Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Canal Freak escriba una noticia?

"Amelia"

11/04/2010 16:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta semana no todo es suspenso e Islas Siniestras. Fox nos trae una aventura femenina que ya es legendaria: la odisea de Amelia Earhart, una de las más grandes heroínas de la aviación. Es por eso que, y para no ser menos, escribo esta reseña a unos 10 mil pies de altura, a bordo de un avión. Desde el aire, vuestro humilde comentarista revisa para Uds. la historia de la mujer que cruzó los cielos, "sin spoilers, sin verdad absoluta".

Personalmente, siempre me ha fascinado la historia de Amelia Earhart, especialmente su desenlace (del cual hablaré aquí, ya que no considero que sea más un spoiler que decir que el Titanic se hunde al final, y la desaparición de la mujer aviadora es tan legendaria y famosa como misteriosa) y siempre me alegro de verla retratada en pantalla, ya sea en películas biográficas como esta, parodias y homenajes como en "Una Noche en el Museo 2" (donde fue uno de mis puntos favoritos), o mencionada en misteriosas teorías de conspiración y alienígenas (con decir que hasta hay gente que piensa que ella y su navegante terminaron en la isla de Lost, convertidos en los misteriosos "Adán y Eva"). Viendo la vastedad del cielo desde mi ventilla en este momento (así es, no era broma lo del avión, y me pondré algo profundo a ratos) comprendo los hambres de esta mujer exploradora e, igual que muchos, me pregunto por los enigmas que fueron su vida entera y su destino final. Por eso, esperaba con ansias una película que estuviese a la altura del personaje. En este caso, "Amelia" tiene varios puntos a su favor. Primero, un reparto sólido encabezado por la laureada Hillary Swank ("Million Dólar Baby"), Richard Gere ("Chicago") en el papel de George Putnam, representante y eterno enamorado de Amelia, e Ewan McGregor ("Star Wars") como el intrépido Gene Vidal, completando un bullado triangulo amoroso y de paso develando la clave de esta "Amelia": esta es totalmente una película de chicas, sobre chicas y, lo más importante, hecha por una chica. Se aprecia enormemente una mirada femenina (la de la directora Mira Nair) en un tema femenino sobre un estandarte y valuarte de las mujeres. Por eso no ha de extrañar que todo aquello gobierne finalmente aquí: la lucha de una mujer en un mundo de hombres y el amor con sus ires y venires priman por sobre la aviación y la aventura, que se presentan simplemente como un hilo conductor a los episodios más personales de la aviadora. Eso vuelve a "Amelia" en un relato calido e innegablemente femenino, pero lamentablemente, la vuelve de paso una cinta más bien convencional: no corre grandes riesgos ni en su banda sonora, ni en su ambientación (aunque es pulcra y vibrante como en todo filme de época), ni en su guión, ni en su tratamiento visual (especialmente hacia los minutos finales, donde más potencial creativo presenta la historia). En resumen, es lo que los críticos llaman una cinta "correcta", sin que eso sea algo malo, aunque siempre nos hace quedar con la esperanza de un poco más. Una cinta algo inspiradora, algo emocionante, sin serlo completamente del todo, quizás incompleta como la vida de la Earhart misma. Eso es "Amelia".

Entonces, si disfrutan un buen relato sobre mujeres luchadoras con toques de romance y un saborcito de aventura, esta es una buena oportunidad. Yo vuelvo a mi ventanilla dejándoles el consejo de siempre a 10 mil pies de altura: No importa lo que escuchen ni lo que lean, siempre vean y sean sus propios críticos.

Inti Carrizo-Ortiz


Sobre esta noticia

Autor:
Canal Freak (2335 noticias)
Fuente:
canalfreak.cl
Visitas:
6489
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.