Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lainvasiondelasultracerdas escriba una noticia?

"alaska Y Mario": ¡viva La Tele(ir)realidad!

12/06/2011 13:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo confieso: así como en el tema cine es otra cosa, no soy un gran consumidor de televisión española. Me la sudan bastante las visicitudes de Paquirrín Kiko Rivera & Co. en el Caribe (o donde coño estén) y me la suda quién alcanza mayores vibratos en los programas de Telecinco en general. Jorge Javier Vázquez me parece una sanguijuela, Pablo Motos se está cargando él solito el único programa que es capaz de traernos entrevistas con potencial, demasiados presentadores me parecen una broma de mal gusto con bastante menos gracia de la que ellos se creen y... bueno, de Sálvame quizás salvo (valga la redundancia) a Lydia Lozano porque me hace gracia y, por alguna razón misteriosa, le tengo cierto cariño. Los concursos, así a grandes rasgos, me provocan rechazo (de hecho, creo que no ha vuelto a existir nada como el Un, Dos, Tres ... y no es nostalgia). La mejor representación humorística estaba en La hora chanante/Muchachada Nui ... y creo que Museo Conocut no está a la altura. Considero que la ficción televisiva española nos da muy de vez en cuando excelentes productos como La princesa de Eboli o la serie Películas para no dormir , pero la mayoría de ocasiones o bien se queda más bien en una buena factura a la que faltan demasiadas otras cosas ( Alakrana ), o bien en buenas intenciones mal resueltas ( Piratas ) o bien en churros del tamaño de un clavicordio (prácticamente cualquier serie que viene a repetir el esquema de Los Serrano , y que son la gran mayoría, independientemente de que sus protas tengan superpoderes o sobrevivan en un barco en altamar: personajes de absolutamente todas las edades, chulos enseñando el culo, churris en sujes... y suma y sigue). Es por eso que, en tamaño panorama de aridez, es una sorpresa encontrar precisamente en la MTV España (que es otra cadena del water que déjatela estar... por muy petarda que, en el fondo, sea) la mejor propuesta televisiva actual: el "reality-show" Alaska y Mario .

Cuando en la alfombra roja de los MTV European Awards salió Mario Vaquerizo diciendo que estaba muy ilusionado con su reality porque, "hoy en día, si no tienes un reality, no eres nadie", asentó las bases de lo que iba a ser el programa protagonizado al alimón con su esposa Alaska (o La Olvi , como la llaman en el programa): una petardada de tomo y lomo, más artificial que el poliéster, pero en el fondo bastante auténtica, en la que asistimos al día a día de la que para mí es la pareja más apasionante del panorama pop español, con su andadura hacia el áltar como telón de fondo (pues ese es el cúlmen del programa, se supone: su segunda boda; y es que recordemos que la primera ya tuvo lugar hace años en Las Vegas, inmejorable escenario por ser tan postizo como ellos dos). Sin embargo, lo interesante del programa es que tanto Alaska como Mario (pero, sobre todo, este segundo) han sabido entender al 100% las enseñanzas de otros que los han precedido en esto de la telerrealidad-celebrity (el nombre de Ozzy Osbourne suena con fuerza), a saber, que lo que hay que hacer en estos casos no es mostrarte tal y como eres en la intimidad, sino tal y como se supone que es el personaje que has hecho de ti mismo en la intimidad. De este modo, al Mario "real" lo vemos en atisbos muy dosificados, mientras que el que impera es el Mario "irreal", jeta, algo tunante y un poco loca. Obsérvese que lo de "real" versus "irreal" lo pongo voluntariamente con unas comillas como una casa porque, llegados a este punto, ¿quién dice que el Mario que dosifica sus amaneramientos frente a su padre es más "real" que el Mario que no se entera de la misa a la media gracias a su perfectamente asumida personalidad de rubia tonta? ¿Quién dice que el Mario que ejerce de agente de prensa es más "real" que el que se muerde lo carrillos para marcar pómulo en las fotos o el que multiplica por ochocientos mil cuatrocientos uno sus limitaciones con el inglés? A este respecto, tengo que reconocer que, bajo mi punto de vista, el gran descubrimiento del programa es, sin la menor sombra de duda, Mario. Sí, de acuerdo, Alaska es una tía interesante, con la que seguro que puedes hablar de cientos de cosas... pero, como carne de reality , como personaje catódico, creo que Mario le gana la mano de todas todas (por otro lado, tampoco dudo que, si tuviera que aguantarlo durante más de dos horas seguidas en mi vida real, lo más seguro es que me diera una subida de leche... una cosa no quita la otra). Es divertidísimo ir detectando los pequeños detalles que hacen de Mario ese pedazo de petarda, ese gran personaje que crea en el programa: cómo no hace distinciones a la hora de decir "cariño" (lo puede decir a su pareja, a una amiga, a su padre, a una cajera de El Corte Inglés , a una del McDonald's , a su dietista... o a su cirujano plástico), las excusas a cual más exagerada y obvia que se inventa a la hora de disculpar su tendencia a consumir cerveza de forma constante (supuestamente, claro, aquí todo es supuestamente), cómo va a comprarle un regalo a "La Olvi" y lo que acaba es comprándose él varias cazadoras por una auténtica pasta gansa, el modo con que deposita como si tal cosa unas bolsas de Burger King encima de la barra del McDonald's (!) para hacer un pedido... En fin, una delicia detrás de otra.

Otra cosa maravillosa es la poca o ninguna vergüenza con la que estos dos se contradicen y concilian elementos irreconciliables (la escena en la que muestran nada menos que a Carmen Lomana la foto de Andreíta Janeiro que les regaló Belén Esteban ... ¡vamos, eso no tiene precio!). Es por esto que, ya puestos, me encantaría ver cómo celebran una cena con amigos supuestamente irreconciliables como Rafa Spunky o Topacio Fresh y... no sé, ¿tal vez Jiménez Losantos ? ¿No sería una auténtica delicia ver algo similar, ya que se muestran tan supuestamente rompedores? De verdad que me gustaría verlo. En cualquier caso, lo que hay es lo que hay... y lo que hay son grandes momentos de surrealismo en estado puro, sobre todo en sus conversaciones con otros miembros de Las Nancys Rubias . Y, más en concreto, aquellas que involucran a "La Favor" . La famosa disertación sobre la energía atómica y la electricidad me parece un momento de surrealismo costumbrista como no había visto desde la escena de Hola, estás sola? en que la Trini ( Candela Peña ) debatía la existencia o no de palmeras en Málaga. Y otro maravilloso momento muy WTF con La Favor es cuando se ponen a hablar de lo extremadamente ordinaria que es Mariah Carey y si eso la hace grande o no la hace grande...

Que, por cierto, anda que no les gusta a estos lo de criticar por criticar (o "comentar", como dice mi amiga Marian). Porque, con franqueza, no sé yo en qué se basaban exactamente cuando decían que Mariah Carey es ordinaria, hombre por favor...

En fin, que un "show" de lo más recomendable. Lo más "almodovariano" de lo que llevamos de año. Y al que, por cierto, no veo la hora de que editen en un pack lujosísimo en DVD, para ver a Alaska, Mario y troupe (esa América inolvidable, más Alaska que su propia hija Alaska) una y otra y otra y otra y otra vez...

Los protas del reality saliendo de la boda civil. ¿Qué os parecen los respectivos vestidos?


Sobre esta noticia

Autor:
Lainvasiondelasultracerdas (55 noticias)
Fuente:
lainvasiondelasultracerdas.blogspot.com
Visitas:
8549
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.