Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Noticiaactual escriba una noticia?

Alta tensión: Corea del Norte y EEUU mueven tropas en la península coreana

27/05/2009 16:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Corea del Norte advirtió este lunes que "habrá guerra" si se intercepta su satélite de comunicaciones que planea lanzar, al tiempo que anunció la suspensión de la red militar de comunicaciones con Corea del Sur, informó la agencia surcoreana Yonhap

La península coreana vuelve a calentar el tablero mundial con un rebrote de escalada militarista de EEUU con el régimen norcoreano que esta vez amenaza con el lanzamiento de nuevos misiles y la instalación de un satélite.

COrea del Norte advirtió este lunes que "habrá guerra" si se intercepta su satélite de comunicaciones que planea lanzar, al tiempo que anunció la suspensión de la red militar de comunicaciones con Corea del Sur, informó la agencia surcoreana Yonhap.

El aviso del régimen norcoreano coincide con el inicio este lunes de las maniobras militares conjuntas anuales entre Corea del Sur y EEUU, consideradas por Pyingyang como un ensayo de ataque a su país.

"Vamos a responder a cualquier acto de interceptar nuestro satélite con fines pacíficos con un ataque militar más potente", aseguró un portavoz norcoreano citado por la agencia oficial de noticias KCNA.

"Disparar a nuestro satélite de fines pacíficos significaría la guerra", agregó, de acuerdo con la agencia surcoreana Yonhap.

Corea del Norte calificó a las maniobras -que involucran la participación de decenas de miles de militares- de provocación peligrosa y anunció que sus fuerzas armadas están en alerta de combate a fin de defender la nación.

Además, advirtió que cualquier intento de dispararle a su satélite -que sostiene va a lanzar- significaría la guerra.

Unos 50.000 efectivos estadounidenses y surcoreanos participarán de los ejercicios militares durante 12 días, en lo que ambos países afirman es un ensayo para defender la península, indica el corresponsal de la BBC en Seúl, John Sudworth.

EEUU y Corea del Sur creen que Pyongyang puede estar preparándose para probar un misil de largo alcance bajo la fachada del lanzamiento de un satélite, señala el corresponsal.

Además, ambos países calculan que dicha prueba tendrá lugar a fines de marzo o principios de abril.

El viernes, líneas aéreas comerciales surcoreanas trazaron nuevas rutas para algunos de sus vuelos, después de que Corea del Norte anunciara que no podrá garantizar su seguridad.

Corea del Norte exigió la semana pasada durante la reunión militar con el comando de la ONU, liderado por EEUU, la suspensión de esas maniobras conjuntas al considerarlas un preludio de invasión a su país.

Pyongyang dijo el jueves que no puede garantizar la seguridad de los aviones civiles surcoreanos que sobrevuelan su territorio, en protesta por estas maniobras militares.

La tensión entre las dos Coreas se intensificó durante las últimas semanas desde que Pyongyang anulara en enero todos los acuerdos de no confrontación política y militar con su vecino del Sur.

El representante especial de EEUU para Corea del Norte, Stephen Bosworth, se reunirá este lunes en Seúl con el ministro de Exteriores, Yu Myung-hwan, y el de Unificación, Hyun In-taek, para abordar la cuestión.

Técnicamente, ambas Coreas están en guerra, puesto que no existe un acuerdo de paz desde la confrontación bélica de principios de los 50.

La última decisión norcoreana de anular todos los acuerdos militares y políticos con Corea del Sur abre nuevamente la posibilidad de un conflicto en una de las fronteras más militarizadas del mundo.

Algunos analistas afirman que se trata, sobre todo, de un mensaje para el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Washington busca el desarme nuclear norcoreano, y Pyongyang ha usado por años la amenaza atómica para extraer concesiones estadounidenses, sobre todo en términos de descongelamiento diplomático.

El viernes pasado, en Tokio, el emisario estadounidense Stephen Bosworth exhortó a Pyongyang a renunciar al lanzamiento previsto de su cohete, bien sea de un satélite o de un misil.

"Hemos convenido que sería preferible que Corea del Norte no lance un cohete, ya se trate de un satélite o de un misil", declaró tras entrevistarse con el ministro japonés de Relaciones Exteriores, Hirofumi Nakasone.

Más sobre

El comité espacial nacional de Corea del Norte anunció el 24 de febrero que se estaban realizando intensos preparativos "para el lanzamiento de un cohete Unha-2 destinado a poner en órbita un satélite de comunicaciones Kwangmyongsong-2".

Seúl y Washington temen que un lanzamiento de ese tipo sea un pretexto para ensayar un misil Taepodong-2, que podría teóricamente alcanzar Alaska.

Desde la crisis desatada por el experimento nuclear norcoreano, en septiembre de 2006, Washington aumentó las presiones y consiguió que la ONU aplicara duras sanciones económicas contra Pyongyang.

Finalmente el gobierno de Kim Jong-Il accedió en 2007 a negociar el desmantelamiento de sus usinas nucleares a cambio del levantamiento de las sanciones y resarcimiento económico, lo que fue aceptado por EEUU.

Corea del Norte cerró el principal reactor nuclear, Yongbyon, en julio de 2008 para satisfacer los términos de su acuerdo con China, Estados Unidos, Japón, Rusia y Corea del Sur.

En junio de 2008, el país suministró una relación de sus actividades nucleares (seis meses tarde) y demolió la torre de congelamiento en la planta Yongbyon.

Pero en protesta por no ser sacado de la lista estadounidense de terroristas, Corea del Norte decidió en septiembre de 2008 reactivar las instalaciones y prohibió el subsecuente acceso a los inspectores de Naciones Unidas.

Las negociaciones para la "desnuclearización" norcoreana finalmente fracasaron debido a que el régimen de Pyongyang se niega a revelar sus programas y número de armas, en tanto que EEUU busca obtener la información completa no sólo sobre el número de dispositivos, sino también respecto al lugar de su producción y almacenamiento.

En primer lugar, hay que aclarar que el programa nuclear de Irán o las ojivas en manos de Corea del Norte, no preocupan a EEUU por su capacidad masiva de destrucción sino por el nivel de "crisis nuclear" que puede desatar a escala planetaria.

Irán y Corea del Norte, a diferencia de la antigua disputa de las potencias en la "guerra fría" (EEUU, URSS, China) por la posibilidad de descargar un primer golpe (first strike) contra el enemigo, recrean el peligro de un estallido nuclear "fuera de control" que podría alcanzar a cualquier ciudad europea, estadounidense o israelí.

Es imposible, hasta para el experto más consumado, predecir el efecto que produciría en los mercados internacionales globalizados y en los gobiernos del mundo un estallido "nuclear fuera de control" (aunque sea de un solo misil) en cualquier ciudad estadounidense, europea o israelí.

En un mundo trasnacionalizado y altamente "interdependiente" donde las potencias y las empresas transnacionales controlan países, mercados, gobiernos y procesos políticos, la "variable nuclear" fuera de control en países como Corea del Norte e Irán saca de quicio a los amos del mundo, ya que precisamente los excluye de la certeza del dominio controlado.

Los analistas no creen que Corea del Norte haya logrado crear un artefacto lo suficientemente pequeño como para ser lanzado con un misil, y que la única forma que tiene en este momento de lanzar una bomba sería usando aviones.

Sin embargo, Corea del Norte está trabajando en misiles de largo alcance. Horrorizó a sus vecinos en 1998 al probar el misil Taepodong-1 sobre el norte de Japón.

En julio de 2006, Pyonyang lanzó siete misiles de prueba, incluyendo el Taepodong-2, que según los analistas, podría hipotéticamente alcanzar la costa oeste de EEUU.

La CIA estadounidense afirma que un segundo programa de enriquecimiento de uranio -que Pyongyang niega- podría producir "dos o más" bombas cada año.

Otras estimaciones calculan que Corea del Norte podría ya tener ocho o más bombas.


Sobre esta noticia

Autor:
Noticiaactual (1138 noticias)
Visitas:
7349
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.