Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Abrent escriba una noticia?

¿Cómo alquilar tu casa a turistas?

22/02/2016 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Llevar a cabo un alquiler vacacional de tu segunda residencia es sencillo si sigues unas simples pautas

Cada vez son más los propietarios que quieren sacar más rendimiento a su segunda residencia. Para ellos el alquiler vacacional puede ser una muy buena opción.

Para alquilar tu vivienda a turistas lo primero que debes tener en cuenta es que no hace falta que se trate de una casa a pie de playa. Muchos turistas también están interesados en casas rurales, en visitar las zonas de montaña, conocer las ciudades del centro, etc.

A la hora de alquilar una vivienda a turistas el primer paso es escoger la plataforma más adecuada para promocionar el inmueble. Hoy en día es posible encontrar webs como ABRent que no cobran ningún tipo de comisión a los anunciantes.

Una vez que hayas elegido la plataforma fija el precio más adecuado según el tipo de inmueble de que se trate, las condiciones en que se encuentre y el precio medio de alquiler en la zona en que esté ubicado. Puedes ir variando el precio en función de si se trata de temporada alta o baja.

Tu casa debe resultar práctica y bonita. Procura que no falten productos básicos como menaje de cocina, una plancha, televisión, colchones con funda… Incluir elementos extra como una barbacoa o un lavavajillas puede ayudar a diferenciar tu vivienda de la competencia.

Procura que el apartamento esté siempre limpio. Si no tienes tiempo de pasar por la vivienda cada vez que un inquilino se va, contrata un servicio de limpieza para asegurarte de que todo está siempre en orden.

Alquilar tu vivienda de forma temporal puede dar algo de miedo. Para superarlo lo mejor que puedes hacer es conocer a tu inquilino. En la medida de lo posible procura que haya una comunicación fluida entre tú y el futuro inquilino a través de teléfono o correo electrónico para resolver todo tipo de dudas y aclarar todos los aspectos del alquiler que sean necesarios.

Para evitar problemas asegúrate (dentro de lo posible) de que tus inquilinos son gente educada y que no causarán molestias a los vecinos ni daños en la vivienda.

Un alquiler vacacional no es un hotel, pero cuidar a tus huéspedes puede ser la mejor manera de que te recomienden. Atiéndeles siempre con amabilidad y facilítales diversos medios de contacto para resolver los problemas que puedan llegar a surgir. Un cliente contento es un cliente que seguramente volverá y que además recomendará tu apartamento a su círculo más cercano. 


Sobre esta noticia

Autor:
Abrent (5 noticias)
Visitas:
2398
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.