Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaime Bel Ventura escriba una noticia?

Donde el aire es limpio aún bajo la suave luz de las estrellas

15/04/2011 12:54

0 Un 3 de agosto de 1944, nacía en un pueblecito del Levante español, Ayelo de Malferit, Luis Manuel Ferri Llopis. Nos dejó prematuramente cuando le faltaba poco para cumplir los 29 años de edad. El 16 de abril de 1973, moría trágicamente en accidente de tráfico

0

A los pocos años de edad, su familia, debió de trasladarse a la capital, Valencia, por motivos laborales. El pequeño Luis Manuel tuvo que abandonar pronto sus estudios y ponerse a trabajar como medio para ayudar económicamente a su familia. Lo hizo como aprendiz de la Joyería Casa Amat en la que llegó a ser un brillante orfebre. Compaginaba su trabajo con su otra gran pasión, la música.

En 1962, junto a sus grandes amigos Félix Sánchez y Salvador Aranda, funda el trío Los Hispánicos. Durante un tiempo fue un conjunto musical muy apreciado en el barrio de Sagunto donde residían actuando en fiestas, bailes populares, verbenas y presentaciones falleras. Por aquella época llegaron a quedar finalistas en el concurso radiofónico de ámbito nacional Fiesta en España. A pesar de ello y de sus ya bien merecidos triunfos, sus compañeros de grupo deciden que el mundo de la música no es lo suyo y disuelven el conjunto.

Dada su amistad con el bajista de Los Supperson, Vicente López, entra a formar parte del grupo en sustitución de Carlos Lardíes convaleciente de un accidente de tráfico. Poco después del conjunto también se remodela y Luis Manuel debe cumplir su servicio militar en la Marina donde lo destinan al Arsenal de Cartagena. Terminado su periodo militar retorna al grupo con mucha más fuerza que nunca, de hecho este conjunto será el que le acompañará en todas sus actuaciones hasta el final de su carrera artística.

Comienza una carrera fulgurante marcada por el éxito y la tragedia

Quizás el nombre de Luis Manuel Ferri Llopis no os diga gran cosa, a pesar de ser su verdadero y auténtico nombre, sin embargo si se cita su nombre artístico, sin duda, sabréis que se trata del gran Nino Bravo .

En el verano de 1969 le llega su gran oportunidad de la mano del recién fallecido el Maestro Augusto Algueró proponiéndole cantar su tema «Te quiero, te quiero» a pesar de que otros cantantes de la talla de Raphael, Lola Flores o Carmen Sevilla, no se sabe el motivo por el cual no salieron al mercado. Nino tuvo un éxito fabuloso y la melodía fue elegida canción del verano de aquel año. A esta canción le siguieron otros grandes éxitos como « Noelia», «Perdona», «Mi gran amor», «Esa será mi casa», «Mi querida mamá», «Voy buscando», «Un beso y una flor», «Libre», entre otros.

En 1970 participa en el festival de Eurovisión con el tema «Esa será mi casa» sin embargo se eligió para representar a España a otro gran monstruo de la canción, Julio Iglesias que obtuvo el primer puesto con la canción «Gwendolyne». Ese mismo año participa en el programa Pasaporte a Dublín de Valerio Lazarov.

Contrae matrimonio secreto con su novia de siempre, María Amparo Martínez Gil; era el 20 de abril de 1971. Ese mismo año viaja a Buenos Aires, Argentina, donde actúa en el Canal 9 en un programa especial junto al cantor de tangos Argentino Ledesma. El 24 de enero de 1972, nace Amparo, su primera hija. Poco después editaría su tercer álbum, titulado «Un beso y una flor», con el que obtiene gran éxito tanto en España como en Hispanoamérica.

El cantante y los heridos fueron trasladados urgentemente en varios vehículos de particulares a Tarancón, situado a 13 kilómetros

En noviembre de 1972 participa en el Festival de la Canción de Río de Janeiro como representante español, donde logra empatar en el primer puesto con David Clayton-Thomas (Estados Unidos). La victoria le sería arrebatada injustamente por el presidente del jurado, Joseph Lee Zhito, que, al ser estadounidense, no podría haber votado por su propio país. Semanas después sale a la venta su cuarto álbum, titulado «Mi tierra», en el que se incluye uno de sus principales éxitos, «Libre».

El 14 de marzo de 1973 realiza su última actuación en Valencia, dentro del Parador 73 de las conocidas Fallas valencianas. Allí canta, por primera y única vez, el Himno de Valencia ayudado por el público asistente. Los granadinos Jardines de Neptuno acogerían poco después la que sería la última actuación en directo del intérprete valenciano.

Un fatídico lunes 16 de abril de 1973

Una fría mañana de abril de 1973, la del lunes día 16, Nino junto a sus amigos, el guitarrista José Juesas Francés y los componentes del dúo Humo del cual era su representante artístico, parten temprano desde valencia con destino a Madrid. Nino quería hacerlo por carretera con su recién adquirido BMW 2800 matrícula GC-66192. Temprano, entre las 07:30 y las 08:00 horas parten de la ciudad con destino a la capital de España, tenían previsto el regreso para el día siguiente al atardecer.

En Motilla de Palancar, pueblo de la provincia de Cuenca, hacen un alto en el camino para repostar momento que aprovechan para hacer un pequeño refrigerio como desayuno. Sobre las 10:00 horas prosiguen su camino pero a pocos kilómetros, en el término municipal de Villarrubio, en una curva en la que ese mismo mes había sucedido un accidente mortal, el vehículo que conducía el propio Nino Bravo se sale de la carretera por un despiste y da varias vueltas de campana.

El cantante y los heridos fueron trasladados urgentemente en varios vehículos de particulares a Tarancón, situado a 13 kilómetros. En un pequeño hospital de monjas mercedarias llamado Santa Emilia los accidentados reciben las primeras curas y, dada la posible gravedad de las heridas, Nino se queja de fuertes dolores en la zona abdominal, son trasladados con la única ambulancia de que dispone el pueblo a Madrid, cuya distancia ronda los 80 kilómetros. Sin embargo, a escasos kilómetros de la capital de España, el cantante fallecía finalmente, ingresando cadáver en el actual Hospital Universitario Gregorio Marañón de la capital.

Las causas de la muerte nunca se han revelado oficialmente, todo apunta a posible neumotórax y a diversos politraumatismos sufridos en la zona abdominal, ya que aunque el coche tuviera cinturón de seguridad delanteros, la norma que obligó su uso entró en vigor en 1974, es bastante más que probable que el cantante no lo llevara puesto.

Los mitos nunca mueren

Allá, desde lo más alto, Nino sigue cantando y alegrando los corazones de los ángeles y hasta aquí llega el eco de sus estrofas...

Donde brilla el tibio sol

con un nuevo fulgor

dorando las arenas.

Quizás el nombre de Luis Manuel Ferri Llopis no os diga gran cosa pero si se citan sus éxitos, sin duda, sabréis que se trata del gran Nino Bravo

Donde el aire es limpio aún

bajo la suave luz

de las estrellas...

¡Descansa en Paz, Nino! ¡Ni España, ni América, ni el resto del Mundo te olvidan!

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en