Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

Alimentación macrobiótica

29/05/2010 11:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La alimentación Macrobiótica nos permite alimentarnos sanamente, no tomando aquellos alimentos que han sido transformados (como el azúcar blanco, la harina blanca, el arroz). Esto ha provocado una ruptura de armonía entre los seres humanos

Es alimentarse sanamente, no tomando aquellos alimentos que han sido transformados (como el azúcar blanco, la harina blanca, el arroz blanco, los aceites hidrogenados, etc). Esto ha provocado la ruptura de la armonía entre los seres humanos.

Un pilar importante en la dieta de todos los tiempos han sido los granos o los cereales: en América tenían el maíz, en Europa el trigo, en Asia el arroz. Los cereales aparecieron junto con la raza humana.

La salud es el equilibrio, y el alimento es el medio de lograrlo.

Estar sano, es mucho más que no estar enfermo. La mala salud comienza mucho antes de que muestre su evidencia.

La forma de evitar las enfermedades es evitando las causa sólo se logra con una buena nutrición.

Hace ya unos cuantos años que se comprobó que los alimentos tienen más de 50 aditivos químicos perjudiciales para la salud, éstos son algunos: los conservantes, los colorantes, los saborizantes, los trans, etc. La mayoría de los alimentos envasados los contienen, aunque están autorizados, consumiéndolos todos los días y en casi todos los alimentos, son muy nocivos para la salud.

Estos aditivos son los causantes de muchas enfermedades, alergias y radicales libres y desestabilizan nuestras energías.

Debemos evitar los productos envasados, nuestra alimentación debe ser equilibrada, agregando a nuestra dieta diaria: cereales, vegetales, proteínas vegetales o pescado, no deben faltar las semillas, los brotes, las algas, etc.

En las comidas macrobióticas, los cereales se deben comer como los brinda la naturaleza, con su cáscara, (salvado) donde están todas las vitaminas y los minerales. No se deben consumir las calorías vacías (sin minerales ni vitaminas) que son las harinas blancas (cuantos más ceros más vacías son), el azúcar refinado y el arroz blanco.

Los vegetales crudos o cocidos (al vapor o con poco agua), mezclando los colores para asegurarnos variedad de minerales y vitaminas. La ingesta diaria debe contener raíces, (zanahoria, rábanos, nabos, etc.), vegetales que crecen al ras de la tierra( calabazas, brócoli, repollo, coliflor), vegetales de hojas (lechugas, escarola, berro).

Las algas tendrían que usarse diariamente, porque son una fuente de vitaminas A, B, B12, C y E, calcio (algunas algas hasta 14 veces más que la leche), yodo, magnesio, fósforo azufre, flúor, sodio, potasio, etc.

El alga Hiziki en oriente se usa para rejuvenecer, son alcalinas, equilibran la acidez de la sangre.

Ayudan a equilibrar la acidez de la sangre, absorben y expulsan sustancias radiactivas, son anticancerígenos, antioxidantes y equilibran el colesterol.

Las proteínas vegetales son mejores que las animales, se recomienda consumir medio gramo por kilo de peso corporal.

Los granos como el girasol, lino, sésamo, alfalfa, etc, también se deben consumir en la dieta para equilibrar las energías yin y yang.

Alimentación macrobiótica (alimentos macrobióticos)

Los alimentos macrobióticos restituyen el ritmo de la naturaleza, la felicidad en este cuerpo y en este planeta.

La macrobiótica restituye el ritmo de la naturaleza y la armonía

en el ser humano, a nivel biológico.

Las hormonas añadidas a los alimentos que ingerimos nos hacen madurar más rápido y también envejecer antes: premenopausia y cánceres en el aparato reproductor.

La Macrobiótica es una dieta que potencia las cualidades del ser humano cada vez más y mejor para aliviar y sanar enfermedades.

El aumento a las enfermedades degenerativas talvez se deba a que se está dejando las legumbres como proteína, se ha eliminado el cereal integral, aumento de pesticidas y hormonas en las comidas, abusos de harinas, azúcares y cereales lavados con ácidos, también el abuso de proteína animal y el sedentarismo.

La Macrobiótica trata de armonizar los excesos y deficiencias, manteniendo la armonía en nuestra vida cotidiana.

Las emociones negativas son las que nos bloquean la conexión con la naturaleza y el universo.

En primer lugar debemos enfocarnos en nosotros mismos, si estamos bien por dentro, estaremos bien hacia fuera.

A través de la alimentación Macrobiótica reconstruimos y purificamos nuestra sangre, devolviéndole la salud al organismo, también inmunidad.

Los granos o los cereales son los alimentos que aportan nutrientes a nuestro cuerpo, además nos mantienen sanos libres de las enfermedades..

De esta manera, los cimientos y pilares de nuestra salud son sólidos y fuertes.

Lo bueno de la Macrobiótica es la flexibilidad, cada persona puede practicarla de acuerdo con sus propias necesidades y circunstancias.

La macrobiótica recomienda no ingerir carnes rojas, por contener estas muchas toxinas y grasas.

Las proteínas, si no queremos comer producto animal, lo podemos encontrar en el seitan (carne vegetal, extraída del gluten), el tofú (queso de soja), leguminosas, frutos secos y otros.

¿Cómo es una dieta macrobiótica?

Una dieta Macrobiótica equilibrada consiste en:

Un 50% de arroz integral hervido.

Un 30% de vegetales crudos y hervidos (preferentemente al vapor).

Un 20% de proteínas vegetales o pescado, o pollo sin piel ni grasa, (preferentemente la pechuga).

Puede haber un complemento que puede ser un trozo de pascualina hecho con la masa de harina integral, (más adelante la daré). Otro complemento también puede ser una tarta de zapallitos, o empanadas de carne vegetal, tofú o verduras, hechas también con la misma masa.

Las proteínas son nuestro principal alimento, necesarias para el desarrollo y crecimiento de los seres vivos, las vegetales como el seitán, el tofú, la proteína de soja, leguminosas y frutos secos son los mejores sustitutos de la carne animal.

Seitán: un churrasco por día es suficiente, tiene un 15% de proteínas más que un churrasco de vaca.

Tofú: es el queso que se obtiene de la leche de soja, una pequeña porción diaria es suficiente ya que contiene muchas proteínas, vitaminas, calcio, hierro, fósforo, magnesio, fitoestrógenos.

Proteína de soja: se obtiene del poroto de soja remojado, hervido y molido. También se puede comprar preparada. Conviene usarla una vez cada 15 días.

Leguminosas:

Algunas recetas macrobióticas:

La porción de arroz integral se puede sustituir por:

Pastel de arroz integral:

Después de hervir el arroz integral, (por una taza de arroz integral, 2 tazas de agua, en olla a presión 15 minutos de fuego.

En olla común lleva 3 tazas de agua por 1 de arroz se cose 5 minutos a fuego fuerte y luego 30 minutos a fuego mínimo).

Se rehoga 1 cebolla en 2 cucharadas de aceite de arroz o de oliva (estos aceites no son hidrogenados).

Se pone en un recipiente 6 tazas de arroz hervido, se agrega: 2 cucharadas de salsa de soya, sal a gusto, orégano y un puñadito de perejil picado. Puede llevar un huevo (de granja porque son los mas sanos o los ecológicos).

El huevo se puede sustituir por una cucharada al ras de agar-agar, (esta es un alga que se usa para hacer gelatinas o para unir, sustituyendo al huevo).

Se mezcla todo bien y se vuelca en una fuente de horno aceitada. Se espolvorea por encima con semillas de sésamo o lino. Se lleva al horno unos 30 minutos.

Masa para pascualina, tartas, empanadas o galletitas integrales:

Mezclar 11/2 taza de harina integral con

½ taza de harina blanca (1 cero),

1 cucharadita de polvo de hornear,

sal marina,

agregar 2/3 de agua natural y 1/3 de aceite de arroz,

amasar bien, estirar y poner el relleno que se desee.

Para las galletitas integrales se les puede agregar semillas de sésamo.

Croquetas de arroz:

Poner en un recipiente, 3 tazas de arroz integral cocido,

Perejil picado (1 cucharada), sal marina a gusto,

1 diente de ajo picado,

1 cucharada de harina de arroz,

2 cucharadas de salsa de soja,

2 cucharadas de alga Nori y una de agar –agar.

Mezclar bien, dar forma de huevo, pasar por avena, poner en fuente aceitada.

Llevar al horno 30 minutos.

SOPAS:

La Sopa de verduras es muy beneficiosa en el almuerzo y en la cena. Podemos agregarles cereales, en una proporción de ½ taza de cereales por 4 litros de agua, se deben poner a cocinar antes que las verduras ya que estas requieren sólo 20 minutos de cocción si están cortadas en cubitos.

También se les puede agregar cuando ya están cocidos los vegetales una cucharada de algas o miso.

Estos productos se encuentran en algunos supermercados, en comercios o sumillerías.


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro Borrero (76 noticias)
Visitas:
15101
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.