Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Rondo escriba una noticia?

Ahí te dejo... Madrid

20/05/2010 23:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

Todo parecía perfecto. La leve brisa recorría las colinas, los almendros florecían con su particular flor durante el mes de abril. La gente salía a las calles orgullosas con sus camisetas del FC Barcelona, salían aficionados del conjunto barcelonista de cualquier esquina. La represión se esfumó, la gente amaba al FC Barcelona, al mejor equipo del mundo. Ese equipo que rozaba la total perfección enamoraba a amigos y desconocidos, ese equipo que tenía a sus pies al globalizado mundo del fútbol.

Toda esa armonía, todo ese ambiente de positivismo y de riqueza quedó petrificado cuando el pasado martes 20 de Abril de 2010 el Inter de Milán conseguía un importantísimo 3-1 en el Giusseppe Meazza que a la postre sería de vital importancia para que el conjunto de José Mourinho acabase consiguiendo la clasificación por un global de 3-2 favorable a los interistas.

"Ens hi deixarem la pell" (Nos dejaremos la piel) fue el lema elegido por el club de la ciudad Condal de cara al decisivo encuentro en casa frente al Inter de Milán. Al término del encuentro del pasado sábado en el Camp Nou frente al CD Xerez los jugadores del conjunto barcelonista se colocaron camisetas con dicho lema, llamando a la asistencia y apoyo de la afición ante tal decisiva cita.

El reto se había conseguido. El clíma y el ambiente era espectacular. Todo el mundo deseaba el pitido del colegiado belga Frank de Bleeckere, ya fuesen del FC Barcelona, del Inter de Milán o simplemente amante de este mundo denominado fútbol.

Caceroladas bajo la fragil vigilancia de la seguridad frente al hotel donde se alojaba el conjunto italiano la noche anterior, declaraciones un poco pasadas de tono del central barcelonista Gerard Piqué, el siempre protagonismo tenso de José Mourinho... hicieron que el FC Barcelona-Inter de Milán fuese una semifinal en toda regla.

Desilusionante y pobre esquema táctico de José Mourinho para el importante choque. Totalmente efectivo, sí, es evidente, pero es el principal motivo de la dolorosa eliminación azulgrana.

Un FC Barcelona que quiso conseguir el pase desde el primer minuto dio paso a una posesión del esférico de cabo a rabo durante los noventa y cuatro minutos de encuentro. Pero tan sólo eso, posesión y más posesión, toque y más toque, pero lanzamientos a portería más bien escasos.

La tempranera expulsión de Thiago Motta en el minuto 28 acabó por confirmar el ultradefensivo planteamiento del conjunto italiano. Cabe decir que pese a su antiestética forma de plantear encuentros, de saber llevar los partidos adelante al fín y al cabo fútbol es fútbol (topicazo a estas alturas de temporada) y al final lo que vale es el resultado.

Partidazo de Gerard Piqué, muy posiblemente uno de los mejores centrales del mundo, sino el mejor. El único que dio la cara desde la previa. Él sí se dejó la piel por los suyos. Polivalencia tanto a nivel defensivo como ofensivo. Elegancia y saber estar dentro del terreno de juego hacen del defensa español una de las piezas más cotizadas del mercado europeo. La directiva catalana, por supuesto, está al tanto de la situación.

El pasado verano, tras firmar los traspasos de Zlatan Ibrahimovic y Samuel Eto´o a FC Barcelona e Inter de Milán respectivamente no salió a la luz un apartado, un punto de los contratos de los cuales no se han hecho referencia alguna. Al parecer ambos jugadores se comprometían a ser personas ausentes cuando ambos conjuntos se enfrentaran. O eso parece cuando se analizan los cuatro encuentros entre ambos equipos y el rendimiento de ambos futbolistas en dichos partidos. Da que pensar...

Por cierto, se vuelve a cumplir la estadística por excelencia de la UEFA Champions League. El campeón no revalida el título en dos temporadas consecutivas.

Al parecer, el FC Barcelona del histórico sextete no hará la mejor de las despedidas a Joan Laporta en la presidencia del conjunto barcelonista. Después de una temporada mágica y espectacular por el triplete parece ser que la temporada 2009/10 se traducirá en como mucho tan sólo un título, que a día de hoy anda disputando mano a mano contra el Real Madrid CF a tan sólo un punto de distancia.

Saludos. Viva el Fútbol.


Sobre esta noticia

Autor:
Mi Rondo (427 noticias)
Fuente:
mirondo.blogspot.com
Visitas:
4222
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.