Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Allmendinger, un proyecto de futuro

06/10/2010 17:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hacer una entrada sobre un piloto norteamericano en una página española puede parecer algo raro, y más aún si es sobre un piloto del furgón de cola de la NASCAR, y no, no hay ninguna historia heroica de superación que tanto les gusta a los norteamericanos que justifique esta entrada, el motivo por el cual escribo sobre AJ. Allmendinger es porque honradamente creo que es un piloto que puede marcar una época.

Vayamos a los precedentes AJ. Allmendinger nació en Los Gatos, California, en 1981 y su carrera automovilística se inició en el mundo del karting, algo muy habitual en Europa, pero no tanto en los EEUU, donde los midgets y los dirt tracks absorben a gran parte de los jóvenes talentos del motor norteamericanos. La carrera de Allmendinger siguió claramente orientada al mundo de los monoplazas, llegando a desplazarse a Nueva Zelanda a correr en la Fórmula Ford local, aunque sus mayores éxitos los logró en su país natal, ganando las Dodge Pro-Series y la Champcar Atlantic, haciendo su debut en la categoría principal de la Champcar en 2004 de la mano del equipo RuSport, el mismo con el que había corrido en la Atlantic.

En su primer año Allmendinger logró la sexta posición final, con pódiums en Vancouver y México y recibió el premio de rookie del año, Allmendinger superó claramente a su compañero de equipo Michael Jourdain y fue el piloto estadounidense mejor clasificado. Al año siguiente, en la temporada 2005, Allmendinger superó sus registros, logrando 5 pódiums, entre ellos dos segundas posiciones en los dos últimos grandes premios del año, y volvió a ser el piloto estadounidense mejor clasificado, sin embargo en esta ocasión su compañero de equipo resultó ser un hueso demasiado duro que roer, se trataba del británico Justin Wilson, todo un veterano de la Fórmula 1 y con mucha experiencia en el mundo de los monoplazas.

Allmendinger no empezó demasiado bien la temporada 2006, con un 16º y un 8º puesto en sus dos primeras carreras, pero cuando empezaba a remontar tras lograr un pódium en Monterrey y una cuarta posición en Milwakee el equipo decidió sustituirlo por el veterano brasileño, también ex - Fórmula 1 Cristiano Da Matta. Este hecho, que parecía poner fin al brillante futuro del piloto norteamericano resultó una bendición, puesto que pocos días después el equipo Forsythe, el gran dominador de la categoría junto a Newman-Haas, decidió contratarlo. Allmendinger respondió con tres victorias consecutivas, las primeras de su carrera y las primeras de un piloto estadounidense en la Champcar desde el 2004, más importante aún fue la sensación de superioridad que transmitió durante las mismas, superando al hasta ahora intocable Sebastian Bourdais y todavía más claramente a su compañero de equipo Paul Tracy, uno de los mitos de los monoplazas norteamericanos. Allmendinger conseguiría dos victorias más y un pódium en los siguientes seis grandes premios, pero los malos resultados de Montreal y Surfers Paradise le privaron de la opción de luchar por el título.

Sin embargo todos los aficionados a la Champcar se fortaban las manos, parecía que por fin habían encontrado la gallina de los huevos de oro, un joven californiano capaz de ganar a los pilotos brasileños y europeos de la Champcar y resarcir el orgullo estadounidense, algo fácilmente vendible a los medios de comunicación y que permitiría quitarle algo de atención al fenómeno Danica Patrick de la archirrival IRL. Todos estos sueños se vinieron al traste cuando se anunció que al año siguiente Allmendinger correría en la NASCAR, para más humillación el piloto norteamericano ni siquiera se presentó en la última prueba del año de la Champcar celebrada en México.

El golpe que la NASCAR infligió a la Champcar con esta maniobra fue realmente duro, por si fuera poco otros dos grandes nombres de los monoplazas norteamericanos, Dario Franchitti y Sam Hornish Jr. anunciaron también que la temporada siguiente correrían en la NASCAR, si la competición de la familia France hubiera sido capaz de llevarse también a Danica es muy probable que hubiera acabado definitivamente con la competencia de los monoplazas en pocos años.

El fichaje de Allmendinger parecía una maniobra básicamente política, al fin y al cabo la NASCAR ya tiene sus propias fórmulas de promoción y la adaptación de un piloto formado básicamente en monoplazas a los coches de la NASCAR despertaba serias dudas, y más si tenemos en cuenta que Allmendinger, a diferencia de Hornish o Franchitti, apenas tenía experiencia en óvalos.

Los primeros resultados de AJ parecían corroborar esta tesis, más allá de alguna buena actuación en la Craftman Truck Series, (el primer escalón de la NASCAR), Allmendinger tuvo serios problemas para clasificarse para las carreras de la NASCAR a lo largo de los siguientes dos años, de hecho en 2008 fue expulsado del equipo Red Bull y pudo finalizar la temporada gracias a acuerdos temporales con el equipo de Michael Waltrip y el Gillet Evernham Motorsports. Cuando finalizó la temporada la continuidad de Allmendinger en la NASCAR parecía más que dudosa, los otros pilotos de monoplazas que habían dado el salto también estaban fracasando, de hecho Franchitti volvió a los monoplazas y llegó a rumorearse que Allmendinger seguiría sus pasos.

Sin embargo la fusión del equipo Gillet Evernham Motorsports con Petty ofreció a Allmendinger la posibilidad de disputar la temporada 2009, aunque con la dificultad de tener que clasificarse sí o sí en las primeras cinco carreras del año, Allmendinger no solo lo logró si no que fue capaz de quedar tercero en la Daytona 500. Allmendinger finalizó el año en la vigésimo cuarta posición final y habiendo garantizado su futuro para el 2010.

En la temporada actual, y a falta de siete carreras para el final Allmendinger es decimonoveno, habiendo logrado una pole, tres top cinco y siete top ten, y de momento es el mejor de los cuatro pilotos del equipo Petty, que ha decidido confiar en él hasta el 2012.

Allmendinger ya ha demostrado en el pasado que es un magnífico piloto de monoplazas y tras su salto a la NASCAR, para muchos una decisión equivocada, ha demostrado también que tiene la dureza mental y la capacidad de sufrimiento para sobrevivir en una categoría tan dura, a medida que ha ido adquiriendo conocimiento sobre el coche y las carreras de la NASCAR sus resultados han ido mejorando y a estas alturas ya se puede decir que es el piloto más destacado en la clasificación de todos los que han debutado en la Sprint Cup en los últimos años junto a Logano. El mundo de la NASCAR es muy competitivo y estar en un equipo u otro marca mucho las diferencias, pero cada vez veo más claro que AJ Allmendinger está llamado a ser uno de los grandes nombres de la categoría en los próximos años.

© Imágenes ? NASCAR

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
3370
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.