Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Afronta Netanyahu rebelión interna por propuesta de moratoria

16/11/2010 06:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu afronta un germen de rebelión en su partido Likud, tras decidir seguir adelante con la propuesta de moratoria de tres meses en la construcción de colonias, lo que podría costarle su gobierno. La rebelión germina en un grupo de diputados del partido gobernante que se opone a que Israel acepte la propuesta de Estados Unidos de declarar una nueva moratoria a cambio de un paquete de generosos incentivos que Netanyahu valoró en miles de millones de dólares. “Tenemos 48 horas para hacer algo antes de que el gabinete de seguridad decida”, dijo en las últimas horas el ministro de Diásporas Judías, Yuli Edelstein, en un encuentro con el grupo de rebeldes, y ante la inminencia de la votación sobre la moratoria. Netanyahu convocó a los 15 miembros del gabinete de seguridad para mañana miércoles por la noche, y las cuentas de los principales diarios aseguran que obtendrá una mayoría ajustada pero en definitiva conseguirá aprobarla. El plan de Estados Unidos lo estudió el gobierno israelí en términos generales en su reunión del pasado domingo, en la que el jefe del gobierno comunicó que sería votada por el foro más reducido de ministros que se encargan de los asuntos diplomáticos y de seguridad. Según la propuesta, Washington dará de regalo a Israel 20 aviones F-35 que se sumarán a otros 20 que le vendió este verano, así como apoyo diplomático incondicional por un año en todos los foros internacionales, entre otras concesiones. En retribución Israel declarará una moratoria de 90 días, en los que además negociará con la parte palestina el futuro de las fronteras en la región. Nabil Abu Rudaina, portavoz y asesor presidencial, así como otros altos dirigentes palestinos, declararon en los últimos días que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no fue informada de ningún acuerdo entre Estados Unidos e Israel que tenga incidencia en las negociaciones de paz. Sin embargo, advirtió, les parece “improbable” seguir adelante con el diálogo si el acuerdo no incluye también la suspensión en la construcción en Jerusalén Este. Los palestinos suspendieron los encuentros de paz con Israel el pasado 26 de septiembre porque Israel se negó a reanudar la moratoria que estuvo en vigor durante diez meses. En su larga entrevista de la semana pasada con la secretaria de Estado eatadunidense Hillary Clinton, Netanyahu dijo haber conseguido que Jerusalén Este quede fuera del paquete. Los ministros rebeldes del Likud aspiran a bloquear la iniciativa con todo tipo de estratagemas parlamentarias, sobre las que hoy el presidente de la Cámara, Rubi Riblin, dijo que aunque “se opone a la moratoria” por ello “no piensa romper la baraja”. “Soy consciente del peso que tiene encima el primer ministro”, manifestó el presidente del Parlamento en conversaciones con otros políticos, a los que también expresó su “preocupación” por el daño que la moratoria puede causar "a la colonización judía” y a la soberanía israelí en Jerusalén”. Expertos creen que sin el jefe del Parlamento será difícil sacar adelante cualquier iniciativa que bloquee al primer ministro, quien se ve presionado por Estados Unidos y la comunidad internacional para que suspenda la construcción y permita la continuación de las negociaciones de paz. Otro grupo de rebelión que afronta el jefe del gobierno israelí es de parte de los colonos, que lanzaron ayer una campaña para convencer a todos los ministros que voten contra la propuesta. “Tenemos que ganar el apoyo de todos los ministros, incluso de aquellos que creemos que no nos apoyan”, instó a los colonos el secretario del Consejo de Asentamientos, Dani Dayán. Netanyahu recibió un fuerte apoyo el domingo cuando el partido de los ultraortodoxos del Shas notificó por los medios de comunicación que se abstendrá en la votación, dejándole el camino libre hacia la mayoría. Sin ellos le hubiera sido imposible. Lo colonos denuncian que el primer ministro compró la abstención de sus dos ministros ultraortodoxos con promesas de millonarias sumas de presupuesto, lo que fue negado por el partido. “El gran rabino Yosef no quiere ser un obstáculo a la paz”, argumentó el ministro de Vivienda, Ariel Atías, de esa formación política. Politólogos y columnistas describen la situación como una apuesta por parte de un Netanyahu que, presionado de todas direcciones, esta vez “prefirió correr algún riesgo” en lugar de preocuparse por su sillón de primer ministro. “Sabe que le puede costar su gobierno, por lo menos en su actual constelación”, explicó el veterano periodista Dan Margalit, del diario Israel Hayom. En reacción a la moratoria, Hayom prevé la salida inmediata de un pequeño partido de ultraderecha, Hogar Nacional Judío, y un posible desplome de la coalición más adelante si se sale también el Israel Beteinu. Según Margalit, la salida a esa crisis sería convocar al partido Kadima de la ex canciller Tzipi Livni, a quien Netanyahu volvió a dejar abierta la puerta en los últimos días.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2025
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.