Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sonidoscolados escriba una noticia?

Alice In Chains

23/06/2011 15:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alice In Chains - Dirt (1992)

Estoy sucio y hace frío. Ayer a la noche (hoy, a las 6 de la mañana) llovió de vuelta, que con la otra lluvia del otro día hicieron que todo se acartone y se achique y haga frío frío frío. Estoy sucio porque ayer, sabiendo que hoy me tenía que levantar a las once de la mañana, me fumé un porro a las 5 am. Y hoy me levante, estúpido, duro, con la boca con gusto a mil muertos sucios. Me levante y estupidizado me miré un rato en el espejo, aunque no me acuerdo que pensé. Ahora no puedo hacer el esfuerzo para ir a bañarme, porque estoy sucio e incómodo con mi cuerpo y estoy sentado en mi computadora y no me quiero levantar porque me da paja y estoy sucio. Si no dejo de hacer esta boludez, me va a pasar lo mismo que el otro día, y voy a llegar tarde a otra película (el BAFICI es una amante demandante, obsesiva, totalizadora, pesada, incómoda, sucia, apuradora, estricta, y muy pocas veces satisfactoria, pero altamente innegable, totalmente necesaria) y voy a perder más plata; por ser un pajero, un pelotudo, un adicto a esta mierda, u otras.

Una mañana del 92 (la fecha en el archivo comprimido está mal) salió a la vida, mal parido, Dirt de Alice in Chains. Salió cansado, del seno de una banda enferma, sucia, altamente perdida, adicta (Layne Staley, el cantante, moriría de sobredosis de heroína 10 años más tarde). Salió asi como venía, enfermo, plagado de odio por si mismo, autocompasión berreta de esa que solo te hace sentir lo suficientemente bien como para que empieces a odiarte otra vez. Si alguna vez nos hubieran importado las letras les hablaría sobre lo de obra maestra que en teoría tiene este disco, que retrata con venenosa honestida y deprimida aceptación los avatares de la (tengo ganas de poner algún adjetivo acá pero no se me ocurre que) vida de un drogadependiente. En Junkhead, con esa voz tan especial, Staley, sin pudor ni reparo canta "And it ain't so bad / What's my drug of choice? / Well, what've you got? / I don't go broke / And I do it a lot" y estas tristes lineas, estiradas, densificadas, filtradas y inundadas de honestidad por la voz de alguien que no está cantando nada salvo su verdad se hacen lo más parecido a un himno para estadios que podrían hacer los AIC (y carajo que les sale bien).Y sin embargo, esto no podría estar más lejos del lloriqueo autocompasivo y niño. Nacidos en la ciudad de las camisa de fieltro y del gurnge, los Alice In Chains (una vez subí Sonic Youth y hablé un poquito sobre la magia de ese nombre, hoy no tengo tiempo ni ganas, pero dejenme decirles, si Alice In Chains no es un gran nombre, dificil que algún otro lo sea), parte integral de ese depresivo movimiento se destacan de sus pares por un factor clave. Esto pibes escuchaban black sabbath. Si los nombres de los temas son (entre otros) Rain When I Die, Down In A Hole, Sickman, Junkhead, Dirt, Hate to Feel es solo porque dentro de este disco se encuentran riffs (tantos, tan buenos riffs) tan pesados, tan neuróticos, tan intensos y tan autodestructivos y depresivos como para hacer que cada una de esas canciones rebalse de esos sentimientos, sea una grieta inmensa por la que se filtra el miedo y el odio y el no saber que hacer con tu vida. Y se superen a si mismas, porque esto, señores, es un disco. Es una obra inteligente, compelta, estructurada y ordenada, con partes que se miran, se responden, se potencian, y es entonces como el uno dos derecho al estómago, a la cara, a la nuca de Them Bones y Dam That River resuena hermosamente y viene a la mente, vuelve a funcionar ya cuando va promediando la entrecortada y retorcida Hate to Feel.Los riffs del inmenso Jerry Cantrel son totales. Salidos del jardín que adornaba la tapa del primer disco de Sabbath, con algo del flow demoníaco que le metía Jimmy Page, canalizando esa ira hardcore y depresión noventera planta la semilla para lo que poquitos años después serían vueltas de tuerca inmensas al circuito norteamericano, en la forma de Kyuss y Tool. Maravilloso disco, especialmente, si tenés algún demonio ahí atragantado que te cuesta terminar de escupir, o para romper puertas, paredes, lazos y quedarte solo, muriendo, sintiendo la felicidad irsete, lente e imparable, entre pitada y pitada. Hermosa hermosa decadencia, vamos el metal.

Artistas similares: Mad Season, Soundgarden, Mother Love Bone, Screaming Trees, Kyuss

Comprar en amanzon / buy on amazonDESCARGAR!!! / DOWNLOAD!!!

¿Hundido en un mar de enfermedad y tristeza?, contanos como se siente


Sobre esta noticia

Autor:
Sonidoscolados (45 noticias)
Fuente:
sonidoscolados.com
Visitas:
1495
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.