Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

América Latina espera que la cumbre permita a Obama acercarse más a la región

16/04/2009 20:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La V Cumbre de las Américas comienza mañana en Trinidad y Tobago con unos objetivos muy claros por parte de Latinoamérica: conseguir que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abra espacios para un mayor acercamiento con la región y lograr una clara apertura hacia Cuba, único país que no estará presente en el encuentro.

Este es el primer encuentro al que asistirá Obama donde tendrá la oportunidad de verse cara a cara con todos su vecinos del continente, lo que ha generado una enorme expectativa por los resultados que se obtendrán en el documento final, cuyo contenido no ha logrado aún un consenso entre las 34 naciones participantes.

Los mandatarios han manifestado sus esperanzas y a la vez su escepticismo ante una posible transformación de la política norteamericana hacia la región, y esperan que sea esta reunión la que deje clara cuál será la postura de Obama, quien aún no lleva tres meses en el poder pero que ya ha desvelado signos de su interés por mejorar las relaciones con Latinoamérica que se deterioraron durante el Gobierno de George W. Bush.

Tanto es así, que Obama ya ha solicitado a su homóloga chilena, Michelle Bachelet, que convoque para el sábado por la mañana una reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Guyana, Surinam, Chile y Panamá, éste último como estado observador.

El mandatario estadounidense ha prometido que en el foro presentará una propuesta de mantener una relación de "igualdad" con todos los países de América que estará orientada hacia un nuevo papel de esta potencia en la región.

El secretario de Estado adjunto para América Latina, Thomas Shannon, dijo hace unos días que el Gobierno norteamericano llegará a este encuentro con el objetivo de "ayudar a poder desarrollar" estrategias comunes y sin la intención de imponer posiciones.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Miguel Insulza, aseguró recientemente que las naciones presentes buscarán "no presionar demasiado" a Obama con temas que "todos sabemos que no se pueden resolver hoy", aunque aclaró que ésta no será la actitud de algunos mandatarios que insisten en ver resultados a corto plazo.

EL TEMA CUBANO

Son muchos los asuntos que abordará la cumbre de Trinidad y Tobago que estará enfocada en la integración regional con miras a superar en conjunto la crisis financiera. Pero el tema que en definitiva acaparará una buena parte de las sesiones será la situación actual de Cuba.

Algunos líderes, especialmente los más cercanos al régimen de Raúl Castro, no han dejado escapar la oportunidad para hacer llegar a Obama un mensaje muy claro de que es necesario modificar la postura que durante casi 50 años ha mantenido hacia La Habana, la cual a obligado a otros países a formar parte de ese cerco.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, es uno de los que más ha reiterado la idea de levantar el embargo económico impuesto por Estados Unidos desde 1962, lo cual ha sido secundado por su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega.

El mandatario brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, quien además ha sido intermediario entre Obama y Chávez, ha expresado que Cuba es un "caso sensible" en el continente, pero que tiene que ser afrontado en un contexto que permita generar soluciones.

Las naciones amigas de la isla serán quienes aboguen ante Obama por un nuevo rumbo en las relaciones bilaterales, ya que Castro no podrá asistir a la cumbre debido a que La Habana no forma parte de la OEA desde 1962.

Pero los aliados a Castro no han sido los únicos en expresar su deseo de un cambio radical de políticas hacia la isla. En la OEA Insulza ha dicho que le gustaría "ver una Cuba sin el embargo, dentro de la OEA y profundamente democrática".

Lo que sí es seguro es que el debate saldrá al aire apenas unos días después de que el Gobierno estadounidense ordenara levantar las restricciones de los viajes a Cuba y del envío de remesas, iniciativa que ha sido acogida por La Habana con cierto recelo alegando que la prioridad es suspender el bloqueo.

El asesor de la Casa Blanca para la cumbre continental, Jeffrey Davidow, ha dicho que Obama no evadirá el tema cubano si el resto de los gobernantes participantes abordan esta situación, aunque expresó que sería "desafortunado" que ese asunto sea el que domine la agenda.

OTROS TEMAS

Aunque la V Cumbre de las Américas ha tenido en la opinión pública una orientación mucho más política, en realidad el objetivo central no es otro más que buscar estrategias comunes encaminadas a lograr la "prosperidad humana, la seguridad energética y la sostenibilidad ambiental".

El borrador de la llamada Declaración de Compromiso de Puerto España, varias de cuyas propuestas han sido rechazadas por algunos mandatarios, señala que el encuentro "se centrará en desarrollar soluciones factibles que respondan a los desafíos que enfrenta el hemisferio y en proporcionar resultados tangibles y medibles para todos los ciudadanos".

La erradicación de la pobreza seguirá siendo, como en ediciones anteriores, el principal desafío para la mayor parte de estos países. El documento expone que aún persisten "profundas desigualdades" que mantienen en el umbral de la pobreza extrema a más de 96 millones de personas.

"Casi 400 millones continúan sufriendo alguna forma de discriminación y 22 millones de jóvenes no trabajan ni estudian", añade el texto redactado el año pasado que deberá ser ratificado por los 34 países durante el desarrollo de la cumbre que se extenderá hasta el 19 de abril.

Otros asuntos que tendrán también un espacio en la agenda son la cooperación energética, la consolidación de la democracia, la ampliación de los espacios comerciales, el cambio climático, el comercio ilegal de armas, el crimen organizado y la lucha contra el narcotráfico, entre otros.

El conflicto armado en Colombia podría conseguir un espacio mañana en el debate multilateral. La Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pidieron ayer que se aprovechara esta reunión para establecer "caminos civilizados" que permitan lograr la paz en ese país, mediante la "concreción de un acuerdo humanitario que posibilite un intercambio de prisioneros de guerra y trabaje por proteger a la población civil de los efectos de la confrontación militar".

Los guerrilleros se declaran "esperanzados" ante el inminente foro y reclamaron que los países iberoamericanos asuman una "multipolaridad genuinamente solidaria y pulcra en el respeto de la soberanía de naciones".

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, estará presente y, aunque no ha revelado si hablará de la guerrilla, podría ser éste un tema inevitable considerando que aún no ha restablecido relaciones diplomáticas con Ecuador, tras el bombardeo del Ejército colombiano a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano en marzo del año pasado, donde murió el 'número dos' de ese grupo rebelde Raúl Reyes.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1545
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.