Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Alcohol y diabetes, ¿cómo se relacionan entre sí?

14/11/2020 07:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El alcohol puede tener unos efectos especialmente nocivos para la salud de las personas con diabetes. Según el Diabetes Teaching Center at the University of California sí es posible beber alcohol aunque a una persona le hayan diagnosticado diabetes.

Por lo general, lo que se aconseja es, si no se desea ser abstemio, es controlar con mucho cuidado la ingesta de alcohol. Beberlo de forma moderada y poco frecuente es vital para la salud de la persona con diabetes.

Lo que ocurre en el cuerpo cuando una persona diabética bebe alcohol es algo que explica muy bien la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk (fdnn). Cuando el alcohol entra en el organismo se detiene la producción de glucosa en el hígado, ya que el alcohol impide que esto suceda.

El mayor problema es que el riesgo de hipoglucemia es muy elevado en estos casos, sobre todo, si se toma demasiado alcohol. El cuerpo no tiene los niveles suficientes de glucosa que, en personas diabéticas, es igual o menos a 70 miligramos por decilitro (mg/dL) según informa el artículo publicado por el NIH Bajo nivel de glucosa en la sangre (hipoglucemia) .

Por lo tanto, conviene moderar mucho el consumo de alcohol para que esto no suceda, pues la hipoglucemia puede tener consecuencias fatales. Una persona con hipoglucemia puede experimentar crisis epilépticas, pérdida de conciencia e incluso la muerte en las situaciones más graves.

Además de moderar la ingesta de alcohol cuando se tiene diabetes, existen algunos consejos que brinda la FDNN y que el médico, dependiendo de la situación de cada paciente, puede corroborar o ampliarlos si lo considera necesario. Por ejemplo, comer algo antes de consumir alcohol.

También, es mejor apostar siempre por las bebidas cuya graduación alcohólica sea la más baja posible y, en los casos en los que se puede, se aconseja que las personas con diabetes se preparen a sí mismas este tipo de bebidas. De esta forma, sabrán lo que contienen y evitarán sustos.

Relacionado con esto, el control de la glucemia debe hacerse con más frecuencia en estas situaciones y si la diabetes está de alguna manera descompensada debe evitarse el consumo de alcohol.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un 8, 5% de la población tiene diabetes. Por lo tanto, es muy importante que la ingesta de alcohol sea moderada y que se sea consciente de las consecuencias que puede tener. Preguntarle al médico sobre ello es una buena decisión.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (25417 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
331
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.