Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Fernando Torres escriba una noticia?

Activismo judicial para inocentes

23/11/2010 17:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Activismo en contra de la legislación penal para asegurar el debido proceso

Los argentinos se sorprendieron al conocer que alrededor de un 30% de los detenidos sin sentencia eran inocentes en las cárceles gauchas. Como resultado de tal constatación desencadenaron un remezón sobre el aparato judicial para saber por qué erraban tanto los jueces.

A los ecuatorianos no les ha llamado mayormente la atención que más del 50% de la población carcelaria se encuentre integrada por inocentes, víctimas de sentencias equivocadas o de injustificadas medidas cautelares personales.

Tan graves y recurrentes han sido los errores de los jueces ecuatorianos que todos los casos en que el Estado ha sido condenado por la Corte Interamericana de derechos Humanos han tenido como causa equivocaciones judiciales, antes que abusos de las fuerzas del orden.

En Argentina se conoció que era muy sencillo enviar a un inocente a la cárcel. El siguiente ejemplo ilustra lo que aconteció en una fiscalía de primer grado.

Una señora le invitó a su esposo que le acompañara a dar una versión ante un fiscal, sin anticiparle que, su amante, había promovido una indagación penal por retención de persona. Mientras ella declaraba, en la sala de espera, su esposo, sin que supiera algo, fue sometido por policías armados. Cuando les preguntó a qué se debía tanta violencia policial en su contra, los gendarmes le hicieron saber que su cónyuge le había acusado, a él, de haberla mantenido secuestrada, y que tal versión coincidía con la de otros testigos. Con esta explicación fue conducido a una cárcel, de la que salió tres años después que su esposa había urdido, con su amante, la mentira del secuestro.

Durante el tiempo que permaneció en la cárcel perdió su casa, fue herido por otros reclusos y miró, a distancia, la aventura amorosa de su esposa.

Ese doloroso episodio ocurrió por cuanto la indagación, debido a su carácter de reservada, le mantuvo lejos del caso al sospechoso, quien desconocía que estaba en medio de un proceso penal.

Hasta hace poco tiempo, en el Ecuador, la indagación penal era un secreto. El fiscal no tenía la obligación de notificar a los sospechosos. Con la última reforma procesal penal apareció la obligación de la notificación. Sin embargo, continúa, todavía, un alto nivel de secretismo sobre el acceso a las evidencias. Recién en la audiencia de formulación de cargos se descubren las cartas ante el respectivo juez de lo penal.

Los activistas se colocan más allá de la ley y muy cerca de los valores y de los principios

En un evento desarrollado en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Quito se indicó que resulta indispensable un cierto grado de activismo judicial para que los jueces penales, más allá de lo que digan las normas procesales, defiendan el contenido esencial de los derechos fundamentales, entre ellos, el derecho al debido proceso y, dentro de éste, la presunción de inocencia.

Si los jueces fueran activistas, no para crear nuevos derechos sino para defender los declarados en la Constitución y en los Tratados, especialmente el derecho al debido proceso, no habría tantos inocentes en las cárceles.

El gran problema es que pocos jueces tienen una formación profunda en derechos fundamentales y, cuando están dispuestos a salvaguardar el debido proceso, son amedrentados por el poder público y una esquizofrénica opinión pública interesada.

Sin una rigurosa aplicación del derecho al debido proceso no puede haber una democracia fuerte y saludable. La igualdad, al menos ante la justicia, es un componente básico de las democracias. Con inocentes en las cárceles el principio de igualdad se debilita.

Cuando los legisladores aprueban leyes reductoras del derecho al debido proceso, surge la obligación de los jueces de velar por la plena vigencia de los derechos relacionados con el proceso judicial.

¿Qué ocurre cuando los jueces eluden esa obligación?.


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Fernando Torres (78 noticias)
Visitas:
7257
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.