Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Fútbol escriba una noticia?

Alemania, un ganador justo en un Mundial de alto vuelo

14/07/2014 02:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Alemania ganó este domingo su cuarto título mundial en Brasil-2014 y privó a Argentina de un festejo a lo grande en la casa de su archirrival deportivo en el estadio Maracaná.

En el Mundial que coronó a Alemania, el juego ofensivo y de posesión prevaleció sobre la especulación generándose partidos atractivos sobre todo en la primera fase aunque de alto nivel emotivo en la etapa de definición.

Un viento fresco corrió en Brasil con selecciones de juego audaz, como la campeona Alemania, que dejó su rígida estructura tradicional para darle vuelo a algunos de sus talentos.

Solo en la prórroga la Mannschaft pudo quebrar a una selección argentina que no se amilanó y dominó el juego ante un equipo que en poco se pareció a aquel que trituró al anfitrión Brasil por 7-1 el pasado martes en semifinales.

Pese a que el ídolo argentino Lionel Messi fue elegido Balón de Oro al mejor jugador, nunca explotó en la fase decisiva del Mundial como para hacer la diferencia en una final ante una poderosa selección como la germana, que no conseguía un título desde 1990.

El plantel alemán llegó al Mundial de Brasil en su punto de madurez con algunos jugadores que comenzaron juntos en 2006 y otros que se fueron sumando en 2010.

Joachim Löw aplicó un esquema menos rígido y dio vuelo a algunas figuras que mostraron gran talento, como Toni Kroos y Thomas Müller, dos de las figuras del flamante tetracampeón mundial.

Argentina cambió su esquema ofensivo integrado por cuatro delanteros y consolidó una defensa segura, pero perdió poder de fuego y Messi nunca se encontró cómodo, porque la prioridad fue preservar su propia portería antes que atacar como sistema.

- Tristeza não tem fim -

Golpeado al borde del nocaut por una sucesión de siete impactos al mentón propinados por Alemania, el seleccionado de Brasil recibió el golpe de gracia en el partido ante Holanda por el tercer puesto, que perdió 3-0.

La Seleçao se quedó sin la ansiada final tras la humillante goleada ante Alemania por 7-1, la peor de su historia, que dejará una profunda herida en el orgullo de un país donde el fútbol es medida de los éxitos o fracasos nacionales.

El cachetazo alemán enterró el sueño de 200 millones de brasileños que ansiaban celebrar a lo grande en el Maracaná la sexta corona, y la primera en casa, cuando aún no cerraron las heridas por la otra trompada al mentón que le propinó Uruguay hace 64 años con el Maracanazo.

El fracaso se hizo más evidente porque Brasil no cayó en su ley, con su histórico esquema de jogo bonito, sino con uno prestado de la vieja escuela europea que no calza en estas tierras de donde surgieron Pelé, Garrincha, Romario, Ronaldo.

Neymar, el único jugador de esta selección en condiciones de honrar a esas luminarias, se fracturó en el momento decisivo y dejó huérfano a Brasil de ideas y de creación.

- Se enfrió el café -

Colombia irrumpió en cuartos de final por primera vez en su historia con un equipo equilibrado y de ataque y un brillante James Rodríguez, un exquisito goleador que hizo olvidar a su compañero del AS Mónaco, Radamel Falcao García, de baja por lesión.

El equipo cafetero dirigido por el argentino José Pekerman, que había logrado marcha perfecta hasta cuartos, se quedó en las puertas de la semifinal tras haber jugado de igual a igual con el anfitrión Brasil.

La falta de experiencia y ciertas ingenuidades que en esta instancia de un Mundial se pagan caro, privaron a Colombia de una merecida mejor ubicación.

- Mucho ruido y pocas nueces -

image

Chile parecía que se comía a los chicos crudos tras clasificar en el difícil Grupo B, en el que dejó atrás a España, el campeón vigente, pero otra vez se frenó en octavos ante Brasil, como ocurrió en Sudáfrica-2010 y en Francia-1998, sus anteriores participaciones.

La Roja quedó afuera en la tanda de penales en octavos después de que en el tiempo regular pudo haber derrotado al anfitrión Brasil.

El argentino Jorge Sampaoli le inculcó mayor espíritu de lucha a una generación con algunos de su líderes en equipos de primera línea en Europa, como Arturo Vidal, figura clave en el campeón Juventus, y Alexis Sánchez, quien pasó del Barcelona al Arsenal inglés.

Chile tiene la excelente oportunidad de alcanzar su punto de madurez en la Copa América que organizará en 2015.

- El mordisco, dolió -

Uruguay se abrió paso a octavos desde el Grupo de la Muerte, integrado por Inglaterra e Italia, otros dos excampeones mundiales, y Costa Rica, que terminó como revelación del Mundial.

El equipo celeste fue sorprendido por Costa Rica (3-1) en el partido inicial y se recuperó con victorias ante Inglaterra e Italia, pero el mordisco que le dio su figura y líder Luis Suárez a un rival italiano le costó una dura suspensión que pudo haber influido en el ánimo del plantel, que en octavos cayó claramente ante Colombia por 2-0.

Suárez, que acaba de ser transferido del Liverpool al Barcelona donde será compañero de Lionel Messi y Neymar, era la carta de triunfo del entrenador Oscar Tabárez y, sin 'El Pistolero', la Celeste se desmoronó.

Más sobre

- Ecuador se quedó en amagues -

Prometía mucho más en un grupo en el que podía dar pelea, integrado también por Francia, Suiza y Honduras, pero Ecuador se quedó en la mitad del río sin poder pasar a octavos.

De flojo rendimiento colectivo, lo más rescatable de Ecuador fue Enner Valencia, delantero del Pachuca mexicano, autor de tres goles en igual número de partidos y de gran proyección.

- Concacaf: Costa Rica, la sensación -

Los muertos que vos matais, gozan de buena salud. En los cálculos previos, sus tres rivales, los excampeones del mundo Inglaterra, Italia y Uruguay, tenían asegurados los tres puntos contra Costa Rica en el Grupo de la Muerte. Pero el conjunto tico los mató a todos: fue primero e invicto en la llave más complicada del Mundial.

De la sorpresa se pasó al asombro, cuando eliminó a Grecia en octavos en la tanda de penales, y en cuartos cayó por la misma via ante la poderosa Holanda, jugándole de igual a igual en el tiempo regular y la prórroga.

Con valores muy altos como su portero Keylor Navas y el delantero y capitán Bryan Ruiz, los jugadores costarricenses fueron recibidos como héroes en San José y celebrados en otros países centroamericanos como Nicaragua, una rareza para la región.

image

Si no fuera por su portero Tim Howard, Estados Unidos hubiera pasado sin pena ni gloria por el Mundial de Brasil. Howard fue una muralla infranqueable en los octavos de final ante una incesante ofensiva de Bélgica, que de todos modos terminó ganando 2-1.

México estuvo a dos minutos de lograr el objetivo que no se le da desde hace seis mundiales: jugar el quinto partido, el de cuartos, casi una obsesión en el fútbol azteca.

Todos se preparaban para festejar el logro que no se daba desde México-1986, pero en una ráfaga, Holanda empató y liquidó el pleito al 90+4. Y a esperar el próximo Mundial.

Honduras fue un fiasco que perdió sus tres partidos, un fracaso que compartió solo con Australia.

- Europa: los conocidos de siempre -

Se veía venir: la generación dorada española daba muestras de ciclo agotado jugando en la liga de su país. Casi sin renovación en Brasil-2014, el artífice del cambio, Vicente Del Bosque, se suicidó con casi todo el plantel que se coronó en Sudáfrica-2010. El tiqui-taca fue referencia mundial y marcó una época, pero concluyó en forma abrupta. Por primera vez un campeón vigente es eliminado tan temprano de un Mundial.

Italia se desprendió del aburrido catenaccio pero aún no asumió el cambio a un fútbol más abierto y pagó la inexperiencia de jugadores con ADN para la marca y el combate.

image

Inglaterra no se desprendió de nada pero no acierta una desde que ganó el primer y único Mundial que ganó, en 1966 en casa. Una liga de primer nivel convive con una selección sin brillo desde hace casi medio siglo. Las grandes figuras extranjeras de la Premier League parece que sostienen una cáscara vacía.

Ambos seleccionados, excampeones mundiales, se despidieron demasiado temprano eliminadas por la sorprendente Costa Rica y por Uruguay.

De todos las selecciones que amagaron con ser sorpresa en Brasil-2014, Bélgica es la que más se acercó a los pronósticos.

- Asia: fracaso rotundo -

El fracaso de Asia en el Mundial de Brasil fue rotundo: ninguno de sus cuatro representantes pasó a octavos de final y, peor aún, ninguno logró ganar un solo partido.

La historia se resume así: Japón, Irán y Corea del Sur sumaron un punto, mientras que Australia, que juega por la federación asiática, perdió sus tres partidos, y los cuatro seleccionados terminaron últimos en sus respectivos grupos.

El Mundial de Corea del Sur y Japón-2002 fue la gran oportunidad para el despegue del fútbol asiático, pero todo quedó en amagues.

Tampoco da resultados el fichaje de grandes futbolistas en el ocaso de sus carreras, por ejemplo, el uruguayo Diego Forlán en el fútbol japonés.

Habrá que ver si China logra ser competitiva en los próximos años para darle otro vuelo al fútbol asiático, cuyo máximo logro en la historia de los Mundiales fue la semifinal de Corea del Sur en 2002.

- Africa: casi nada para celebrar -

image

Mejor que Asia, pero Africa tampoco puede celebrar por todo lo alto la participación de sus representantes en Brasil-2014.

Salvo Argelia, que no figuraba en los planes de nadie pero casi elimina a la poderosa Alemania en octavos de final, jugándole de igual a igual y sin complejos.

Alemania solo quebró a Argelia en la prórroga y con susto por 2-1.

Nigeria, el otro equipo clasificado a octavos entre los cinco representantes africanos, llegó desde un grupo muy accesible pero Francia le ganó con claridad en octavos.

Costa de Marfil se marchó de Brasil-2014 sin hacer honor a la publicidad previa de que podía ser el cuco del Mundial y quedó por detrás de Colombia y Grecia. Y regresó rápido a casa.

Lejos, muy lejos, quedó Camerún de aquella selección que sorprendió al mundo en Italia-1990 ganándole a la Argentina campeona del mundo en debut y puso a Africa en la consideración internacional.

Lo mismo ocurrió con Ghana, que se fue en primera ronda y su única alegría fue empatarle 2-2 y tener contra las cuerdas al campeón de Brasil-2014, Alemania.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Fútbol (17570 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2917
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.