Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Troyano escriba una noticia?

¿y ahora si vien la ansiada paz?

04/11/2012 22:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los orígenes de la violencia en Colombia, 50 años de continuas matanzas, ¿podrán llegar a su fin? los políticos corruptos, el fanatismo, la guerrilla y el narcotráfico, han sido la sombra que enluta, la mordaza del pensador que se expresa, efecto de la causa,

Presentir la injusticia en la soledad de los tiempos me compele a escribir, tratando de hacer memoria de las narraciones que escuchaba en mi infancia, y de aquellos nombres insignes que eran la gloria de un país, y la muda admiración de un pueblo, por su inteligencia, elegancia y poder, pero que a su vez, sus solapadas acciones y el uso del verbo con que la naturaleza les doto, inflamaron de odio y sed de sangre a sus ignorantes y fieles seguidores, para que en el año de 1948 con el asesinato del lider liberal Gaitán, liberando el fanatismo, la sed de sangre y el descontrol, tristemente se gestara el monstruo para que así naciera esta violencia colombiana de carácter inaudito, que hoy heredan paladines con palabras nuevas de estudiantes simpatizantes, de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao sin verdaderamente entender el contexto histórico y geográfico, donde nacieron las ideas, y terminar sencillamente olvidados de sus ladinas palabras con que atraían las masas ignorantes de campesinos y estudiantes de las grandes urbes, y hoy sencillamente dedicados a hacer dinero fácil con el narcotráfico, los asaltos bancarios, el secuestro y la extorsión, conocida como boleteo.

El año de 1950 en Colombia marcaba un comienzo siniestro en nuestras latitudes campesinas y poblados, alejados de las ciudades capitales; personajes de la historia Colombiana, como el célebre Doctor Laureano Gómez, testigo presencial del nazismo y las ideas de locura de Hitler,

Quizás, este personaje Laureano que como estadista, realizo grandes cosas, y en su fuero personal actuaba como un yidha moderno en una guerra santa, queriendo emular la purificación racial del nazismo, con la purificación política, da pie al nacimiento de la persecución de pueblos liberales que regaron con su sangre inocente los poblados para que los hijos de estas injusticias, engrosaran las filas de las primeras guerrillas colombianas con un aura de justicia y a su vez de venganza por las atrocidades cometidas por los llamados “chulavitas” fuerzas especiales del gobierno que con la misión de acortar las diferencias en masa que pudieran tener las votaciones entre los liberales y los conservadores, quisieron acabar drásticamente en el buen estilo Hitleriano, con la mayoría en las urnas de los llamados liberales incluida su progenie.

Las consecuencias de estas retaliaciones fueron el nacimiento de bandoleros como Sangre negra y “Desquite”, personajes que habiendo sido testigos del asesinato de sus padres, se dedicaron a buscar la venganza y a su vez se convirtieron en asesinos indiscriminadamente de gente inocente, en algún tiempo compañeros del tristemente célebre tirofijo, de esta mismas guerrillas nace la leyenda de Manuel Marulanda alias Tirofijo, fundador del frente guerrillero Farc. Esta violencia generada por causas políticas llevó a asesinar conjuntamente más de 300000 personas en estos tristes años, del 1945 al 1953.

Y con el paso del tiempo, mirando el baño de sangre que ha enlutado el país, valido es preguntarnos qué diferencia hay entre los sicarios de los grandes capos del narcotráfico, y los sicarios de los grandes oligarcas, que apropiados del poder fundaban movimientos como los llamados pájaros achacados al Doctor Jorge Leyva, como patrocinador de este grupo de asesinos, cuya ideología era sembrar el terror y el desconcierto para acaparar el poder y actuar de manera corrupta en la expropiación de tierras .

Liberales se organizan en guerrilas que degeneran en bandolerismo capitaneadas por Desquite, Sangrenegra y el señor Manuel Marulanda quien funda el movimiento siniestro de las farc

El paso del tiempo para algunas poblaciones, no ha tenido ningún cambio, en la vereda “El Paraíso”, de triste recordatorio violento, cuyo testimonio queda expuesta en la obra “Lo que el cielo no perdona” del padre Fidel Blandón; ha visto pasados cincuenta y seis años de estas tristezas, como la violencia y la impunidad siguen imperando y así los habitantes de Dabeiba han visto en los últimos tiempos más de siete mil asesinatos, de sus gentes sacadas a la fuerza para ser desmembrados vivos, abaleados y ahorcados con gran saña, por los grupos paramilitares, la guerrilla de las farc y Eln, y otros delincuentes para aprovechar el momento de arrebatarles sus tierras, sus casas, y su dinero.

Como la hierba mala, no bien se desyerba cuando ya se reemplaza, así ha sido para este país una vida de zozobra y de angustia sin piedad, y los gobernantes, que no son más que la herencia de nuestros males, poco pueden remediar estas historias, cuando no son participes de ellas, que tristeza, hoy de nuevo nos sentamos en la mesa con criminales disfrazados de ideólogos, y las pobres victimas que son los parientes de los muertos, quedarán seguramente sin justicia alguna pues como siempre el requisito exigido es el perdón de todas sus fechorías, y algunos se quedaran tranquilos un tiempo, otros serán muertos por ellos mismos o alguien más, y en breve seguirá la impunidad los asaltos y nuevas fuerzas guerrilleras, hasta que el país no eduque a su gente y todos tengamos la misma oportunidad, con tristeza escribo estas líneas desde México, he visto mucha ingratitud en las personas que en sus labios siempre tienen la palabra dios misericordioso paz y justicia, cuando hablan del temor a pecar, y no obstante, lo hacen sin vergüenza alguna y con el mayor descaro, contraponiendo sus pasiones sobre aquellos principios éticos de comportamiento que según la Biblia Dios dicto a Moisés en el monte Sinaí, y con los cuales cuando nos conviene, nos limpiamos esas cuatro letras donde termina la espalda.

Cuento de nunca acabar, cuantas veces la misma titiritesca escena, de gobiernos débiles negociando con los traficantes de la muerte, y el dolor ajeno, cuantas veces, sentados en diferentes latitudes, desde la Habana viene el cuento y los lobos se convierten en corderos, y exigen por sus fechorías el menor de los castigos y proceden de manera absurda, imponiendo sus razones con bombazos, que llevan la muerte a justos e inocentes, para enarbolar su bandera de inocencia como si matar fuera una picaresca broma colegial sin consecuencia alguna, privando la libertad de inocentes soldaditos y policías que solo buscaban un empleo para silenciar el hambre y tuvieron la desgracia de hallarse en su camino, crímenes que quedarán en el luto del silencio, amparados por ideas ahora de más retórica inteligencia, ya que en sus cincuenta años de genocidio los líderes de las guerrillas colombianas han tenido la fortuna de contar con los dineros robados de la Caja agraria y Bancos de Colombia, de las diferentes poblaciones por el gobierno abandonadas, pago de secuestros, boleteo y narcotráfico, y así permitirse el lujo de educar a sus propios hijos o sus militantes en universidades extranjeras para suplir el vacio de pensantes ideológicos que en el camino han venido quedando; crímenes de guerra infames que quedarán muy seguramente sin castigo y el temor a sentir el eterno desasosiego llevará a la conclusión de que estos locos maniáticos de crueldad animal probada sin sentimientos humanitarios, seguramente deban incorporarse durante algunos meses entre los ciudadanos de bien y cuando les plazca volverán a lo mismo, pues la vida del azar y las balas les permite gozar del beneficio de una fortuna para vivir su vida, que tristeza, que no se encuentre otro camino sino doblar las rodillas ante el verdugo, por temor e incapacidad de doblegarles…, cincuenta años de guerra atroz, cuyos orígenes oscuros han nacido de los políticos de siempre, tan asesinos como aquellos que se esconden en el monte; familias enteras que abusando del poder social y su dinero, han procedido con absurda crueldad, utilizando personajes oscuros para asesinarse entre sí, en aquel baño de sangre que enlutaba hogares campesinos, entre conservadores (godos) y liberales, con la peregrina idea de asegurarse la mayor votación en las urnas, hasta consolidarse en estos nefastos grupos, que con ayuda de estos mismos políticos crecían solapadamente, hasta la aparición del narcotráfico que visiblemente, le dio un repentino giro a esta manera tan colombiana, donde el dinero nuevamente manifestaba el poder y ahora estas mismas familias de políticos que dirigían los destinos del país se ven retados, acosados, humillados y victimados; para que la violencia, ya no solo se sintiera en los campos de antaño, sino que se revirtiera en las mismas ciudades, y los baños de sangre empezaran a vivirlos por igual, los marginados y los privilegiados, y para triste sorpresa de los miserables gobernados, súbitamente aparecen en escena en el bando de los malos nombres como Santofimio, como autor intelectual del asesinato de Galán, personaje inmaculados en la muerte de figuras intocables, y entonces decimos la justicia cojea pero llega, y volvemos los ojos al pasado y miramos la insigne figura de un Laureano Gómez, de hermoso discurso encendiendo odios y oscureciendo corazones y llamando a una guerra santa por haberse ofendido la imagen de su Dios, y clamando por el asesinato de las ideas liberales para que se iniciara ese baño de sangre y esa danza de muerte que aun estamos viviendo, testigo presencial del nacimiento nazi, quizás llegó a Colombia, para sentar su plataforma de purificación política con la gracia de la habilidad del uso de la palabra con que la naturaleza le doto, y es que lo desconcertante para quienes puedan llegar a pensar es que seres o civilizaciones esplendorosamente inteligentes, son artífices de maquinaciones de total deshumanización y crueldad sin piedad alguna, como lo vivieron los judíos en las garras de los nazis, como lo vivieron nuestros campesinos por los sicarios políticos, que hicieron celebres las violaciones masivas de campesinos liberales, el famoso corte de franela y como lo seguimos viviendo ahora por delincuentes comunes amparados en la retórica y las buenas maneras de aquellos privilegiados que favorecidos por sus viajes y estudios en el extranjero, coloquen su pensamiento al orgásmico ejercicio de deleitarse con el mal ajeno.


Sobre esta noticia

Autor:
Troyano (13 noticias)
Visitas:
700
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.