Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Silcblnz escriba una noticia?

Ahora lo entiendo todo

31/05/2011 23:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estoy viviendo en una especie de sanatorio mental. Sí, como lo oyen. De pronto la verdad esclarecedora se presenta en forma de charla con el señor orondo y todo cobra sentido.

Me ha tocado ahora mismo en la ventana y, cuando he salido fuera, me lo he encontrado sentado en la mesa del jardín: I need to talk to you 5 minutes.

Y en la charla, me ha explicado, después de ver la nota que le dejé al congoleño en la puerta para que dejara de hacer ruidos, que era un chico muy especial. Todos sabemos que la palabra especial en ciertos contextos no encierra nada bueno. Luego fue más explicito: Es un chico enfermo.

Y al final, tras una charla de bastante más de 5 minutos, llegó migajita a migajita, para que no me atragantara al digerirla de golpe, la verdad: el congoleño es un esquizofrénico de 19 años, que lleva dos años al cuidado de orondo y su compañía porque además tiene una situación familiar ‘ especial’ (no quise ahondar más). Está cambiando su medicación y no se la está tomando con la frecuencia que debiera. ‘ Eso no excusa que haga ruido por las noches, yo entiendo perfectamente que tienes que dormir y estudiar para tu project. Sólo tócale en la puerta porque él vive el día de hoy y no se acuerda de las quejas de ayer. Su lógica es que si alguien puede hacer ruido a la 1 pm no hay ninguna diferencia en que él la haga a la 1 am. Solo tócale a la puerta’ .

Le expliqué al tipo que la otra noche le estuve tocando, muy fuerte, muchas veces, y no me abría. ‘ Probablemente se quedó dormido con la medicación y, entonces, no oye nada. Además él solo duerme tres o cuatro horas en la noche. Piensa mucho.’

Me contó además que llevaban dos años tratándolo, pero que él daba un paso adelante, y dos atrás, y que había que tener mucha paciencia.

Lo que más me sorprendió es cuando me dijo ‘ In this house didnt use to live anyone. We are improving it to make a house for this kind of people. Other people can choose being here or not, but K. (el congoleño) not; he must’ .

Entonces, con los ojos como platos, empecé a entender todas las irregularidades de esta casa, el ambiente raro, el control exterior: ‘ You are an easy-going girl and I really understand you. Besides, you don’ t have to clean all the dirty things these guys leaves everywhere… ’

Entonces, me ha ofrecido mudarme mañana a una habitación en otra casa que tienen aquí cerca para los días que me quedan en Dinamarca. Yo, contenta, le he dicho que sí; pensando también en la visita de Yannick, para que fuera en un ambiente menos hostil; menos viciado, sucio y enfermo. Pero entonces me ha aclarado: ‘ In the other house there also people with mental problems. But they are older. There you will have silence’ .

Lo siento, de verdad, si ahora peco de egoísta, pero me da miedo, sobre todo siendo una niña de 1, 57, vivir con una banda de enfermos mentales de género masculino plural. Y me siento estafada. ¡Estas cosas se dicen, aunque sea en letras pequeñas, cuando una firma el contrato de alquiler, carajo!

Y el viernes… comienza el fin de semana romántico en el sanatorio, mi cuarta casa en Dinamarca. (Lo pienso y no puedo parar de reírme)


Sobre esta noticia

Autor:
Silcblnz (53 noticias)
Fuente:
dragonflyjourney.wordpress.com
Visitas:
2311
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.