresista, cayendo de lleno en la retrograda telaraña nacionalista.

En Catalunya como en el País Vasco, la impunidad y competencias de la policía excede con mucho las atribuciones del resto del país en cuanto a comportamiento represivo. El trágico accidente en Bilbao que costó la vida a un seguidor del athletic, no mereció el menor comentario crítico por parte de los medios catalanes, a pesar que en esta comunidad también se usen balas de goma y gases lacrimógenos sin los muchos cortapisas o prohibiciones totales del resto de territorios estatales. Algo que también llama la atención es el elevado número de casos de corrupción para una policía tan joven y con pocas competencias en la lucha antidroga. Esta misma semana un mosso ha sido multado con 450 euros por agredir a una detenida. Por supuesto eso viene a ser los complementos salariales de los integrantes de este cuerpo, mucho más elevados que los de ámbito estatal. Que la detenida fuera inocente además de agredida no parece haber tenido más importancia. Los mossos siguen fieles a su “dorada” historia que hoy es sepultada por el nivel C y las cuatro barras.

El pasado 29 M de la huelga general, ese en el Felip Puig azuzó los miedos de los buenos ciudadanos y el celo de los antidisturbios con sus casi apocalípticos discursos de fuego, caos y terrorismo urbano, la incompetencia de la policía autonómica, no el volumen de la violencia hizo que una manifestación contra los recortes y el trabajo digno se criminalizase. Gracias a su torpe y desproporcionado uso de la violencia, que no evitó que se viera acorralada en algunos momentos, multitud de pacíficos manifestantes o transeúntes nos viéramos atrapados en una espiral de violencia, en la que se veía camiones de policía con las puertas abiertas de par en par disparando bolas de goma diestro y siniestro. Y encontrando blanco en cuerpos que caían al suelo como muñecos de trapo. O como las cargas en calles estrechas y el uso de gases lacrimógenos prohibidos en prácticamente toda Europa (incluyendo la Oriental) con un desprecio intolerable hacia la integridad física de los que por un motivo u otro estábamos en el centro de Barcelona. Signos que evidencian los métodos completamente inaceptables de la guardia de corps de los nacionalistas. Esta reacción y las detenciones posteriores, sobre todo la de la líder de CGT, encarcelada sin fianza hace de este cuerpo policial un instrumento repugnante de coacción, un insulto al ciudadano y un peligro para el desarrollo de cualquier acto democrático más allá de las votaciones entre la “busca y la viga”.

¿No es este acaso un síntoma de la ultraderecha?

¿Como si no puede llamarse a estos actos y a la inclusión de un espacio en la web de los mossos d’esquadra para la delación ciudadana? Gracias a esta iniciativa podrán grabarse a ciudadanos que cometen tropelías (el que los que juzguen sean ellos hace que esta lista tenga infinitas acepciones). Estas acusaciones obviamente serán seguidas por una rapidez y eficacia policial sin par. ¿Qué hay del tan cacareado derecho de la privacidad y la presunción de inocencia?

El respeto de muchos policías hacia sí mismos y la sociedad de derecho(o lo que nos queda) debería tumbar estas nuevas normativas, execrables en todos sus aspectos.

Otro ataque a la dignidad y salud pública es el recorte sanitario y educativo que ha emprendido la Generalitat, y que se ha visto defraudado por la “tibieza” del PP. Las medidas catalanas quieren sobrepasar en mucho la desaparición de las ayudas a los dependientes, y el euro por receta para profundizar en el copago. Aquí es imposible negar los burdos y groseros intereses de la cúpula de CIU, para repartirse el gran pastel de las mutuas. No en vano, el conceller de Salud era el presidente de una de las mutuas de salud privada más importantes de Catalunya. Y eso que no es de Lehman Brothers.

Otra vez chocamos con las mismas familias de prebostes que ocupan cargos sea en la Universidad, editoriales, los organismos económicos, las empresas o en los despachos de la administración pública y que enrocan el clima cultural e intelectual, asfixiando todo aquello que vaya en contra de sus intereses.

Creando así no sólo una ciudad de marca, un logro del marketing, sino también ahogando el espíritu cosmopolita para convertirla en su coto privado, en el que sólo se permite la efervescencia cuando sea en manifiestos a favor del Estatuto o en alardear de señas culturales propias, aunque sea traicionado su espíritu general. Sólo hace falta salir a la calle un Sant Jordi para comprenderlo. Pero eso poco importa a adormilada audiencia deTV3 que viene a ser tan inquieta y crítica como la de los canales 24 horas de teletienda o a los lectores de los periódicos más subvencionados de la Unión Europea.

Quieren hacer de Barcelona un parque temático del Catalanismo en la que la rosa del foc sea un recuerdo del pasado falseado en muchos libros y textos como una consecuencia de la pugna entre Catalunya????? y España y no de la lucha social.

Por eso y por el infinito hartazgo de un atropello a nuestros derechos, al sentido común, a la convivencia, a la dignidad del sistema democrático no cabe otra acción que salir y manifestarse contra estos taíficos reyezuelos el día 1 de mayo, el 3, el quince, y las veces que haga falta para que vean que no tienen carta blanca .Quieren imponernos su yugo privatizador antes incluso que lo hagan las políticas neoliberales de los poderes europeos y económicos, de las que son fieles devotos.

No obstante en su absurdo y demencial juego de victimismo nacionalista han llegado a acusar al PP de querer intervenir Catalunya. Por otra parte tanto Duran de Unió como Jordi Pujol (el que se cree President eterno y que no es más que una marioneta en manos del “soberanismo” de Mas han disculpado la penosa cacería del Rey. Mientras tanto ERC ladra furiosa, pero lo hace por lo que de español tiene el monarca, no por el derroche que viene a ser calderilla al lado del coche tuneado de Puigcercós o las visas parlament de sus diputados.

La misma mentalidad que en la edad media, que para ellos acabó en 1640, con sus vivas al rey y muera el mal gobierno. Mentalidad de señores, siervos y “botiguers” . La cepa vírica esta en pleno apogeo ahora veremos adónde llega el antídoto de la ciudadanía responsable. Creo que esto ya debe ser espacio para la reflexión del lector y su más que recomendable vacunación.