Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Alertan sobre avance de fibromialgia e intolerancias ambientales en España

11/06/2010 13:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Catalunya llega al 10% de la ciudadanía. Cómo actúan Alemania, Austria y Japón. Canadá un referente mundial, trabaja sobre 4 millones de enfermos, normas para biocidas. Productos químicos. Afecciones neurológicas, cognitivas y endocrinológicas

ALERTAN SOBRE AVANCE DE FRIBROMIALGIA E INTOLERANCIAS AMBIENTALES EN ESPAÑA

Las dificultades que aún hoy experimenta la diagnosis y el preocupante desconocimiento alrededor de todo cuanto comporta la fibromialgia, sumada a la fatiga crónica, muestra una parte de desconocimiento significativo de la comunidad médica, lo que hace difícil ofrecer cifras exactas relativas a la incidencia de la patología sobre el conjunto de la población española de Catalunya.

Advierten que en Catalunya llega al 10% de la ciudadanía

Aun así, las estimaciones se sitúan entre un mínimo del 0, 5% y el 10% de la ciudadanía. “Si tomamos como correcta la estimación más baja del porcentaje de incidencia -el 0, 5% de la población- significa que en toda Catalunya hay 6.979 personas afectadas en un grado u otro de intolerancias ambientales, ” afirmó la doctora Francisca López.

Intolerancia a agentes químicos: más de 230 mil personas

En el conjunto del Estado, la cifra de personas que presentan alguna forma de intolerancia a diferentes agentes químicos sería de 230.436.

“Estos datos significan que la fibromalgia está muy por encima, en términos de incidencia, del porcentaje de afectación que se utiliza para calificar el síndrome como ‘raro' y, por lo tanto, es del todo injustificado que a ojos de

buena parte del sistema sanitario catalán y español la fibromialgia siga ignorándose como una “enfermedad invisible”, sostuvo la profesional.

Cómo actúan otros países

La doctora López destacó que, al contrario de lo que sucede en el Estado español, otros países están haciendo importantes avances en

materia de prevención y tratamiento.

· Alemania, Austria y Japón

En Alemania y Austria el síndrome goza de pleno reconocimiento como enfermedad sistémica e, incluso, en el caso de Alemania, está prohibido

referirse a esta patología en términos que induzcan a suponer un posible origen psicógeno de la enfermedad.

Japón también ha incluido de forma habitual su tratamiento dentro de su sistema sanitario.

Canadá un referente mundial, trabaja sobre 4 millones de enfermos

Por su parte, Canadá continúa siendo un referente a escala mundial en cuanto a las políticas sanitarias y de prevención relacionadas con la patología. Esta nación acumula una experiencia mucho más amplia y prolongada en el estudio de la fibromalgia y trabaja a partir de datos estimativos que señalan que

el porcentaje de afectación sobre el conjunto de la población es -en un grado u otro- del 12%, o sea, unos 4 millones de personas, con un costo

para el sistema sanitario canadiense de 1 billón de dólares anuales.

En Canadá: normas para biocidas

La doctora López ha destacado en su intervención que ya en 1995 el Departamento de Trabajo de la Generalitat y el propio Centro

Nacional de Condiciones advirtieron sobre la necesidad de establecer regulaciones y normas de control para el uso de productos biocidas, sustancias químicas sintéticas, naturales o de origen biológico o físico que interrumpen las reacciones bioquímicas que sustentan la vida en el organismo en espacios cerrados (especialmente oficinas).

En aquel momento, según ha comentado, a los médicos que alertaban sobre el peligro de la exposición a los agentes químicos en el entorno más inmediato los calificaron como poco menos que “locos”, e incluso llegaron a acusarlos de crear iatrogenias, o lo que es lo mismo que provocar con sus acciones las propias dolencias de sus pacientes.

Plaguicidas, disolventes, otros productos químicos

Desde entonces, por Canadá pasaron 959 casos, abarcando 875

correspondientes a usuarios de locales contaminados por biocidas y 84 trabajadores expuestos de forma habitual a plaguicidas, disolventes y otros productos químicos como consecuencia de sus actividades profesionales.

Entre los casos reales que mencionó López a modo de ejemplo, destacó el de un espacio de trabajo donde se realizaron 6 desinsectaciones preventivas trimestrales, 10 años después de que los primeros trabajadores y trabajadoras

presentasen síntomas de intoxicación por la exposición a los productos utilizados.

El seguimiento posterior determinó que el 64% experimentaba intolerancias

compatibles de diferente gravedad.

Afecciones neurológicas, cognitivas y endocrinológicas

La especialista también recordó que a lo largo de los años, muchos de las pacientes que han pasado por la fibromialgia fueron redirigidos

a los servicios de Psiquiatría y ha sido necesario luchar para demostrar que en sus casos existían, efectivamente, afectaciones neurológicas, neurocognitivas y endocrinológicas, entre otros patologías, “así como que una porción

significativa de ellas acabaron por suceder en razón de la sensibilidad a los campos electromagnéticos.”

Francisca López, Médica del Trabajo del CSSLB. Departamento de Trabajo,

Generalitat de Catalunya

Afibranca org.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
4662
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.