Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro A. Gómez R. escriba una noticia?

Amar ... (¿es así?)

07/04/2011 16:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sabemos que el Amor salva, sana, pero a veces "amamos" y lo que nos produce es dolor. Mejor y nos replanteamos el concepto ¿no?

... A la pregunta de «¿Qué mandamiento es el primero de todos?»

[29] Jesús le contestó: «El primer mandamiento es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es un único Señor. [30] Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu inteligencia y con todas tus fuerzas . [31] Y después viene este otro: Amarás a tu prójimo como a ti mismo . No hay ningún mandamiento más importante que éstos.» Mc. 12, 1 - 44

Amar al Señor tu Dios con todo tu ser Y amar a tu prójimo como a ti mismo ... suena bonito, suena real, pero ¿cómo se digiere eso?

Pasamos la vida escuchando que debemos amarnos, que el amor es lo único que puede salvar al mundo, nos esforzamos como nadie y posiblemente, a estas alturas de la vida, creemos que lo hemos estado haciendo bien.

Debemos preguntarnos: Ese amor en el que creo, el que practico con Dios y con los demás ¿me ha salvado a mí mismo? ¿me ha bendecido? ¿estoy en paz con mi realidad, con mi situación? Allí está la respuesta de si lo hemos hecho bien o no.

El Amor definido en estos dos mandamientos dados por el Señor Jesús está establecido de esa forma porque debe ser un Amor que cumpla ambas premisas a la vez. No hay un amor para Dios y un amor para tu prójimo; es un mismo Amor . Es por esto por lo que debemos descubrir cómo es ese sentimiento de amar que satisface a la vez tanto a Dios como a tu prójimo (y por supuesto a ti mismo).

El Amor a Dios debe estar marcado por el respeto hacia Él; por el hacer caso y creer en sus palabras, en sus promesas; debe pasar por no subestimarlo, por no creerlo incapaz, ¿estamos de acuerdo? Hablemos ahora de algunas cosas que aprendemos y que debemos creer y respetar (cosas básicas):

  • > > > Dios todo lo puede, todo lo sabe y está en todas partes.

  • > > > Dios es nuestro Padre-Creador: NOS CREÓ Y NOS DA SUSTENTO DE VIDA y apoyo, como buen padre.

  • > > > Dios nos Ama como a nadie: a cada uno de nosotros y de forma individual; esto plantea NUESTRA IGUALDAD ANTE LOS OJOS DE DIOS, ‘ el sol sale sobre justos y pecadores’ .

  • > > > Dios, como buen padre, no puede ser ni excluyente ni selectivo, su amor es infinito y no tiene porqué limitarlo ni racionarlo.

  • > > > Dios NOS REGALÓ A TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS el ‘ Libre Albedrío’ (término contextualizado por Santo Tomás de Aquino) como un regalo para nuestro propio crecimiento personal.

  • > > > Dios prometió estar con TODOS y CADA UNO DE NOSOTROS siempre y en cada momento, a través de Jesús (Mt 28, 18-20) o con la certeza generalizada en todas las religiones de que Dios está en todas partes, todo lo sabe y todo lo ve.

Estos sencillos párrafos presentan ideas que de alguna forma debemos respetar y no dudar, en caso que creamos en ese Dios que dibujan. Si no es así mejor pasa la página y no sigas leyendo. La confianza en tu Dios, la certeza que estas cosas son así, es parte del Amarlo.

Se plantea como consecuencia que Dios quiere para nosotros la FELICIDAD verdadera. Estar en Presencia de Dios (y no hablo de presencia física, ni espiritual después de la muerte) produce un estado de Felicidad sin condicionamiento, sin importar nuestra situación momentánea, ya que Dios está dentro de nosotros (no fuera).

Entonces el Amor que le debemos a Dios de alguna forma debería respetar todo lo anterior, y debería ser el mismo Amor que le diéramos a nuestros semejantes y a nosotros mismos. Para hacerlo sencillo, permítanme plantear actitudes con nuestros semejantes que NO corresponden al Amor de Dios :

Sobreprotección.

Cuando amamos a alguien es común que intentemos estar al lado de esa persona intentando cambiarle la vida. Queremos aliviarle sus malestares y eso está bien, pero no a costa de nuestro propio bienestar.

Si son niños, es lógico que el cuido sea mucho más cerrado y cauteloso, pero mientras se va creciendo el ‘ libre albedrío’ debe pasar a protagonizar nuestra experiencia. Tenemos que entender que Dios nos dio el libre albedrío para poder caminar a nuestro propio ritmo, un ritmo que Él está cuidando y monitoreando (¿o creemos que nosotros podemos hacerlo mejor?)

Cuando queremos que nuestro prójimo actúe de cierta manera que a nosotros nos parece correcta (‘ para que le vaya bien’ , según nuestro criterio), lo estamos sobreprotegiendo. Podemos aconsejar, dar nuestro punto de vista, mostrar nuestra experiencia de vida, pero si tratamos de interceder más allá, estaremos bloqueando Leyes Universales que se deben ejecutar en él; estaremos intentando cambiar su ritmo de aprendizaje; y en resumen estaremos subestimando el cuido y la inteligencia de Dios que, si recordamos, es su Padre tanto como lo es nuestro. ¿O es que acaso creemos que podemos guiar mejor que el mismo Dios las acciones de nuestro prójimo?

El tratar de interceder y echar por tierra Leyes Universales como lo son la Ley de Atracción y la sub-ley de Causa y Efecto, intentando mitigar sus acciones en personas a las cuales se le están aplicando, trae graves consecuencias para quien lo intenta. Y por eso no quiere decir que Dios es malo, porque ambas leyes tienen su parte muy positiva. De igual forma se podría decir que alguien que intente interferir con la felicidad o quitarle las bendiciones merecidas de alguien por esas mismas Leyes Universales, correrá con las mismas graves consecuencias. Lo que es igual no es trampa.

El problema de la ‘ elección’ por libre albedrío es que la mayoría de las veces es una escogencia inconsciente, nacida de la desinformación y de la ignorancia. Por eso lo mejor que podemos hacer por alguien es aconsejarle, ayudarle a ver la vida con otros ojos, es plantearle situaciones, pro y contras; pero después de eso hay que dejarle actuar y respetar en todo momento lo que decida hacer; luego a pesar de lo que salga, AMARLE (al final definiré esta palabra de forma sencilla)

Pero no se malentienda. ‘ No sobreproteger’ no es igual a ‘ abandonar’ . No sobreproteger es acompañar siempre, es estar al tanto para dar un consejo, para dar una ayuda dentro de nuestros límites y capacidades, es seguir acompañando, respetando siempre las decisiones del otro. Si hacemos estas cosas estaremos honrando a los tres actores: a tu prójimo, a Dios y a ti mismo, todos respetándose y sin interferirse unos con otros.

Si estás intentando ‘ ayudar a alguien’ y te sientes frustrado y cansado, mejor y asumes que lo estás haciendo mal, porque es con ese mismo malestar que Dios te está diciendo a gritos que ‘ NO TE METAS’ ya que estás intentando evitar que Leyes Universales hagan su labor en ese alguien, bien sea porque hay cosas que tienen que suceder o bien sea porque no tienes las herramientas para ayudarle.

Críticas.

De igual forma la crítica no es nunca una forma de amar. No ha crítica positiva. El ‘ echar en cara’ los errores sin que se nos pida nuestra opinión expresamente, es una actividad que más allá de ayudar, deprime y logra la auto condena en la propia persona.

El darse cuenta de los errores, produce un decaimiento de ánimo de la cual nace la duda de la propia capacidad; y este sentimiento destruye cualquier vestigio de felicidad. Es una forma de mejorar, claro, pero la felicidad actual queda relegada.

El no criticar pasa por Amar a Dios. Si Amamos a Dios, debemos entender que:

  1. 1. Las decisiones y actuaciones de cada uno de nosotros están siendo vistas y de controladas por las Leyes de Dios. Él no puede estar equivocándose o distrayéndose en algunos casos; no lo subestimemos. Que no entendamos el porqué pasan las cosas no quiere decir el Él esté equivocado.

  2. 2. Cada uno de nosotros tiene el Libre Albedrío como regalo de Dios y todos tenemos derechos a actuar según nuestras decisiones. Si nos equivocamos afrontaremos nuestras consecuencias y si acertamos disfrutaremos de nuestra propia gloria; tenemos el derecho ¿no? Es la forma de mejorar y crecer.

  3. 3. Podemos ayudar a Dios mostrándole a nuestro prójimo pro y contras de ciertas acciones, según nuestra propia experiencia, pero respetando siempre su Libre Albedrío.

Dios nos quiere Felices, en eso sí podemos ayudarle a Dios con nuestro prójimo, pero respetando los puntos anteriores. Si Dios quiere que nuestro prójimo sea feliz, ayudemos procurándole al otro espacios de felicidad, seamos herramientas del mismo Dios.

Si quieres AMAR a tu prójimo, ocúpate no de criticarle, ni de corregirle, ni de llevarle de la mano; únicamente bríndale instantes de felicidad real; instantes donde él pueda agradecer a Dios. Eso produce automáticamente felicidad en ti, retribuyéndose automáticamente en bendiciones.

Esta forma de AMAR es totalmente incondicional, ni si quiera se persigue corregir, ni enmendar, ni mostrar errores, ni premiar. Cuando la logras ejercer, descubres que este AMAR es SIEMPRE TOTALMENTE RETRIBUIDO, porque sale de tu corazón y es allí donde lo sientes al mismo momento de brindarla.

Un simple abrazo sin razón, una merienda con helado, una caricia incondicional, un chiste, una charla alegre que le haga olvidar un problema, un alago sincero; cosas que no nos cuentas mucho y que valen todo un tesoro delante de los ojos de Dios.

Amar a tu prójimo como a ti mismo’ significa ‘ procurarte y procurarle a tu prójimo momentos de legítima felicidad, donde ambos puedan sentir agradecimiento hacia Dios de forma total e incondicional’ . Esto definitivamente es lo único que nos puede salvar.

Namasté

Pedro A. Gómez Ruzzo. Master Reiki Usui-Tibetano, Karuna Ki Original: Marzo, 05 del 2011 msn: pgomez777@hotmail.com http://e-reiki.ning.com

http://www.reiki.org.ve

Twitter: @eReiki


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro A. Gómez R. (23 noticias)
Visitas:
8582
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.