Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Alzheimer: la vacuna en forma de parche y el examen de la retina llegan en ayuda de los médicos

27/09/2010 12:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta enfermedad llega casi a la condición de epidemia a edad cada día más baja. Todo se ensaya para combatir las placas de amiloides causa del mal

Una nueva vacuna contra el mal de Alzheimer, en forma de parche, ha demostrado ser efectiva y segura en animales.

El parche fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Florida del Sur, en Estados Unidos, y probado en ratones.

Según el estudio, la vacuna transdérmica logró retirar las placas perjudiciales que se forman en el cerebro relacionadas con el Alzheimer.

Los científicos dicen que el parche podría ser una forma simple de proteger o tratar a la gente contra la devastadora enfermedad neurodegenerativa.

Y el parche en la piel parece tener menos probabilidades de provocar reacciones inmunológicas adversas en el organismo que una vacuna convencional con aguja.

Según los expertos, el estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, es "potencialmente muy prometedor".

"El impacto que tendría esta vacuna, si llegara a demostrar su efectividad en seres humanos, sería enorme", dijo a la BBC el doctor Jorge González, profesor del Departamento de Neurología de la Universidad Católica de Chile.

Placas amiloideas las enemigas del cerebro

La enfermedad de Alzheimer está relacionada con la formación de una proteína llamada beta amiloidea. Esta proteína se acumula en placas que dañan el cerebro.

La nueva vacuna, que sería suministrada a través de la piel, funciona estimulando al sistema inmunológico para que reconozca la proteína beta amiloidea, la ataque y la destruya.

"Desde hace algún tiempo se están probando vacunas con las que el organismo aprenda a defenderse con su propio sistema inmunológico y logre remover del cerebro esa placa amiloidea anormal", afirma el doctor Jorge González.

"Y los resultados han sido muy espectaculares en modelos de animales". "Pero los problemas surgieron cuando esas vacunas se utilizaron en humanos", agrega el experto.

En efecto, una investigación anterior de una vacuna inyectable contra el Alzheimer fue suspendida indefinidamente cuando las pruebas clínicas iniciales causaron inflamación cerebral y muerte en un pequeño porcentaje de pacientes.

Además, la vacuna produjo una reacción auto inmune, que ocurrió cuando las células inmunes atacaron agresivamente las propias proteínas del organismo producidas por la vacuna.

"La pregunta que surgió entonces -dice el doctor González- fue cómo lograr que el organismo elimine esas placas, pero sin producir una respuesta tan agresiva".

"Y es por eso que se han seguido explorando nuevas vías de administración", señala el neurólogo.

El parche no es fácil de aplicar a los ratones

En el nuevo estudio, los investigadores probaron el parche de ratones con una degeneración cerebral relacionada a la edad similar al Alzheimer.

"Si se llegaran a demostrar eficacia en humanos esta vacuna tendría un gran impacto en la salud de la humanidad".

Descubrieron que éste no provocaba los mismos efectos tóxicos que la vacuna inyectada.

El equipo sugiere que las células inmunes especializadas que se encuentran en la piel, llamadas células de Langerhans, podrían dirigir al organismo a responder positivamente a la vacuna.

Según los expertos, es la primera vez que se logra demostrar que una inmunización a través de la piel podría ser efectiva contra el Alzheimer.

Los investigadores planean llevar a cabo más pruebas para ver si el parche transdérmico puede reducir la pérdida de memoria en los animales con Alzheimer.

Asimismo, van a estudiar si la vacuna puede reducir la carga "senil" de placas cerebrales.

Si los estudios muestran beneficios cognitivos claros, dicen los científicos, se podrán llevar a cabo pruebas clínicas para evaluar el parche transdérmico o incluso una crema en pacientes con Alzheimer.

"Si se llegaran a demostrar estos beneficios en seres humanos -dice el doctor Jorge González- esta vacuna tendría un impacto impresionante en la salud de la humanidad".

"La población envejece cada vez más y esta enfermedad afecta hoy por lo menos al 5% de los mayores de 65 años".

Los ojos son espejo del alma y ahora lo son también del alzheimer. La retina coloreada con puntos verdes es un indicativo eficaz para los oftalmólogos

"Y por cada paciente que logremos rescatar de Alzheimer, estaremos rescatando a una familia de la devastadora enfermedad", afirma el experto.

Otra medicina contra el Alzheimer aún no aprobada

Un grupo de investigadores de la Universidad Rockefeller de Nueva York (EE.UU.) encontró una sustancia capaz de inhibir de forma selectiva la producción de la proteína beta-amiloide, que forma las placas características de la enfermedad del Alzheimer.

Las placas amiloides -ampliando la información general que dabamos antes- se forman por la acumulación de la proteína beta-amiloide, fabricada por la enzima gamma-secretasa. Cuando se descubrió este mecanismo, muchos creyeron que inhibiendo la acción de este catalizador desaparecerían estos dañinos depósitos.

El grupo de investigadores ha descubierto que un antitumoral llamado Glivec, su nombre comercial, disminuye la producción de todas las formas de beta-amiloide sin afectar a la producción de otras moléculas. Su forma de actuar consiste en impedir que una molécula llamada GSAP interactúe con la gamma-secretasa.

De este modo, la 'acción amiloide' de la enzima se bloquea mientras las demás siguen funcionando. A pesar del avance, no se puede emplear para tratar los enfermos de Alzheimer -más de 30 millones en el mundo- porque existe un inconveniente: la molécula GASP es incapaz de traspasar la barrera hematoencefálica (la que 'filtra' qué sustancias pueden entrar en el cerebro).

Por eso, los investigadores tendrán que desarrollar otros compuestos que tengan la habilidad de pasar esa barrera y, si tuvieran éxito, se podría revolucionar el tratamiento de la enfermedad. Quizás según los profanos la forma de atravesar la barrera sería emplear el parche en vez de una vacuna inyectable.

Cuando la oftalmología viene en ayuda del alzheimer

El Alzheimer "se detecta" por los ojos; una simple prueba de la vista podría detectar la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos antes de que aparezcan los síntomas, afirman científicos británicos. Las células moribundas se observan como puntos verdes en la retina del ratón.

La técnica utiliza marcadores fluorescentes que se adhieren a las células moribundas. Éstas son un primer indicio de la muerte celular en el cerebro y pueden ser vistas en la retina.

La investigación está siendo llevada a cabo en ratones pero se planean ensayos clínicos en humanos, dicen los investigadores de la Universidad de Londres.

El objetivo, agregan, es que este trabajo pueda conducir a una prueba disponible en las clínicas de oftalmología para detectar el Alzheimer entre el público general.

La investigación, publicada en la revista Cell Death and Disease (Muerte Celular y Enfermedades), podría permitir a los científicos superar la dificultad que actualmente enfrentan para investigar lo que está ocurriendo dentro del cerebro de quienes padecen Alzheimer.

Las células se ven como puntos verdes gracias a un tinte fluorescente.

La profesora Francesca Cordeiro, quien dirigió la investigación en el Instituto de Oftalmología de la Universidad de Londres, afirma que "pocas personas saben que la retina es una extensión directa, aunque delgada, del cerebro".

"Por eso es totalmente posible que en el futuro una visita a un oftalmólogo para examinar nuestra visión podrá también permitir revisar el estado de nuestro cerebro".

"Espero que este análisis para Alzheimer esté disponible en todas las clínicas dentro de cinco años" dice la investigadora.

Agrega que la investigación podría ayudar también a ver cómo progresa la enfermedad comparando, con semanas de diferencia, la muerte celular retinal.

"Actualmente el mayor obstáculo en la investigación de nuevos tratamientos para enfermedades neurodegenerativas es la falta de una técnica con la cual pueda analizarse la respuesta del cerebro a esas nuevas terapias" expresa la científica. "Esta técnica podría potencialmente superar este problema".

Se espera que los primeros ensayos con humanos para probar la técnica comiencen a fines de año.

Tal como señala Rebecca Wood, de la organización Alzheimer Research Trust, "estos resultados tienen el potencial de transformar la forma como diagnosticamos el Alzheimer".

"Si detectamos la enfermedad en sus primeras etapas, podríamos tratar y revertir la progresión de la enfermedad a medida que se desarrollan nuevos tratamientos".

Los expertos creen que para el año 2050 más de 115 millones de personas sufrirán demencia en el mundo.

Temas afines: "La ciencia descubre el gen FTO que hace comer en exceso. El secreto de flacos y gordos"


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1254 noticias)
Visitas:
15411
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.