Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Akelarre en el Palace: Aznar obsesionado con reivindicarse así mismo.

03/03/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Akelarre en el Palace: Aznar obsesionado con reivindicarse así mismo.

Mi editora Imelda Navajo –esta si qué sabe- y mi chica preferida Mercedes Pacheco, una genio de la cosa mediática/libresca, me habían convocado para el acto de presentación del libro del embajador Rupérez que cuenta como prologuista a José María Aznar, y, además nos iba a impartir lección (este tío siempre imparte lecciones) política/diplomática.

La obsesión

Sin duda, la convocatoria tenía su aquel por cuanto al fin y a la postre la patada en el trasero que le pegaron los españoles el 14-M del 2004 (en realidad se la dieron a Aznar pero en las posaderas de Mariano Rajoy) se fundamentaba en sus besos obscenos con George W. Bush, la implicación en Irak con el corolario final de la perversa gestión del 11-M.

Han pasado casi ocho años de aquella innombrable fecha y el principal protagonista continúa instalado en las mismas mandingas, eso sí, con ínfulas de neroncito ofendido y agraviado.

Intereses

Lo que más sorprendió siempre en Aznar fue su enorme facilidad para decir una cosa y hacer justamente la contraria. Yo creo, tras muchos años pasados, que en eso radicó el éxito de llegar a la Presidencia y su último mandato con mayoría absoluta. Sólidamente apoyado en una plataforma mediática rendida y bien “ engrasá” consiguió convertirse en el principal icono – hasta el momento-de la derecha, en una especie de héroe inmarcesible e inmaculado de esa mitad de España que odia todo lo que suponga socialismo y no coincida con sus planteamientos y, sobre todo, INTERESES.

Obama, el peligro

Pues bien, creí ingenuamente que en esa velada del Hotel Palace el marido de Ana Botella y yerno de Alejandro Agag iba, por fin, a reconocer el error mayúsculo que supuso babear ante el texano. ¡Todo lo contrario! Atizó de lo lindo al “ negro” Obama y repitió hasta el paroxismo las mismas razones, los mismos argumentos que le llevaron a desangrar al Partido Popular a los ojos de los españoles.

Resentimiento

¿Queda algún españolito o españolita en su sano juicio que piense ahora mismo que aquello de Irak no fue un error, un monumental error? No. ¿Por qué se empeña entonces, don José María – a este paso y como sigas adelgazando habrá que mirarte con lupa-en insistir en la bondad de aquellas decisiones extremas?

Yo se lo digo: el resentimiento ante todo un pueblo soberano que se resiste a admitirle como el gran estadista que cree que es y al que sacó del “ rincón de la Historia” .

Bush es hoy un apestado en su propio país; Tony Blair no puede asomarse siquiera a una librería del Reino Unido a firmar libros y Aznar representa al fin y a la postre un pasado que pudo ser y no fue. Punto.

La larga sombra

En la derecha española saben perfectamente que el suegro de Agag (no hará faltar citar a Correa y a El Bigotes) representa en la actual hora una rémora para sus intereses supremos que pasan por volver al poder de la Nación. Él se resiste a abandonar la posición de protagonista. Y en este contexto, esa derecha – que no sólo es política, sino económica y mediática que al final viene a ser lo mismo-es consciente de que, en efecto, Aznar les llevó al poder pero también les mandó al infierno por mor de su levitación y un autoritarismo que sigue inconcluso.

La confesión del felón Timermans

Mientras oía a Aznar perorar sobre lo gran estadista que es y lo poco que se le reconoce, no podía menos de remitirme a la confesión del felón Alfredo Timermans del Olmo, el hijo del censor franquista, ante el embajador americano. Le dijo al poncio eso de que “ en el PP se ve a Aznar como un problema y nunca se le perdonará la guerra de Irak que ha costado el poder… ” .

Por una vez, este mediocre conspirador de salón, el mismo que cobra ingentes cantidades en la primera multinacional española por no dar ni golpe (el golpe que quiso dar a la mano que le da de comer), el gran fracasado del 11-M (cosa que tampoco se olvida en Génova 13), decía la verdad. Y lo decía, Aznar, una persona que te lo debe todo… ¿Por qué demonios no reconoces de una vez tus estulticias?

La historia

Yo recuerdo todavía el caballo que Muammar el Gadaffi regaló a Aznar en Córdoba. Aznar fue clave para devolver al dictador/genocida libio el “ status” de dirigente respetable ante el mundo. Ahora dirá lo que quiera. Pero esta es la verdad.

Porque entre las obsesiones del ex mandatario español siempre han estado en pasar a la Historia, ora como Azaña (sic); ora como Churchill; ora como Franco.

Y se resiste a pasar como un personaje de segunda que pudo ser de primera. Que todo lo tuvo y todo lo desaprovechó. Salvo para Ernesto Sáenz de Buruaga que es y seguirá siendo su líder de cabecera.

¡Por precio, naturalmente!

Graciano Palomo es periodista y escritor, director de FUNDALIA y editor de IBERCAMPUS.ES


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2310
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Políticos

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.