Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Acelera China ofensiva por materias primas de África

16/03/2011 12:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los bosques del norte de Mozambique, que forman una de las reservas ecológicas más valiosas de África, se enfrentan a un silencioso pero inexorable proceso de destrucción a causa, sobre todo, de la demanda china y de la corrupción endémica de ese país del sureste africano. A una agricultura itinerante que empuja a la población autóctona a quemar sin control grandes extensiones de sotobosque y sabana, se ha sumado en los últimos años una oleada de empresarios chinos que, como consecuencia de una voraz demanda de madera en el gigante asiático, están acelerando el drama ambiental en medio de la pasividad oficial. “Por culpa de la presencia de los chinos ha desaparecido el 25 por ciento del bosque de la provincia de Sofala”, asegura Ana Alonso, propietaria de una concesión forestal de 60 mil hectáreas a poco más de 100 kilómetros de Beira, en el norte del país africano. “En cinco años no quedará nada”, vaticina esta empresaria que, para hacer sostenible su producción forestal, ha visto reducido el beneficio de su negocio hasta un ajustado 10 por ciento. Mientras, empresarios chinos desplegados por la región aprovechan la profundidad de sus bolsillos y su falta de escrúpulos para dominar el sector. Li, uno de los que llegó a Beira cinco años atrás, no tiene inconveniente en reconocer que cada mes exporta a China 35 contenedores de 20 pies con madera mozambiqueña, o unas mil 250 toneladas. Ya que en Beira estarían operando, como mínimo, medio centenar de empresarios como Li, un rápido cálculo confirma la magnitud del desastre a falta de estadísticas oficiales: cada año los chinos estarían exportando al menos 750 mil toneladas de madera, sólo en la citada provincia. La situación de la industria maderera en Mozambique es sólo uno entre muchos ejemplos que demuestran que China se encuentra en plena ofensiva por hacerse con las abundantes materias primas del continente africano y del resto del mundo. Ello es consecuencia de la voraz demanda de una China que sigue siendo la “fábrica del mundo” y que está inmersa en pleno viaje a la riqueza: el país consume 30 por ciento de la producción mundial de zinc, 22 por ciento del cobre y 27 por ciento del hierro y el aluminio. Para ello, cada año importa minerales por valor de 100 mil millones de dólares. Uno de los lugares con mayor presencia de compañías mineras chinas es Katanga, la provincia de la República Democrática del Congo (RDC) que acoge una de las reservas de cobre y cobalto más importantes del mundo. Pese al difícil entorno operativo para los negocios en la RDC a causa de la inseguridad jurídica, la corrupción y la violencia, 60 de las 75 plantas de procesamiento que operan en Katanga son chinas, y 90 por ciento de los minerales de la región se exportan al país asiático. “Katanga es una región mucho más desarrollada que la capital Kinshasa gracias a que las grandes inversiones chinas están teniendo un impacto positivo en la región”, asegura Zhang Jian Zhong, director general de la compañía minera china Feze, en la localidad de Likasi, a 120 kilómetros de la capital regional Lubumbashi. Las dificultades logísticas y un entorno operativo para los negocios cada vez más difícil han provocado la salida de la práctica totalidad de compañías mineras extranjeras, pero no de las chinas. “Esta región es muy importante porque es donde más cantidad y calidad de cobre y cobalto hay”, explica Zhang a Notimex para justificar la masiva presencia china en la zona. Ello lleva a que, además del volumen producido por las grandes compañías mineras, cientos de empresarios e intermediarios chinos compran en la región la producción de cobre y cobalto de pequeños mineros locales que operan en concesiones ilegales, con el propósito de exportarla a China. Ahora bien, pese al gran volumen de mineral extraído de suelo congoleño, los críticos denuncian que las mineras chinas declaran sólo una parte del total de sus exportaciones para pagar menos impuestos. Al contrario de lo que piensa Zhang, la percepción que transmite la ofensiva china por las materias primas es que no está dejando apenas riqueza para la población local. “China llegó a África diciendo que querían hacer algo distinto, pero realmente no hay una gran diferencia respecto a lo que hicieron los occidentales”, explica a Notimex el experto Jean Pierre Okenda, director de la organización no gubernamental Action Against Impunity for Human Rights de Lubumbashi. Pero el despliegue de tentáculos chinos por África está sobre todo vinculado al petróleo. Actualmente, las compañías petroleras chinas operan en más de dos docenas de países en el continente, consecuencia de su ansiedad por garantizar su suministro petrolero futuro. China considera dicho suministro una cuestión de “seguridad nacional”, para lo cual “hace uso de todos los recursos del Estado para satisfacer las necesidades energéticas de la nación”, dice el informe China in Africa: A Strategic Overview de la consultora Executive Research Associates. Según el informe, Pekín enfatiza claramente los intereses nacionales sobre los beneficios, concediendo a las petroleras chinas todo “el apoyo estatal institucionalizado” que les permite aislarse de los factores de riesgo tradicionales a los que se enfrenta su competencia occidental. Ello da a los chinos “una importante ventaja competitiva en la carrera para adquirir recursos naturales en África”, concluye el informe.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2753
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.