Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Daniel Higa escriba una noticia?

La alarma nuclear en Japón y en México sigue “Rápido y Furioso”

19/03/2011 17:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una gran paradoja que debería ponernos a reflexionar sobre el futuro, porque el mismo avance tecnológico y científico que desarrolló Japón es el mismo que ahora amenaza con destruirlo

Las cosas cada vez son más alarmantes en Japón debido a la situación que se vive en la planta nuclear de Fukushima, en donde los reactores están a punto de causar un desastre de dimensiones descomunales y la sociedad mundial está a la espera de que algo malo suceda.

Hace una semana la parte noroeste de Japón sufrió la fuerza devastadora de un terremoto de 9 grados escala Richter y luego la devastación vino con el tsunami que azotó una extensa zona costera, sobre todo en la Prefectura de Miyagi, que fue la más afectada por las olas de más de 10 metros de alto que se llevaron todo lo que se encontraron a su paso.

Desde hace una semana, hemos visto como un país desarrollado se ve impotente ante la crudeza de la fuerza de la tierra y la naturaleza. Esto ha despertado gran revuelo con respecto a la viabilidad de la energía nuclear en varios países del mundo, poniendo de relieve la seguridad con la que se debe asumir esto en el contexto de la enorme demanda de desarrollo tecnológico que exige el mundo moderno.

Algunos podrán estar a favor y otros en contra, pero el trasfondo es el mismo. Siempre se piensa que eliminado al mínimo los errores humanos los accidentes disminuyen, pero qué pasa cuando no es la mano del hombre la que mueve literalmente los cimientos, cuando ni la mano del hombre -ni todo su potencial intelectual- puede controlar situaciones tan extremas como la que vive Japón actualmente.

Y es que ahora aplica muy bien esa frase de los grupos ecologistas de que la tierra no es de los humanos. Quedó comprobado en Japón, en donde nadie se podía imaginar una alarma nuclear en aquel país; es más, muchos ni sabían de la existencia de las plantas nucleares; todo esto debido a los altos estándares de calidad y de seguridad con los que trabaja aquel país, reduciendo a casi a cero los accidentes.

Pero se movió la tierra, se levantó el mar y pusieron a una de las poblaciones más desarrolladas del mundo en un peligro inminente. ¿Y en este punto de quién es la culpa? ¿A quién se puede culpar si sucede una desgracia nuclear mayor?

Una gran paradoja que debería ponernos a reflexionar sobre el futuro, porque el mismo avance tecnológico y científico que desarrolló Japón a lo largo de la segunda mitad del S.XX, es el mismo que ahora amenaza con destruir una parte de su territorio y de su población. Una especie de "Frankenstein contra Gozzila" versión ciencia ficción avanzada y catastrófica, es la que se vive en la isla nipona.

Desde hace una semana, hemos visto como un país desarrollado se ve impotente ante la crudeza de la fuerza de la tierra y la naturaleza

Operación "Rápido y Furioso", nadie sabe nada de nada

En temas locales, la famosa operación "Rápido y Furioso" que implementó la Oficina de control de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (BAFT por sus siglas en inglés), sigue dando de qué hablar y ha puesto a algunos funcionarios a decir cosas que se contradicen entre ellos y luego ya nadie sabe qué es lo que dijeron.

Por un lado Alejandro Poiré aseguró esta semana en diversas entrevistas que el gobierno de México no estaba enterado de dicho operativo, por lo tanto, no sabía ni de qué se trataba ni su forma de operación. Luego, Patricia Espinoza, Secretaria de Relaciones Exteriores, dice que sí estaban informados del operativo, pero no del hecho de dejar pasar armas a México.

Es decir, si el gobierno estaba informado del operativo, por qué no lo anunció el mismo día que se hizo público el escándalo en la televisión de los Estados Unidos. Por otro lado, si no estaba informado, por qué no exigió de forma categórica una explicación a los responsables sobre este hecho.

Solo hubo un comunicado en donde la Secretaría de Relaciones Exteriores pidió que se hicieran las investigaciones para saber más del caso. Pero desde ese momento el discurso de algunos funcionarios en México ha sido "cantinflesco", como para eludir una responsabilidad en el caso. "Ni una cosa ni la otra, sino todo lo contrario", diría un ex presidente.

Entre los cables de Wikileaks, las declaraciones de los funcionarios mexicanos, los muertos que aumentan y aumentan -en México, no en Japón-, los aviones no piloteados que sobrevuelan México y las malas relaciones con el Embajador de EU en México Carlos Pascual, las cosas están raras.

Al parecer, toda acción realizada por funcionarios de ambos gobiernos es simplemente para tener mejor y mayor información. Mejor información de a dónde van a parar las armas en México; información aérea para enfrentar mejor a la delincuencia organizada; pedir al gobierno de EU que investigue el caso para luego tener mayor información, etc, etc, etc. Pero a pesar de este "buen intercambio" de información, las cosas no mejoran...


Sobre esta noticia

Autor:
Daniel Higa (208 noticias)
Visitas:
2852
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.