Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Millones de aficionados se unen en una gran fiesta por las calles de Madrid y de España

08/07/2010 00:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Millones de aficionados españoles salieron a las calles para celebrar la histórica clasificación de España para la final del Mundial. En cuanto Viktor Kassai dio el pitido final, el país entero se convirtió en una auténtica fiesta

AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET

Ventanas ataviadas con los colores de La Roja, gente con la cara pintada, y muchas personas felices. Ese es el panorama que predominaba en las diferentes ciudades españolas la noche del 7 de julio, San Fermín.

No es para menos. La selección española ha logrado clasificarse por primera vez en su historia para una final mundialista y los ciudadanos españoles lo quisieron celebrar. Además de en los 'Fan Zones' repartidos por toda la geografía española, las muestras de alegría espontáneas no se hicieron esperar y fue muchísima la gente que salió de sus casas para celebrar este hito.

Tanto tiempo esperando para esto y al final lo hemos logrado. España está a sólo 90 minutos de ser campeona del Mundo. Ya habrá tiempo de pensar en eso. La final se disputa el domingo. Hasta entonces, toca disfrutar del momento. Esta noche se presenta muy larga.

General 07 / Jul / 2010 4:23 pm 11 comentarios Estallido de júbilo en Madrid tras pase de España a la final del Mundial AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET

Miles de personas estallaron de júbilo en la explanada del estadio Santiago Bernabeu de Madrid tras la victoria de España ante Alemania (1-0) en semifinales del Mundial y su pase a la final, mientras en Barcelona la alegría era mitigada y en Mallorca los alemanes se lamentaban.

El cántico “¡A por ellos, oé!” a todo volumen, el pitido de las vuvuzelas, las banderas de España ondenando al viento y el estruendo de los bombos se apoderó de una marea de hinchas que acudieron a presenciar el partido en una zona al aire libre acondicionada al lado del estadio del Real Madrid bajo un fuerte dispositivo policial.

“Estamos eufóricas, “con mucha alegría en el cuerpo”, “nos merecíamos ganar”, coreaban con alegría Julia y Nuria, de 18 años, mientras a su lado un joven se lanzaba al suelo de alegría, un perro daba saltos y otras eran atendidas por los servicios de socorro.

“Sí, sí, sí, este año sí”, “yo soy español, español, español”, “Villa, Villa, Villa, Villa maravilla” y “España, España, España” son algunos de los estribillos que coreaba la hinchada para celebrar el pase de España a la final, frente a Holanda, por primera vez en su historia.

Los petardos con humo rojo celebraron el gol de cabeza de Puyol, mientras los aspersores trataban de refrescar a la afición con una temperatura sofocante durante el partido, de unos 36 grados.

España ha “abierto muy bien el juego”, ha “tenido muchas más ocasiones que Alemania y las ha aprovechando”, explicaba Juan Sierra, de 17 años, después de que los hinchas rompieran en gritos a cada oportunidad de marcar.

Más sobre

La Roja “ha dominado” y en la segunda parte “el equipo alemán estaba ya cansado y con los cambios que hemos hecho, nosotros estábamos más frescos”, según Tomás Vázquez, padre de familia de 41 años que veía el partido con su hijo, muy aficionado a hacer sonar su vuvuzela.

En Barcelona (noreste), capital de Cataluña, región de fuerte sentimiento nacionalista, algunos petardos y pocas bocinas de coches sonaron en el centro de la ciudad, a pesar de que en la “Roja” son titulares nueve jugadores del FC Barcelona.

La céntrica plaza de Cataluña, que ante similares proezas del Barça se suele llenar de gente, estaba como cualquier día corriente 25 minutos después de finalizado el encuentro.

Algunos jóvenes, surgidos de los bares donde vieron el partido, se fueron dispersando con algunos gritos de “España, España”, pero sin las grandes algarabías que se registran con las proezas del club local.

Durante el día, la espera del partido tampoco se caracterizó por grandes muestras de afición.

En un autobús, un pasajero extranjero preguntó al conductor si sabía si esta noche habría la pantalla gigante de costumbre cuando se disputan grandes partidos. “Estamos en Barcelona, esto no es España”, fue la respuesta.

Joan Giar, hincha del Barça, se lamentaba “que dure tanto la Roja”. “Tendría que terminar de una vez por todas, así los jugadores del Barça pueden irse de vacaciones y descansar, que nos espera una temporada dura”.

Sin embargo, por primera vez en mucho tiempo se vieron algunas banderas españoles en antenas de taxis, alguna moto y algún hombro a modo de mantilla.

Mientras, en Palma de Mallorca, en las islas Baleares, la colonia alemana residente allí y los miles de turistas de ese país no escondía su decepción.

“¡Nein!” (no, en alemán), se oyó en Playa de Palma de boca de los aficionados teutones cuando Puyol marcó el gol que dio la victoria a España

“Perdimos contra España en la Eurocopa 2008, ahora hemos perdido contra ellos en el Mundial: dos veces en dos partidos importantes es demasiado”, se quejaba Judith, una alemana de 18 años.

“Ahora por lo menos tenemos que ganar a Uruguay por el tercer puesto”, suspiró tras ver el partido en el restaurante Deutsche Eck (el rincón alemán), en la “Bierstrasse” (calle de la cerveza) de Playa de Palma, ataviada para la ocasión con numerosas banderas alemanas y españolas.

Vía Agence France-Presse


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4819 noticias)
Visitas:
9848
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.