Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Doctoranutricion escriba una noticia?

Alimentación durante la lactancia

23/06/2011 19:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya soy mamá!!! He dejado preparado este post para publicarlo durante mi estancia en el Hospital. Me hacía mucha ilusión preparar una entrada sobre la importancia de la lactancia materna, tanto para la madre como para el recién nacido, así como responder algunas dudas que se nos presentan acerca de la alimentación que debemos seguir durante esta maravillosa etapa. image Entre las principales ventajas de la lactancia para el bebé se encuentran:

  • Contiene anticuerpos que pasan de la madre al lactante para ayudarle a combatir las infecciones. al tomar el pecho, el bebé corre menos riesgo de coger catarros, infecciones de oído o alergias como asma o eccemas, y puede beneficiarse de los efectos de una vacuna, ya que si la madre padece resfriados, enfermedades de la piel o diarrea, la madre pasará al bebé por la leche materna los anticuerpos que le ayudan a protegerse de estas afecciones.
  • Es un alimento específico cuya energía y componentes nutritivos se hallan en las proporciones adecuadas para cubrir las necesidades , crecientes conforme pasa el tiempo, del lactante.
  • La leche de la mujer está a punto en cualquier lugar , la ración siempre es la correcta, se sirve a la temperatura idónea y es fácilmente digerida por el bebé, ya que coagula en grumos finos e iguales que son blandos y se deshacen sin problemas. Además, no se necesita utensilio alguno para que el niño pueda tomar esta leche.
  • image La composición de la leche materna, variable con el tiempo, se adapta a la evolución de los requerimientos nutritivos del lactante . De esta forma, establece una regulación de su apetito y evita la sobrealimentación que puede inducir a la obesidad infantil.
  • Al fluir directamente del pezón a la boca del bebé, está exenta de manipulaciones y libre de la posibilidad de contaminación por los gérmenes ambientales.
  • Amamantar al bebé es psicológicamente beneficioso para él, porque aumenta y mejora la relación afectiva madre-hijo .

Además, la lactancia proporciona múltiples ventajas para la madre:

  • La lactancia hace que el útero de la madre se contraiga ráp idamente y se reduzcan las hemorragias tras el parto.
  • Amanantar ayuda a que el útero vuelva a su forma y tamaño original .
  • Dar el pecho ayuda a las madres a recuperar el peso previo al embarazo porque la grasa almacenada en el cuerpo durante la gestación se convierte en energía para producir la leche.
  • Previene el cáncer de mama.
  • Además, la leche materna está siempre disponible y es gratuita.
image

Como madre, es importante que cuides tu alimentación durante el periodo de lactancia para ofrecer a tu bebé una leche materna de calidad. Algunos consejos prácticos que debes tener en cuenta en cuanto a tu alimentación y tu dieta mientras le des de mamar a tu hijo son:

  • En la alimentación durante la lactancia, se recomiendan cuatro o cinco comidas al día, sin olvidar un desayuno completo y un tentempié a media mañana.
  • Debes seguir una dieta lo más variada posible, para que resulte completa y equilibrada. Es importante que comas de todo: fruta, verdura, carne, pescado, cereales, pastas, grasas y, sobre todo, mucho líquido.
  • Las vitaminas A, D, E C, B1, B2 y ácido fólico se requieren en mayor cantidad. Por ello, además de carnes y lácteos, ricos en vitaminas B1 y B2, es imprescindible consumir verduras y frutas frescas que aportan beta-carotenos, ácido fólico y vitamina C. Se aconseja que una pieza de fruta al menos sea rica en vitaminaC (cítricos, melón, frutas tropicales, fresas). También conviene incluir verduras cocidas en combinación con primeros platos o como guarnición de los segundos, para cubrir el aporte de dichas vitaminas y el de la fibra necesaria para la madre.
  • En la cantidad de líquido que debes beber, ten en cuenta que cada vez que des de mamar, tienes que recuperar el líquido perdido, tomando leche, zumo, infusiones, batidos, o simplemente agua.
  • Aunque no es necesario que bebas leche para recuperar líquido, sí que es importante que tomes calcio. Los lácteos son la principal fuente de calcio y este mineral es componente indispensable de la leche materna y evita la desmineralización de la madre, se deben tomar al menos 3/4 litros de leche cada día, o bien medio litro de leche y otros lácteos (yogures, cuajadas, quesos poco maduros o fermentados, postres lácteos, purés y cremas elaboradas con leche, queso fresco en ensaladas, bechamel...).
image
  • El único alimento que debes evitar es el alcohol, y moderar el consumo de bebidas excitantes (café, té, refrescos con cafeína), evitar el tabaco y algunos fármacos, ya que sus componentes pasan a la leche. Conviene leer bien los prospectos de las medicinas y consultar con el médico antes de tomarlas.
  • La leche materna, por suerte, toma el sabor de lo que comes y por lo tanto siempre es distinta.Existen algunas recomendaciones acerca de alimentos fuertes que pueden proporcionar mal sabor a la leche como ajo, cebolla, rábanos espárragos, alcachofa, col, coliflor, coles de Bruselas, embutidos fuertes y especias en general. Sin embargo, no debes excluir alimentos sin primero comprobar su efecto.
  • Además, puedes utilizar la lactancia materna como vía para darle al niño infusiones relajantes (tila) en los días más difíciles o para tratar dolores tipo cólicos (comino o anís estrellado). Sólo hace falta que te lo tomes tú y una parte la recibirá tu hijo.
  • Existe la posiblidad de que tu alimentación le pueda provocar dolores de barriga. Si tu bebé surfe de manera esporádica cólicos de barriga, analiza tu alimentación del mismo día y del día anteiror y comprueba si has tomado alimentos flatulentos como legumbres o crucíferas (col, coliflor...). Si es así evítalos hasta los 3 meses de vida de tu bebé, para intentarlo de nuevo.

Siguiendo estos sencillos consejos, te será más fácil recuperar tu forma física tras el embarazo y el parto. Puedes estar segura que en unos 4-5 meses habrás vuelto a tu peso habitual. //

image


Sobre esta noticia

Autor:
Doctoranutricion (30 noticias)
Fuente:
doctoranutricion.blogspot.com
Visitas:
6992
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.