Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mandfymas escriba una noticia?

Alberto 'Comme t'adore'

12/01/2011 00:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Sí, ya sé que hoy es martes, y como comentaba ayer, siento muchísimo el retraso, pero más vale tarde que nunca, y sobre todo si ahora tengo todo el tiempo del mundo para una de las mejores (por no decir la mejor) noticias deportivas del año 2009. Hecha la aclaración, es hora de comentar otra victoria más para nuestro ciclismo, un deporte que en el último lustro ha sido dominado prácticamente en su totalidad por España.

Esta nonagésimo sexta edición del Tour de Francia no ha estado exenta de polémica, como por otra parte era previsible, debido a la presencia del heptacampeón Lance Armstrong en el mismo equipo que Alberto Contador (Astaná). Y aunque buena parte de la polémica fuese creada por la prensa, cierto es que lasituación interna del equipo no ha sido ni mucho menos la deseada por cualquier ciclista. Es más, en declaraciones del propio Alberto tras la finalización del mismo, comentó que su situación sería comparable a la de Fernando Alonso en McLaren en 2007 (algo de lo que ya hablábamos aquí antesdel inicio del Tour). El de Pinto no se cortó una vez finalizada la competición, y también comentó que su relación con Armstrong era nula y que ni siente admiración ni la sentirá jamás por el americano.

Pero dejando a un lado elámbito extradeportivo, que tanto ha dado que hablar durante estas tres semanas, la ronda gala de este 2009 ha sido realmente diferente a cualquiera de sus predecesoras. Con dos primeras semanas en las que sólo hubo una llegada en alto, los movimientos entre los favoritos tardaron demasiado en producirse. Teniendo en cuenta que lo más destacado de esos primeros días fue un abanico que separó a Armstrong de Contador en el pelotón, creo que no hace falta explicar más para saber que fue bastante aburrido. Simplemente destacaríael primer aviso de Contadoren la llegada del pelotón a Andorra, yla victoria de Luis León Sánchez en la octava etapa.

Los ciclistas sabían que la llegada de los Alpes sería dura, y por ello conservaron fuerzas hasta que ese momento de la carrera se produjese. Fue en la decimoquinta etapa, donde el segundo final en alto de esta edición creó las primeras diferencias importantes entre los mejores. Allí, en Verbiers (1ª Categoría), Alberto Contador fue el primero en lanzar un ataque serio, dejando a todos sus rivales atrás, y llevándosesu primera victoria de etapa. Además, el español se ponía líder de la general yse vestía por primera vez de amarillo. Un amarillo que no soltaría hasta el final. Tras él, Andy Schleck parecía el hombre más fuerte, y se presentaba como un firme candidato al segundo escalón del podio en París.

Tras un día de descanso, los corredores tuvieron que afrontar una dura etapa en la que debieron escalar el pequeño y el gran Saint-Bernard, pero en la que no hubo diferencias en la general, a pesar de los intentos de Andy Schleck.Astarloza le daría ese día la tercera etapaal ciclismo español en este Tour, la primera de su carrera y la tercera de la historia de su equipo en la más importante vuelta por etapas.

Al día siguiente, Le Grand Bornard volvió a marcar diferencias, cuando los hermanos Schleck y todo su equipo (Saxo Bank) trataron de romper la carrera desde atrás, algo que lograron. Eso sí, tuvieron que llevarse con ellos a Alberto Contador, que como siempre estaba pletórico de fuerzas. Ese día Andy, el menor de los dos hermanos, prácticamente se aseguró la segunda posición del podio, mientras que Frank se ponía tercero en la general tras vencer la etapa.

Noticias relacionadas

imageLa segunda contrarreloj individual, de 40'5km, era por primera vez la penúltima prueba de fuego para los corredores. Es habitual que todo se decida tras la última crono, pero en este Tour tan diferente aún quedaría una etapa más de montaña donde se marcarían las últimas diferencias. A pesar de ello, la etapa contra el crono sirvió a muchos para afianzar sus posiciones en la general, como puede ser el caso de Contador (líder) o Andy Schleck (2º). La lucha por el tercer cajón aún tendría su última batalla en el Mont Ventoux. Lo mejor de esa etapa fuela enorme victoria de Alberto Contador, superando al medalla de oro en Pekín y bicampeón del mundo de la especialidad, Fabian Cancellara. Fue quizás la victoria más importante y más significativa del español, demostrando así su enorme poderío en todos los terrenos.

Tras una etapa llana, llegábamos al penúltimo día, donde por primera vez en la historia se celebraría una etapa de montaña con final en alto. La llegada del Mont Ventoux, también conocido como "la Luna del Tour" por la nula vegetación en su parte alta, presagiaba una gran última lucha. Sorprendentemente, la victoriade etapa no fue para los hombres de la general, sino para el español Juan Mauel Gárate, que suponía la quinta victoria para España y tras la cual, Juanma entraba en la corta lista de ciclistas que han ganado al menos una etapa en las tres grandes. En la general, Armstrong se colocaba tercero tras superar a Wiggins, mientras que Contador se proclamaba virtual ganador del Tour.

imageEn la llegada a París, las celebraciones fueron como siempre la tónica de una etapa que venció Cavendish, un sprinter británico que hizo historia al conquistar seis etapas en una misma edición, convirtiéndose en la gran estrella de este Tour de Francia, junto con el vencedor español.

Alberto cruzaba la línea de meta y se proclamaba oficialmente bicampeón del Tour, ampliando aún más la página de la historia que abrió en el año 2007 en ese mismo lugar. Dos Tours, una Vuelta y un Giro para el segundo ciclista español más laureado de la historia, tras Miguel Induráin. Algunos ya le comparan con el navarro, aunque el de Pinto no quiere comentar nada sobre el tema. Cierto es que a su corta edad tiene un futuro brillantísimo por delante, y que estas dos victorias no parecen sino el principio de algo mucho más grande. De momento disfrutemos con este nuevo hito de nuestro ciclismo, que lleva ya cuatro años consecutivos pisando el escalón más alto del podio de los Campos Elíseos.

Y aunque esta vez hayas tenido más dificultades, y como tú comentas hayas corrido dos Tours a la vez, ahora es momento de celebrar. Celebrar que has ganado ambas carreras, y que tenemos el futuro asegurado en este deporte con tu presencia. Me quedo, para terminar, con ese juego de palabras tan inteligente que ya se ha convertidoen un lema en Francia:Alberto, comme t'adore!


Sobre esta noticia

Autor:
Mandfymas (92 noticias)
Fuente:
mandf1ymas.blogspot.com
Visitas:
2568
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.