Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Silcblnz escriba una noticia?

Al habla desde Zurich

20/06/2011 01:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al habla desde el aeropuerto de Zurich. Me encuentro en un tránsito de más de siete horas de duración, que culminará con otro vuelo destino Copenhague. Es dificil decir si me apetece menos sufrir esta inoculación de aburrimiento con aire suizo o volver a pisar tierras danesas, que probablemente me reciban con lluvia.

Me estoy aburguesando y me pedí un taxi esta mañana, en Madrid. Le dije al taxista que me iba con Swiss Airlines, y éste preguntó por telefonillo la terminal donde debía dejarme. La T4, me dijo. El hombrecillo era gordo, pelo rizado, bonachón; pero tenía un tick que le hacia contraer brazos y hombros como si estuviera haciendo una ola, a la vez que conducía. Daba un poco de miedo. Lo peor es que me dejó en la T4… . y Swiss Airlines no estaba ahí. "Te has equivocado, mi niña". En efecto, era en la T2. Con el tiempo justo… empecé a hiperventilar. Llame a la terminal de taxis: "Oye, que me han dejado donde no es. Que vuelva el taxi ¡Ya! ¿Eh? ¡Que pierdo el avión!." Y el taxista bonachón volvió, nervioso y cabreado, y me llevó fast and furious a la otra terminal, con el tick intensificado. Marejada a marejadilla. Al final fue solo un susto, pero, joder, cada vez más se me impone como lema vital: < >

En el avión, iba sentada al lado de un empresario venezolano, que tenía "trabajillos" en Marbella y aconsejaba a su socio que, ya que se iba a Japón, andara con los ojos bien abiertos para ver como se las arreglan ellos con la crisis. "¡Hola!" interrumpió mi introspección malhumorada el tipo. "Hola", le contesté arisca, en ese tono de, o te callas o te muerdo.

Así que el tipo siguió conversando con su socio y casi me entra un ataque de risa cuando dice, con tono jocoso: "Ayyy pues, yo se que tu crees que cuanto más guarra, más sabrosa. Yo a una como esa la tiraba del balcón de mi casa. Sabes, nosotros allá en América tenemos la creencia de que los europeos son unos guarros: franceses, italianos… . noooo, huelen mal. Y los españoles cuando llegaron a América. Aquello era insoportable. Nosotros nos bañamos tres veces al día." Me dieron ganas de recomendarle: Tenga cuidado, caballero, no vaya a ser que de tanta agua se le haga jirones la piel, sobre todo en las zonas más delicadas. Pero me contuve, ellos siguieron hablando de hormonas y gente que aunque se meta en remojo, huele que tira para atrás.

El vuelo fue bastante pintoresco. Plagado de gente de todos los países que hacía escala en Zurich. Silencio y murmullos quebrados por los gritos a la española. El vuelo estaba repleto de "Señoras que… " de esas que están de moda en Facebook, aunque ellas no lo sepan: "Pues mi marido no se qué " "Vaya mierda de presidenta que tenemos" "Si es que mi nieta corre que corre y juega al golf. Hace de todo" "¡En la tele sólo ponen basura! Con la de problemas que tenemos. ¡Y a mi que me importa! Mira, mira, el otro día decían que… ".

Los más graciosos, los canarios que iban detrás mío: "Paco, pideme un café con assuuucar" "Ayyy, miiiiira, qué verdito se ve todo pa’ ya pa’ bajo".

Abuelillos entrañables. Aunque no les falta razón al decir que desde arriba, Suiza parece bastante cuco. Me he prometido volver, algún día: Zurich, Ginevra, Lucerna… Me da la sensación de que en otoño debe tener su punto romántico.

De momento, sólo he podido captar que hablan un alemán cantado que suena muy gracioso, que las casas son muy coquetas y el paisaje verde. Me ha matado de gracia también ver a millones de judíos, con los atuendos típicos (así como el padre de Krusti el payaso), paseando sus barbas por todas las esquinas del aeropuerto. Será que aquí, como en Amberes, mueve sucio dinero la joyería. Hablando de judíos, qué divertido cuando spanglisamos las cosas y decimos cosas como: "In spain we eat a lot of jewish". Ante la idea de la antropofagia la gente pone caras muy graciosas. "Sorry, sorry… i mean, a kind of cheakpea… ".

En fin, si aparte de étnias quiero y paisajes aéreos quiero descubrir más cositas, me temo que tendré que volver. Para poca observación sirven los aeropuertos. Bueno, miento, a veces se ven cosas sorprendentes. De hecho ahora mismo hay un japonés sentado en frente de mí, deleitando al personal con una sesión de ronquidos, ¡con los ojos abiertos!. Mother of god… .


Sobre esta noticia

Autor:
Silcblnz (53 noticias)
Fuente:
dragonflyjourney.wordpress.com
Visitas:
1225
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.