Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mrwiti escriba una noticia?

La acción de la prolactina, las fluctuaciones hormonales fisiológicas y los cambios en los senos

23/06/2014 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La gran influencia en el crecimiento de los senos durante la pubertad es el estrógeno, que actúa mediante el desarrollo de los receptores de estrógeno dependientes de la prolactina

La pubertad

La gran influencia en el crecimiento de los senos durante la pubertad es el estrógeno, que actúa mediante el desarrollo de los receptores de estrógeno dependientes de la prolactina. En la mayoría de las mujeres la primera respuesta al aumento de los niveles de estrógeno produce un aumento en el tamaño, la pigmentación de la areola y la formación de la masa debajo de la areola (telarca). El efecto primario de los estrógenos estimula el crecimiento en la porción ductal de la glándula. Este crecimiento puede comenzar a cualquier edad entre 8 y 14 años y normalmente se completa en un lapso de cuatro años. El desarrollo normal requiere de la prolactina, el estrógeno, la progesterona, la hormona del crecimiento, la insulina, el cortisol, la tiroides, la hormona paratiroidea y factores de crecimiento. Sin embargo este crecimiento es sólo un adelanto del desarrollo completamente funcional caracterizado por la evolución plena de los alvéolos, la cual sólo se produce durante el embarazo.

Los cambios cíclicos en los niveles de estrógeno / progesterona durante el ciclo menstrual resulta en el desarrollo continuo de las estructuras mamarias. Debido a que los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen al acercarse el final del ciclo, los cambios secretores de prolactina se hacen evidentes durante los primeros días de la menstruación. Los pechos son más grandes en esta fase y más pequeños entre los días 4 y 7 del ciclo, siendo este el momento ideal para el auto-examen de mamas.

 El embarazo

La diferenciación de las mamas a su estado funcional maduro se produce en el tercer mes de embarazo. Los verdaderos alvéolos se desarrollan bajo la influencia de la prolactina, el lactógeno placentario humano, el estradiol, la progesterona, la insulina, el cortisol, la hormona de crecimiento, IGF-1 y EGF.

Las hormonas tiroideas también promueven el crecimiento alveolar de las glándulas.

El embarazo es una oportunidad única para evaluar las acciones inhibidoras y facilitadoras de varias hormonas, específicamente las interacciones de la prolactina, el estradiol, la progesterona en el desarrollo de las mamas durante el período de lactancia.

En los seres humanos, la prolactina actúa para incrementar la actividad de la arginasa, y mejorar la velocidad de transporte de poliaminas en la glándula mamaria

En los seres humanos, la prolactina actúa para incrementar la actividad de la arginasa, estimular la actividad de la ornitina descarboxilasa y mejorar la velocidad de transporte de poliaminas en la glándula mamaria. Todo esto resulta en un aumento de la síntesis de espermina y espermidina (poliaminas), que se requiere para la producción de leche. Las poliaminas estabilizan las estructuras de membrana, aumentan las actividades de transcripción y traducción y regulan las enzimas. Durante todo el embarazo aumentan los niveles de estradiol, que actúan en el hipotálamo para aumentar la secreción de prolactina.

Por su parte, la progesterona interfiere con la acción de la prolactina a nivel del receptor de la prolactina en la célula alveolar. Si bien se requiere tanto estrógeno como progesterona para lograr la plena actividad del receptor de la prolactina, la progesterona antagoniza la acción positiva de la prolactina sobre su receptor.

En la primera semana después del parto, los niveles de prolactina disminuyen casi un 50% (aproximadamente 100 ng / ml), sin embargo la succión del bebé provoca su aumento, algo muy importante para la iniciación de la lactancia. Los niveles de prolactina permanecen normales o ligeramente elevados con la succión durante el tercer hasta el sexto mes después del parto. El aumento de los niveles de prolactina son necesarios para la lactogénesis, sin embargo los niveles de no embarazo son suficientes para mantener la lactancia.

La progesterona, aunque todavía está presente después del parto, tiene menos efecto una vez que ha comenzado la lactancia, ya que el número de receptores de progesterona ha disminuido significativamente. Una vez que ha comenzado la lactancia, la progesterona, que tiene una mayor afinidad por la grasa de leche que por el receptor de progesterona, es eliminada rápidamente.

La influencia en el crecimiento de los senos durante la pubertad es el estrógeno, dependiente de la prolactina


Sobre esta noticia

Autor:
Mrwiti (52 noticias)
Visitas:
5098
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.