Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Autoayuda escriba una noticia?

¿Cómo afectan las redes sociales al mundo offline?

03/11/2009 12:37
0

"Redes sociales: quiero ser tu amigo". En poco tiempo se ha podido ver en televisión una serie de noticias y pequeños documentales dedicados a este tipo de temáticas. Como suelo decir, en el momento que un concepto pasa a TV, rompe las barreras de la sociedad y se normaliza. Ahora hasta mi abuela sabe que es eso de "fesbuc". Con este ejemplo, empiezan a integrarse dentro de la sociedad elementos que hasta hace un par de años quedaban dentro del "mundo friki". Ahora todo el mundo puede convertirse en "geek", un friki mejorado con mayor estilo y más cool. Pero no es suficiente.

Como se puede ver en el documental, la practicidad de este tipo de herramientas en el mundo offline empiezan poco a poco a observarse por la sociedad. El mundo de la educación comienza a introducirse tímidamente en el mundo 2.0 y a encontrar la forma de conectar, con una generación de estudiantes demasiado distraídos con elementos externos al colegio. Se trata de utilizar el mismo vocabulario que utiliza el alumno, y darle un sentido que satisfaga ambas partes. Profesor y alumno están destinados a reencontrarse (o al menos eso espero por la cuenta que nos trae).

Pero existen más ámbitos donde la incorporación de las redes sociales está significando un avance en el mundo offline: los medios de comunicación. Ya no sólo conocemos los acontecimientos que suceden en el mundo a través de los medios de comunicación tradicionales, periódicos, televisión o radio. Ahora seguimos blogs escritos por personas que no se dedican al periodismo, pero que sí tienen una cierta redacción y un conocimiento específico de hechos concretos. Los mismos periodistas utilizan estas fuentes para ampliar o corroborar ciertas informaciones. La información ha pasado a ser instantánea en muchos casos. Existen muchos ejemplos que lo escenifican perfectamente, como el accidente de avión ocurrido en el río Hudson de New York. Multitud de twitts informaron sobre el accidente antes de que llegaran los medios y los equipos de salvamento.

En definitiva, las redes sociales están cambiando la sociedad offline. Son pequeñas cosas que van impactando en nuestra sociedad y que transformarán no sólo la forma de comunicarnos, sino la comunicación en sí.

¿Son la redes sociales buenas para las personas?

 

Es cierto que es un título un poco provocador, sin embargo según lo que he estado leyendo en distintos medios parece que no todo el mundo tiene una misma respuesta. Algunos destacan evidentes (para ellos) puntos negativos de las Redes, y me parece oportuno dar mi opinión.

En todo caso siempre es bueno intentar cuestionarse el status quo como disciplina intelectual. Se dice que para los más jóvenes la Red es una trampa más que una oportunidad. Que tantas horas conectados a través del ordenador les convierte en sociópatas.

Por otro lado existen los problemas de privacidad, sin duda en  muchos casos todavía por resolver. Aunque hay que señalar que estar en Internet y publicar fotos y otros detalles de nuestras vidas siempre ha sido voluntario. De todas formas este post no intenta profundizar sobre esto.

Prefiero centrarme en el primer punto. Desde alguna portavocía universitaria anglosajona se advierte sobre los efectos secundarios de Internet sobre la juventud. Este tipo de planteamientos siempre hay que considerarlos. Y sin duda bien encuadrados aportan luz sobre un tema todavía por estudiar.

Sin embargo considero que no se pueden lanzar mensajes de este tipo alegremente ya que por desconocimiento pueden provocar dudas en los poco informados. Para mí, relacionarse puede que sea el primer objeto de la vida. Y es así porque las personas somos relacionales por naturaleza, la unión y los lazos nos permiten conseguir nuestros objetivos...  y sobre todo porqué relacionarnos es saludable.

Es curios cuando uno dibuja un mapa relacional personal se da cuenta de que son pocas las personas con las que nos comunicamos. Al menos antes de Internet. Familia, trabajo y amigos. Todos pertenecientes a un entorno muy homogéneo, muy parecido. Y lo que es peor cerrado. Además nos relacionábamos de una forma muy limitada, convencional. Ahora todo ha cambiado.

Esto sólo puede ser bueno. Son buenas noticias se mire por donde se mire. Las relaciones aportan beneficios claros a las personas. Las relaciones en las Redes Sociales multiplican estos efectos. Es cierto que este tipo de comportamientos no deben en ningún caso sustituir otras formas de conectarse en el mundo presencial. Pero eso ya se sabía. Al igual que cualquier exceso es malo.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en