Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alicia Camanchez escriba una noticia?

Alcoholismo y tratamiento

09/08/2016 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿El alcoholismo es una enfermedad?

Hay una gran falta de información sobre lo que es dicha enfermedad.

Comenzaremos diciendo que, el alcohólico, es aquella persona que ha perdido la libertad de poder abstenerse de beber alcohol.

Una persona normal domina al alcohol y nunca pierde las riendas de él. Bebe cuando su voluntad le permite beber, cuando su conocimiento se lo autoriza. En cambio, el alcohólico, ha perdido las riendas del alcohol. Ya no es él quien manda, sino el tóxico. Es decir, que hay personas que aunque beban mucho alcohol y se embriagan a menudo, no son alcohólicas.

El alcohólico se engaña a sí mismo, porque no ignora en ningún momento, que debería dejar de beber, pero no puede. Aunque comprende que le hace daño, está prisionero. Los alcohólicos, avergonzados, se niegan a que les cuelguen la etiqueta humillante y siempre encuentran razones para demostrar que ellos no son lo que se les dice:

-¡Si lo fuese, no podría desempeñar un cargo de responsabilidad como el mío!

¿Alcohólico yo? Pero si bebo lo normal!

Hasta el alcohólico hundido, destrozado, vagabundo, pordiosero, conoce a otros que están aún peor que él: -¡Esos sí que son alcohólicos! Yo no. A mí sólo me gusta tomar unas copitas.

¿Qué es, pues, ser alcohólico?

¿Es tener náuseas y temblores, estar enfermo del hígado, tener dolores en todo su cuerpo faltar al trabajo y pelear con la esposa o ejercer la violencia? No. Estas son consecuencias del alcoholismo, pero no el alcoholismo en sí.

El alcohol lo ha hecho su esclavo.

Podemos dividir en dos grupos a los alcohólicos por su origen:

Los primeros son personas atormentadas, angustiadas que han sufrido graves penalidades o disgustos en la vida. Estas personas observan que, cuando beben, el alcohol les da alegría y se olvidan de sus problemas, y, por lo tanto, cada vez recurren a él con más frecuencia para buscar alivio. Este tipo de enfermo suele ser un alcohólico intermitente o periódico, que habitualmente no bebe, pero que, en cuanto se toma una o dos copas, se descontrola y no puede dejar de beber hasta llegar a la embriaguez completa.

Los segundos, beben sencillamente porque todo el mundo bebe.

Otros empiezan a beber en la adolescencia. Son jóvenes normales, sin problemas, que beben por alternar con amigos o compañeros. Poco a poco van bebiendo más, hasta que llega un momento en que no pueden prescindir del alcohol. En España, donde se consume una gran cantidad de alcohol en todas partes y a todas horas, la mayor parte de los alcohólicos pertenecen a este grupo. Pero, con el tiempo, los dos tipos de alcohólicos acaban por crear una adicción psíquica y física porque el alcohol es ―aunque la sociedad consumista lo niegue ― un tóxico y que como tal, cambia en definitiva, ciertos ciclos metabólicos en el organismo; luego éste lo necesita para poder funcionar. El alcohol se convierte en un ingrediente necesario para la vida orgánica del enfermo alcohólico y, cuando le falta, se encuentra mal, tiene temblores y náuseas y se ve obligado a beber de nuevo para volver a su estado normal. Y al final, ambos tipos confluyen en un tercer tipo: el alcohólico que bebe todos los días y que se embriaga todos los días. Este es el último grado del alcoholismo y en él se da toda clase de complicaciones a la vez.

¿Se cura el alcoholismo?

El alcoholismo puede detenerse. Sin embargo el que ha llegado a ser alcohólico, lo será durante toda su vida. En este sentido, el alcoholismo no se cura jamás. El alcoholismo, pues, vivirá aletargado en el alcohólico y no dará ninguna señal de vida. Pero, en el momento en que vuelva a probar una gota de alcohol, la tiranía del alcoholismo despertará en su interior y volverá a producir las mismas complicaciones.

 

EL TRATAMIENTO DEL ALCOHOLISMO EN MADRID

 

Antes de hablar de un tratamiento alcoholismo madrid lo primero y lo más importante que tiene que hacer el enfermo es admitir que tiene un serio problema con el alcohol y que por tanto desea curarse. Sin embargo no será cuestión de dejarlo de a poco. Para hacerlo debe dejar de beber del todo, de repente y para siempre. Pero ¿cómo cortar del todo y de repente con el alcohol? No bebiendo durante una semana (que es la peor), ya que en la siguiente le será más fácil seguir sin beber. Si fracasan, entonces se les conduce a la fase intermedia, que es el de las pastillas o gotas para no beber.

 

En aquellos en los que fracasan las pastillas o gotas para no beber, hay que recurrir al tercer escalón: el ingreso en un sanatorio u hospital. La finalidad de los tres escalones es la misma:

que el enfermo deje de beber.

PASTILLAS O GOTAS PARA NO BEBER

 

Estos medicamentos constituyen el segundo escalón. Se trata de unas pastillas o de unas gotas que no hacen ningún efecto en el organismo mientras no se beba alcohol. Pero, si se bebe, entonces se produce un choque terrible y el enfermo se pone a morir.

Como se ve, estos medicamentos sirven para suplir la fuerza de voluntad que no tiene el enfermo.

Este se toma las pastillas o las gotas, y ya sabe que no puede beber alcohol. Hay que hacer, por tanto, mucho hincapié en que jamás deben darse estos medicamentos sin que lo sepa el propio enfermo. Han de tomarse voluntariamente, en forma plenamente consciente

y deliberada. Y el que ha tomado estas pastillas o gotas se tiene que aguantar sin beber, por muchas ganas que tenga de hacerlo. De modo que, gracias a estos medicamentos, el enfermo se acostumbra a vivir sin beber. De esta manera se agotan sus reflejos condicionados y se desintegran sus esquemas de conducta alcohólicos. Al cabo de un plazo de tiempo ya habrá recuperado su dominio de sí mismo y podrá vencer, sin ayuda química, la tentación de beber.

 

Más información: Adicciones Intad


Sobre esta noticia

Autor:
Alicia Camanchez (183 noticias)
Visitas:
4274
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.