Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristina Arraibi escriba una noticia?

Adiós ascensor. ¡¡Hola, escaleras!!

05/03/2020 09:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hoy estoy en plan chulita. Quizá porque ya es jueves y todo se ve un poquito mejor. Así que me he venido arriba y te traigo una rutina para escaleras que te va a dejar los muslámenes como piedras.

¿No te atreves? ¡¡Cobarde!! ?

Igual te convenzo si te cuento que subir y bajar escaleras (y alguna otra maldad que se me ha ocurrido) tiene muuuuchos beneficios para tu organismo:

  • En primer lugar vas a quemar calorías. Si subes hasta el primero caminando no, te lo aseguro. Pero si las tres o cuatro veces que sales de casa al día, subes a buen ritmo por las escaleras hasta el tercero (y quien dice tercero, dice cuarto, quinto...) gastarás unas calorías extra, que te va a venir de perlas.
  • Hablamos de una actividad aeróbica, en la que vas a aumentar la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria.
  • Al ejercitarte de esta manera mejoras la circulación sanguínea y la presión arterial.
  • Aumentas tu resistencia pulmonar, y cada día te dará la sensación de que te ahogas menos (te lo aseguro).
  • Movilizarás los depósitos de grasas, lo que te puede ayudar a disminuir la celulitis sobre todo en piernas y glúteos.
  • Fortaleces los gemelos, sobre todo al subir.
  • Trabajas con el cuádriceps y los glúteos, especialmente al bajar, cuando debes estabilizar la postura.
  • Haces trabajo de rodilla, que se mantiene semi flexionada la mayor parte del tiempo. En este punto te comento que si tienes o has tenido alguna lesión de rodilla preguntes a tu fisioterapeuta antes de lanzarte a subir escaleras como Rocky Balboa. Si no tienes contraindicación, el colágeno hidrolizado te puede ayudar a fortalecer ligamentos y tendones. Recuerda que también lo encuentras de forma natural en alimentos como carne de pollo y cerdo, caldo de carne o pescado, verduras verdes, pimientos rojos o frutos rojos.
Bueno, basta de palabrería. El movimiento se demuestra andando. ¿Me acompañas a hacer ejercicio de verdad? Coge tu botella de agua y al lío.

image

Rutina de escaleras

  1. Empezamos calentando, así que sube y baja a paso moderado pero sin correr varios tramos de escalera. Un minuto y medio.
  1. Colócate en posición de sentadilla. Piernas abiertas, punteras hacia delante, rodillas flexionadas, culo hacia atrás (como si te fueras a sentar en una banqueta), hombros atrás y cabeza alta. Para comprobar que tu posición es correcta mira tus rodillas. No deben tapar la visión de los dedos de tus pies. ¿Listo? Ve subiendo, escalón a escalón, primero con la pierna derecha y luego con la izquierda, sin perder la posición. Otro minuto y medio. 90 segundos subiendo y 90 bajando.
  1. Ahora el squat (es como se llama el ejercicio de antes) pero alterno. Es decir, solo una pierna por escalón. Cuesta más porque la distancia es el doble. Otro minuto y medio. 90 segundos subiendo y 90 bajando. Aquí ya estás sudando como un pollo. ?
  1. Ahora vas a subir las escaleras de dos en dos. Con las manos en la cintura, espalda recta y cabeza arriba. Rodilla hacia delante, no al lado. Sube a la velocidad que puedas y que sea segura (no queremos que te caigas), y baja de una en una corriendo. Repite durante minuto y medio.
  1. Ahora tocan saltos (jump squat). En la misma posición de sentadilla, como las manos juntas delante del pecho, salta escalón por escalón. Arriba y abajo. Otro minuto y medio.
  1. Por último running (cómo nos gusta decirlo todo en inglés). A buen ritmo, sube y baja escaleras tantas veces como te dé tiempo en minuto y medio. Postura recta, pero no forzada.
Entre cada ejercicio puedes descansar unos segundos, hasta 30", según te veas. Al final, respira hondo, recupera pulsaciones y haz unos estiramientos.

Repite este ejercicio durante diez días seguidos o en dos semanas cinco y cinco. Notarás cómo vas tonificando el tren inferior, pero también el abdomen. Bebe agua antes y después del ejercicio, es fundamental para que todo vaya bien.

¡Qué! No ha sido para tanto ¿verdad? Tú puedes con eso y mucho más. Protege tu salud y la de los tuyos, con profesionales de calidad. Xtusalud te lo pone fácil, fácil.


Sobre esta noticia

Autor:
Cristina Arraibi (51 noticias)
Fuente:
treintayalguno.blogspot.com
Visitas:
102
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios