Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mario Holguin Alvarez escriba una noticia?

Accidentes de tránsito como reflejo de la pobreza

20/02/2011 22:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 90% de los siniestros mortales a nivel global ocurre en los paises de bajos y madianos ingresos, donde se encuentra el 50% del campo vehicular mundial

Accidentes de tránsito como reflejo de la pobreza.

Mario HolguínFundaReDwww.reddeladignidad.orgreddeladignidad@yahoo.esRepública Dominicana20 de febrero, 2011.

El parque vehicular mundial esta distribuido entre los países de bajos, medianos y altos ingresos, en donde casi la mitad de las unidades se encuentran en los dos primeros sectores.

En el caso particular de República Dominicana, se cuenta en la actualidad de 2.74 millones de unidades en donde el 50% es de motocicletas. (Fuente: Dirección General de Impuestos Internos. Rep. Dom. 2011)

Sin embargo, más del 90% de los siniestros mortales a nivel global ocurre también en estos dos.

Según las Naciones Unidas, sus miembros de ingresos altos los constituyen 40 Estados, mientras los de ingresos bajos y medianos los conforman 152.

La diferencia fundamental respecto a la siniestralidad vial entre los grupos radica en el grado de conciencia social y de la voluntad política desarrollado, que prevalece en sociedades más avanzadas con elevado nivel de desarrollo humano. Escenario del que carece la gran mayoría de las naciones en desarrollo y los países pobres.

Un estudio realizado en el 2002 por el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud con otros organismos no gubernamentales llamado “Informe Mundial sobre la Prevención de los Traumatismos causados por el Tránsito”, reveló que existe una relación directa entre la región económica y la mortalidad a causa de los siniestros viales.

Dicho informe fue dado a conocer dos años después; a partir de entonces la preocupación de los órganos internacionales y multilaterales ha sido diferente, por lo que puede decirse que la gestión por la mejora de la seguridad vial establece un antes y después de dicha investigación.

En el caso particular de República Dominicana, se cuenta en la actualidad de 2.74 millones de unidades en donde el 50% es de motocicletas

La proporción estimada de la mortalidad por siniestros de tránsito es muy desigual según el nivel de ingreso. Mientras los países de altos ingresos exhiben una cifra al año inferior a los 100, 000 fallecimientos por tragedias en la circulación, los de bajos y médianos ingresos sobrepasan el millón anual.

En la actualidad, solo en 30 países americanos de estos niveles se calcula alrededor de 130, 000 defunciones por este motivo, representando cerca de un 10%, mal contado, con relación a la cantidad mundial estimada.

Este número resulta alarmante por lo que se plantea deberá prestarse atención especial al tema porque para los próximos veinte años será casi inmanejable, según los estudios y análisis que soportan el proyecto de la Década de Acción por la Seguridad Vial Global.

En la región europea ya se habla de “objetivo cero”, en cambio los países de nuestro hemisferio continúan en pañales. Empero, los esfuerzos por ser estimulados a priorizar el problema de parte de las naciones altamente industrializadas y los organismos multilaterales se hace sentir dependiendo del interés político que se muestre.

Lo primero es entender que una de las principales causas de muerte en los países de bajos y medianos niveles económicos son los traumatismos en la red viaria. Segundo, que al ser tan cotidiana la manifestación de traumatismos durante la movilidad vehicular con una tasa de mortalidad superior a lo establecido por La Organización Mundial de la Salud, el fenómeno se considera epidémico, por tanto, es un asunto que resta al presupuesto destinado a salud pública de las naciones. Tercero, que ese gasto de improviso es tal alto, que llega a representar entre el 1.5 y el 3% del PIB de nuestras naciones en desarrollo, que con la aplicación de buenos y eficientes planes se mejoraría la calidad de vida de las comunidades y de las familias que se empobrecen cuando son afectadas con la pérdida de vida productiva o por lesiones permanentes.

Esta encrucijada tan compleja que comparten los gobiernos con sus ciudadanos se recomienda establecer un grado de compromiso aceptable entre todas las fuerzas vivas de una nación para emprender trabajos que conlleven a una transformación, a mediano y largo plazo, del comportamiento de los usuarios de las vías, concomitantemente con un cambio en el sistema de seguridad vigente. Lo cual implica implantación de nuevos elementos en el sistema educativo, en el sistema de autoridad y en el sistema jurídico, mediante una reingeniería de la estructura responsable del tránsito y el transporte, introduciendo la seguridad vial como ingrediente de especial interés para preservar la vida, la salud y los bienes de los habitantes.

En un informe de la OMS se reveló que existe una relación directa entre la región económica y la mortalidad a causa de los siniestros viales


Sobre esta noticia

Autor:
Mario Holguin Alvarez (114 noticias)
Visitas:
5437
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.