Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Delia Checa escriba una noticia?

Ajo y su poder revitalizador

21/09/2010 15:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La medicina ha evolucionado de tal modo que por un lado investiga las bases moleculares de la enfermedad y, por el otro, ha comenzado a revalorizar el conocimiento tradicional con su fundamentación científica, un alimento al que se aplica esto último es el ajo

Nombre científico: Allium sativum L

En el año 3000 a C se le reconocía su acción revitalizadora general, tanto que durante la época faraónica una buena proporción de la alimentación de los esclavos estaba constituida por ajo. Numerosos pueblos muy disímiles lo consumieron descubriendo sus propiedades digestivas.

Romanos, chinos y griegos reconocieron sus propiedades antiparasitarias.

Hipócrates descubrió las propiedades laxantes y diuréticas.

Bulgaria, país con altas tasas de longevidad, tiene en alta estima al ajo el que consumen casi en todas las comidas. Estudiosos rusos a mediados del siglo XX lo comparaban con la penicilina.

El ajo tiene más de 200 componentes químicos activos. Los más positivos para la salud son: alicina y disulfuro de alilo (acción antibiótica); ajoeno y adenosina (efecto sobre colesterol y grasas).

Composición por 100 grs

Energía 150 calorías Fósforo 153 mgrs Magnesio 25 mg

Grasas 0,5 grs Hierro 1,7 mgrs Zinc 1,16 mg

Proteínas 6,30 grs Sodio 17 mgrs Calcio 181 mg

Vitamina C 31,2 mg Vitamina B6 1,235 mg niacina 0,7 mg

Ácido pantoténico 0,596 mg Iodo 94 mgr %

Propiedades

Refuerza el sistema inmunológico estimulando los glóbulos blancos y aumentando la producción de interleukina 2. Tiene acción antimicótica. Se muestra activo ante virus, diversos estudios muestran el efecto positivo en diferentes virosis como en el síndrome de fatiga crónica vinculada al Epstein Barr, infecciones por citomegalovirus, virus Coxsackie, gripe, resfriado común y SIDA. .

Acción antimicótica: Histoplasma capsulatum. Cándida albicans

Parasitosis: Entameba histolytica. Tenias.

Antifebril, expectorante y diurético..

Actúa como antibiótico disminuyendo el número de bacterias dañinas de nuestro organismo.

Es eficaz para disminuir las complicaciones de la arteriosclerosis por su efecto antiagregante plaquetario y sobre el colesterol

Efecto antioxidante potente.

Contiene selenio; nutriente antiinflamatorio, inhibidor del cáncer y potenciador del sistema inmunitario.

Se ha demostrado que el ajo es capaz de inhibir la unión de la aflatoxina al ADN. Esta sustancia la produce un hongo del género Aspergillus que contamina el maní, maíz, arroz, leguminosas y está muy relacionado con el cáncer de hígado. La aflatoxina al oxidarse en el organismo y unirse al ADN se vuelve carcinógena.

Efecto sobre el sistema circulatorio: hipotensor por medio del aumento de la interleukina 2. Antiagregante plaquetario por lo que se usa para disminuir la producción de placas ateromatosas en la arteriosclerosis.

Aumenta los niveles de HDL y disminuye el LDL descendiendo el colesterol total. Disminuye los lípidos sanguíneos. Esto coadyuva con lo consignado arriba en el tratamiento de la arteriosclerosis. Útil en la claudicación intermitente y en la obstrucción coronaria.

Eficaz en la diabetes pues tiende a normalizar la glucemia.

Se cree que el ajo disminuye la producción de nitrosaminas que se forman a partir de ciertos alimentos las cuales se sabe que son potentes cancerígenos.

En experimentos de laboratorio se ha visto que el ajo disminuye la multiplicación de células cancerígenas.

Efecto sedante por su riqueza en fósforo y por el aumento de la serotonina que produce.

En Alemania y otros países se procesa el ajo utilizándose ampliamente como medicamento produciendo cápsulas, tinturas, perlas. Muchos de éstos preparados han eliminado el olor característico del ajo, propiedad que significa una barrera para que muchas más personas lo incorporen a su consumo diario.

Fuentes:

Dr. James F: Balch “Los superantioxidantes”

Lo libros de Cabecera Buena Salud “Hierbas y plantas que curan”

www.alimentación-sana.org


Sobre esta noticia

Autor:
Delia Checa (46 noticias)
Visitas:
12978
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.