Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Osfechavez escriba una noticia?

Reseña: Te amo Ana Eliza

26/08/2009 17:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Película colombiana escrita, producida y protagonizada por Adriana Arango

Título: Te amo Ana Eliza

Director: Antonio Dorado, Robinson Díaz

¿Cuándo la ví?: Agosto 15 de 2009

Una joven rubia de la comuna logró asistir a la facultad de medicina, al parecer con mucho esfuerzo se convierte en la mejor estudiante pues sueña con sanar a la gente, pero su novio “Calvo”, el matón del barrio, no quiere que ella estudie pues él puede mantenerla. Después del escándalo de celos, Ana Eliza decide terminar el noviazgo. Calvo enloquecido y enmarihuanado mata al hermano y a la madre de Ana Eliza quien decide irse a otra ciudad con su otro hermano quien sufre de una extraña enfermedad mental.

En la capital buscan ayuda de la tía Estela propietaria de un prostíbulo. El socio de Estela intenta violar a Ana Eliza quien en el forcejeo le corta la cara. Desde ahí empiezan una serie de situaciones entre terribles y absurdas, en un mundo de violencia, droga, prostitución y venganza.

Después de muchas persecuciones y equívocos que pasan de lo tragicómico a lo grotesco, Ana Eliza encontrará el amor en Julian, la única persona que le prestará ayuda en la ciudad.

Adriana Arango produjo una especie de “película de autor”, con un guión inteligente, divertido y mordaz. Describe personajes crueles y caricaturescos en una atmósfera de novela negra muy refrescante frente al “realismo” imperante en la escena del cine colombiano. Evidentemente toca temas “actuales” pero desde la perspectiva humana del personaje Ana Eliza, en una metáfora sobre la violencia, el dinero, el poder, los vínculos familiares y obviamente el amor.

Antonio Dorado (El Rey) empezó a dirigir pero la productora cambió al director durante el rodaje, con el inconveniente de que el nuevo director Robinson Díaz (Bolívar soy yo) también actuaba en la película; así las cosas, con un director retirado, una productora-autora y protagonista y un director-actor; la película se ve claramente fragmentada y a veces acéfala.

La fotografía intenta reforzar la ubicación de las locaciones pero se ve discontinua e improvisada

Por ejemplo: Ana Eliza pierde su acento paisa de un momento a otro, pierde el aire de niña inocente de un plano a otro y en general no logra unidad dramática del personaje. La música “tropical”, la buena salsa de Yuri Buenaventura no se integra orgánicamente con el montaje. La fotografía intenta reforzar la ubicación de las locaciones pero se ve discontinua e improvisada y en general queda una sensación de incertidumbre sobre el lugar de los hechos, ¿En qué pueblo o ciudad sucede la historia?, ¿O son ciudades imaginarias donde habitan esos extraños personajes?.

El principal logro de Te amo Ana Eliza es narrar una historia compleja pero compacta, con personajes disímiles en una especie de comic urbano. Es arriesgarse a una narrativa “personal”, usando recursos audiovisuales interesantes como la distorsión del audio para resaltar algunos textos. Es jugarle a los excesos de la fantasía-realidad tan dolorosa y risible de este país.

El otro logro es armar un equipo de producción “independiente” para narrar una historia que obviamente era necesaria para la autora. Terminar la película en contra de las adversidades y la presión “comercial”, también gracias al elenco con amplia trayectoria en teatro, cine y TV quienes le dan seriedad y verosimilitud a los personajes, aún en la clave cómica, farsesca y exagerada que les pedía la historia.

Después de las escenas de tortura, de traiciones, de matones justicieros, de tanta muerte absurda; Ana Eliza logra entrar a la especialización en cirugía, el médico profesor le pregunta "usted si resistirá o si se desmallará con la primera gota de sangre que vea, como todas la mujeres" y la joven médica le responde: ¿Acaso cuánta sangre tengo que haber visto para operar con usted doctor? Y así la metáfora de fondo queda develada.

Adriana Arango produjo una especie de “película de autor”, con un guión inteligente, divertido y mordaz

Las imágenes fueron tomadas de: www.taringa.net

www.felipechavez.tk


Sobre esta noticia

Autor:
Osfechavez (29 noticias)
Visitas:
13797
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.