Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Cine escriba una noticia?

El actor Rodolfo Sancho: "Tener un padre actor no ayuda"

24/06/2011 11:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ARANCHA SERRANO

  • El actor se mete en la piel de un policía infiltrado en la cinta 'Las nornas', un homenaje al cine negro y al de suspense.
  • Asegura que le gusta interpretar personajes que tengan momentos extremos.

Rodolfo Sancho

Estos días Rodolfo Sancho se encuentra rodando en Navalcarnero (Madrid) su próxima película, Las nornas, en el que cambia su papel de galán por el de un agente en serias dificultades.

Se ha metido en la piel de un sacerdote, de un seductor, ¿qué vamos a encontrar ahora?

Interpreto a Ares, un policía infiltrado en una organización secreta, un poli bueno. Es un personaje muy sufrido, muy intenso, pasa por situaciones límite.

¿Le gusta seguir este tipo de cine?

Sí, me encanta el cine negro, ese mundo oculto y sórdido, que te lleva a situaciones extremas. Ares es un hombre normal es un situación anormal y eso es muy divertido.

¿En qué personajes se siente más a gusto?

Cuando haces un personaje de época, y tienes textos de época complejos y largos, y tienes que estar tan hierático es más complejo que si haces un papel contemporáneo donde puedes moverte y gesticular de otra manera. Pero gustan tanto unos como otros. Sobre todo me gustan los personajes que me diviertan, que tenga picos, que tenga momentos extremos. Me aburren los personajes lineales, que no tienen evolución.

¿Alguno te ha supuesto realmente un gran desafío?

Cuando haces época, ciertas cosas son difíciles de comprender para alguien de hoy en día. En La Señora, por ejemplo, estaba la dificultad de comprender cómo entendía a Dios un cura de los años 20. Esa mezcla de fe y de estar enamorado a la vez tenía su complejidad.

Encarnar a Fernando el católico en la serie Isabel, mi reina será un reto mayor…

Sí, desde luego, es un tipo difícil de entender: con 14 años era capitán de los ejércitos y había degollado cabezas.

¿Cómo se preparará para este papel?

Como siempre me preparo los papeles: con mi intuición, lo que ese personaje me provoca, lo que me hace sentir. Obviamente hay mucha documentación sobre Fernando el católico y es necesario saber momento concretos del personaje, por qué hacía ciertas cosas. Era una época de muchas intrigas palaciegas.

¿Dónde se rodará?

En platós de Madrid y luego en Ávila. El rodaje empieza a finales de julio pero yo me incorporo más adelante. Antes voy a hacer otra película para televisión sobre el robo de niños en España, en el que interpretaré a dos gemelos.

¿Es consciente de su faceta de galán, por el que media España suspira?

Bueno, es algo que me ha ido tocando, pero no le presto demasiada atención. Yo valoro los personajes por el guión.

En sus primeras películas trabajó con Álex de la Iglesia, ¿cree el cine español está cambiando gracias a la labor de una nueva generación de directores?

El cine va cambiando, al igual que toda forma de arte, y claro que hay directores jóvenes que hacen cosas nuevas respecto a lo que se ha hecho. Pero el cine solo va cambiar cuando cambie como industria, desgraciadamente, el cine español no existe como industria, porque el cine lo produce la televisión, no es una industria en sí misma, y eso es un gran problema. Estoy seguro que tenemos aquí muchísimos profesionales con talento, el problema es cómo se gestiona.

Las series de televisión viven una época dorada mientras que el cine parece que está estancado. ¿Por qué esa diferencia?

El cine seguirá estancada mientras no se trate de una industria independiente. Aquí nadie arriesga su dinero, se piden subvenciones y dinero a la televisión y con eso intentan hacer películas. Mientras eso no cambie, nada va a cambiar.

¿Todavía se acuerda de Al salir de Clase?

Claro que me acuerdo, me acuerdo con mucho cariño, tengo muchos amigos de aquella época y un montón de recuerdos. Fue un gran entrenamiento como actor y eso no tiene precio.

La cantera de esa serie es impresionante: Pilar López de Ayala, Hugo Silva, Elsa Pataky, Sergio Peris-Mencheta, Lucía Jiménez, Leticia Dolera, Olivia Molina… ¿Imaginabais entonces todo lo que iba a salir de ahí?

A esa edad imaginas mucho más, con veinte años te comes el mundo. De todas formas fue un casting muy selectivo, en mi caso, 14 de entre 3.000 personas, y algunos apuntaban alto.

¿En qué momento decidió ser actor? ¿O fue algo que le vino marcado por tradición familiar? ¿Llegó a pensárselo?

Sí, sí que me lo tuve que pensar. Lo decidió al acabar COU y pensé: ¿qué es lo que voy a ser capaz de hacer? Actuar era lo que sabía hacer, y es lo que he hecho.

¿Alguna vez se llegó a plantear un cambio de apellido para desvincularse?

Nunca lo pensé, mi nombre es Rodolfo, y mi apellido Sancho, y estoy muy orgulloso de ello. En mi caso concreto, mucha gente no me relaciona con Sancho Gracia, porque no saben que Sancho no es el nombre de mi padre, sino su apellido, él se llama Félix. Creo que querer desvincularse de un apellido es un gesto de miedo, tienes que confiar en ti mismo. Es como el deporte: no importa quien vaya delante o detrás, para llegar a las Olimpiadas tienes que ganar con tu propio esfuerzo.

Hay quien puede pensar que tener un padre en esta profesión es una ayuda. ¿Le ha pasado lo contrario, que suponga un obstáculo?

Ayuda no es, y quien piense eso no sabe nada de esta profesión. Cuando un director te elije para un papel está pensando egoístamente en su película, da igual quién seas en la realidad.

Ser hijo de actor también habrá implicado conocer desde pequeño los defectos de esta profesión. ¿Le echó eso alguna vez para atrás?

Por su puesto, ves cómo es esta profesión realmente. Pero eso me ha ayudado mucho a tener los pies en la tierra. Mi padre también me ha dado consejos…

Hilando vidas ajenas...

En la mitología nórdica, las nornas eran tres hilanderas que tejían el destino de hombres y dioses. En la nueva película que protagoniza Rodolfo Sancho, opera prima del director Fernando J. Múñez, una organización criminal secreta también juega con la vida de sus propios miembros. Con referentes como La soga, de Hitchcock y Reservoir Dogs de Tarantino, Las nornas se adentra en un género poco habitual en España (el cine negro) para crear una opresiva atmósfera de suspense y tensión.

Biografía

Nació en Madrid, en 1975. Hijo de Sancho Gracia, debutó a corta edad en la televisión en series como La vida en el aire y Al salir de clase. Después ha logrado gran fama gracias a La señora, Hospital Central y Gavilanes. También ha trabajado en cine para Álex de la Iglesia y en teatro.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Cine (399 noticias)
Fuente:
20minutos.feedsportal.com
Visitas:
2223
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.