Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Apbm escriba una noticia?

“El ahorro como método de crecimiento, bienestar y seguridad”

22
- +
11/03/2020 19:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

. El ahorro no es solo un motor de crecimiento, sino es creador de bienestar y seguridad para la población y el gobierno

Introducción

El ahorro ha sido históricamente considerado como un elemento fundamental en el crecimiento económico de los países, ya que se encuentra directamente relacionado con factores de bienestar para la población. Es sustancial mencionar que el ahorro resuelve graves problemas entre los cuales se encuentran: bajo crecimiento económico, escasa inversión, problemas de salud, y sobre todo la creciente necesidad de cuidar a la población que envejece.

El ahorro se conceptualiza como la transferencia de recursos presentes hacia el futuro, y se plantea que los individuos elijan cómo repartir su consumo dependiendo de la tasa de interés real (la cual se asume constante) y la impaciencia de necesidad que enfrentan, (Attanasio, Székely y Székely, 1999). Para determinar el ahorro es necesario analizar los ingresos obtenidos a lo largo de la vida junto con los actuales, y este dependerá directamente del consumo presente y futuro.

Factores del Ahorro

Existen factores importantes para el ahorro, los cuales los determina Amezcua (1993) en su investigación realizada en México, los cuales son: riqueza, evolución del ingreso conforme el tiempo, factores demográficos y factores que afectan el valor presente. Cuando el autor menciona factores demográficos, se refiere principalmente a que el ahorro es un tema central en la formulación de políticas públicas y en los debates académicos, debido a su relación directa  con el crecimiento de la economía, ya que es un determinante clave de la formación de capital e inversión.

Objetivo e Importancia del Ahorro

La importancia del ahorro reside en el papel que desempeña en el proceso de acumulación de capital, y su efecto en el crecimiento económico (Esquivel, 2008). Es decir, en la transformación del ahorro en ingreso futuro adicional a través de la acumulación de capital. Las personas deberían ahorrar para poder invertir en su propio bienestar, para disfrutar de una vida más plena y terminar sus días gozando del confort y de una tranquilidad previamente planeada. Sin duda esa debería ser la motivación fundamental de los individuos para ahorrar.

El objetivo del ahorro debería ser preparar el camino para que las personas vivan vidas más productivas y satisfactorias, para que las empresas puedan desarrollarse e ir creciendo, para poder ofrecer empleos de calidad y bienes y servicios competitivos, así como también que los gobiernos aseguren que sus ciudadanos disfruten de una infraestructura desarrollada, con servicios públicos de calidad y sistemas de jubilación digna para todos. El ahorro no debe ser una simple reserva para épocas poco favorables, el ahorro es prosperar y generar buenos tiempos.

¿Qué mueve al ahorro y quién lo promueve?

Los tres grandes motores del ahorro son: los hogares, las empresas y el gobierno. Cada uno de estos factores contribuye al crecimiento económico del país, pero sin duda el más importante y donde reside todo son los hogares. Cuando la gente tiene un buen ahorro familiar puede invertir su capital, este va a instituciones financieras donde ese mismo dinero sirve para financiar empresas, lo cual, a su vez, crea empleos que fomentan la economía del país, sin olvidar mencionar que también esas instituciones financieras dan dinero al gobierno y las propias empresas creadas por los individuos aportan seguridad, crecimiento, recursos y servicios para el este y la población en general. Todo esto forma una cadena importante, la cual está firmemente relacionada entre sí y que si funciona bien trae grandes beneficios sociales y políticos.

El ahorro familiar depende directamente de la edad de cada uno de sus integrantes, cuando existe un mayor número de niños en el hogar se reduce el ahorro, mientras que una fracción creciente de adultos mayores lo incrementa. La estructura poblacional al interior del hogar aparece como un determinante importante del ahorro. La presencia de niños, personas con alguna discapacidad y/o ancianos que no reciben pensión genera una restricción para el ahorro, al incrementar los gastos y no contribuir con ingresos (Attanasio, Székely y Székely, 1999). Otro factor relevante que dificulta seriamente el ahorro en los hogares es la baja cobertura de las jubilaciones, la extendida informalidad laboral, el analfabetismo financiero y la falta de confianza en los sistemas financieros.

 

Para estudiar el ahorro de los hogares, la medida empleada se basa en la siguiente ecuación, que considera tanto el resultado financiero del hogar (ingresos menos gastos), como su composición demográfica interna:

 

 

Dónde:

  • SPC representa el ahorro del i-ésimo hogar normalizado por su tamaño.
  • Y representa el j-ésimo concepto de ingreso del i-ésimo hogar.
  • G representa el m-ésimo concepto de gasto del i-ésimo hogar.
  • N es el número de integrantes del i-ésimo hogar.

 

La expresión anterior indica que el ahorro del i-ésimo hogar es la diferencia entre el ingreso neto y los gastos del hogar, normalizado por la raíz cuadrada del número de integrantes, con lo que se busca obtener una medida “per cápita”. Se eligió ese cociente en particular para considerar el ahorro en términos de “miembros equivalentes”, es decir, incorporar economías de escala en el ahorro (Valles y Aguilar, 2015).

 

El ahorro en México

Hablar del ahorro en México es sin duda un tema complicado, ya que hasta ahora no forma parte de nuestra cultura. A pesar de los esfuerzos que se han realizado según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) (2019) menos del 40% de la población tiene ahorros seguros en sistemas financieros, mientras que el resto no ahorra o bien cuenta con sistemas de ahorro no financieros, en los cuales se corre un alto riesgo de perder el dinero al ser estos inseguros. Dentro de los instrumentos de ahorro no financiero más comunes en México se encuentra la compra de bienes durables como lo son las propiedades, inversiones en empresas familiares, tandas, acumulación de joyas etc. Estos mecanismos reducen la eficiencia colectiva con que se utilizan los ahorros existentes.

En los últimos años se ha logrado aumentar un poco la tasa de ahorradores en México, pero actualmente según el Indicador Trimestral del Ahorro Bruto proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2019), se indica que este disminuyó (-)0.3% en el último trimestre de 2019, frente al trimestre previo anterior.

El Ahorro en América Latina

Según un estudio realizado por Banco Interamericano de Desarrollo (2016), menciona las principales razones por las cuales en América Latina es tan bajo el porcentaje de ahorro formal en la población, las cuales son: altos costos para acceder y usar el sistema financiero, la falta de confianza en dicho sistema, regulación financiera deficiente, escaso conocimiento sobre cómo funcionan los bancos, presiones sociales y los sesgos de conducta. Estas son las principales causas por las cuales se encuentran reprimidos los ahorros financieros en la población, lo cual reduce los retornos efectivos para los ahorristas y las bajas inversiones. Si en América Latina se contara con un buen sistema financiero no sólo se facilitaría el ahorro, sino también lo agregaría y asignaría de manera eficiente, ayudando a la población a incrementar su bienestar, la seguridad financiera y ayudaría a contar con un eficiente financiamiento para proyectos con rentabilidades más altas.

Motores del ahorro son: los hogares, las empresas y el gobierno

 

En el mismo estudio se analizó de igual manera el escaso y casi nulo ahorro por parte de los gobiernos en América Latina, centrándose específicamente en México. Uno de los principales problemas que se identifican en el ahorro gubernamental es el impacto directo que se tiene con los pocos ingresos tributarios que se reciben por parte de los contribuyentes, debido a la evasión tributaria generalizada, la cual provoca que se reduzcan estos ingresos y se distorsionen los incentivos de las personas que cumplen en relación con las que no cumplen. La evasión tributaria equivale, en promedio, a casi el 52% de la recaudación tributaria potencial de América Latina, es decir: cerca de la mitad de los ingresos tributarios potenciales se pierde debido a la evasión, (Banco Mundial y PriceWaterhouseCoopers, 2015).

 

Conclusión

 

Actualmente en México se cuenta con gran cantidad de subsidios y programas sociales implementados por el gobierno en curso, los cuales pueden estar mal focalizados y esto ha provocado que la calidad de gasto público sea baja en algunos sectores, así como también estos gastos se han reflejado en el negativo crecimiento económico que estamos viviendo. Estas ineficiencias generan un exceso de gasto. Si se redujeran esas fallas en el reparto de los programas sociales se podría incrementar el ahorro público y liberar más dinero para inversiones públicas más productivas y de mayor calidad, se mejorarían los servicios y no se incrementaría la deuda pública.

 

En México es importante incentivar y buscar métodos para incrementar el ahorro, tanto en el gobierno como en los hogares. Una de las soluciones que se han propuesto en el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) es canalizar las remesas a través de los sistemas financieros locales, esto resultará de gran utilidad para que crezca la economía local de las

Por otra parte, el gobierno debe ajustar los parámetros de jubilación. Mejorar el diseño institucional de los programas públicos de pensiones en México que permitan obtener mejores tasas de reemplazo sin generar distorsiones en otros mercados. Esto incluye, entre otras acciones, aumentar las contribuciones, que actualmente son bajas en comparación con las de muchos otros esquemas en el mundo, así como reducir comisiones y mejorar perfiles de inversión y rendimientos (Villagómez, 2014). La ventaja que se tiene en México es que según el BID se tienen relativamente más personas que hacen aportes que jubilados que reciben los beneficios, a diferencia de los países europeos.

 

Finalmente es importante para ambos sectores explotar los beneficios de la innovación y la tecnología en el ámbito financiero, para hacer ahorros formales más seguros e inversiones inteligentes que generen rendimientos y seguridad a largo plazo.

 

Referencias:

 

Amezcua, A. V. (1993). Los determinantes del ahorro en México: una reseña de la investigación empírica. Economía Mexicana. Nueva Época2(2), 305.

 

Attanasio, O., Székely, M., & Székely, M. (1999). Ahorro de los hogares y distribución del ingreso en México. Economía Mexicana3(2), 267-338.

 

Banco Mundial y PwC (PricewaterhouseCoopers). 2015. “Paying Taxes 2016.” Informe. Disponible en https://www.pwc.com/gx/ en/paying-taxes-2016/paying-taxes-2016.pdf. Consultado en febrero de 2020.

 

Banco Interamericano de Desarrollo. (2016). Ahorrar para desarrollarse: Cómo América Latina y el Caribe puede ahorrar más y mejor. México: Fondo de Cultura Económica.

 

Esquivel Martínez, H. (2008). Situación actual del sistema de ahorro y crédito popular en México. Problemas del desarrollo39(152), 165-191.

 

INEGI. (2019). Índice de ahorro bruto. Febrero 7, 2020, de INEGI Sitio web:  https://www.inegi.org.mx/

 

Valles, Y., & Aguilar, A. (2015). El ahorro en México: evidencia en hogares. Estudios Económicos, CNBV3, 41-72.

 

Villagómez, F. A. (2014). El ahorro para el retiro. Una reflexión para México. El trimestre económico81(323), 549-576.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Apbm (1 noticias)
Visitas:
389
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.