Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cienciaysusdemonios escriba una noticia?

Absurdas y más que ofensivas prioridades humanas

31/12/2016 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageVivimos en un mundo totalmente ilógico, en donde la lesión de un futbolista o la muerte de un actor o de un cantante de moda implica el sufrimiento, el llanto y la desesperación de cientos de millones de personas "sensibles" en este mundo hiperconectado y globalizado. Y sin embargo, cuando mueren los verdaderos héroes, esos titanes que han dedicado su esfuerzo, su intelecto y sus sufrimientos a mejorar, cuando no a salvar, la vida cientos o de miles de millones de personas, nadie en este mundo cruel adicto al espectáculo más lamentable y chabacano de "superestrellas" de culebrones y programas de entretenimiento basura más que vomitivo se acuerdan de sus más imperecederos logros.

Al finalizar este año 2016 que, según las crónicas de los más que inanes medios de comunicación, ha significado un punto y aparte por la muerte de varias docenas de "celebrities" del mundo del espectáculo: cantantes, actores, deportistas y famosillos del tres al cuarto que generan infinidad de noticias y el lamento de cientos de millones de desolados fans de esos David Bowies, Johan Cruyffs, Cassius Clays, Princes, Juan Gabrieles, Gene Wilders, Arnold Palmers, Peter Vaughans, Zsa Zsa Gabors, George Michaels, princesas Leia Organas y sus respectivas madres o equipos de fútbol al completo que han llenado páginas y páginas de periódicos, además de horas y horas de emisión en directo y en diferido de las TVs en abierto y por cable de medio mundo, nadie se acuerda de los verdaderos héroes, esos superhombres que deberían quedar en la memoria de la posteridad y su nombre grabado en piedra en monolitos en el centro de todas la ciudades del mundo para servir de ejemplo y guía a esas generaciones futuras tan perdidas en cuanto a objetivos.

Porque este año, como en todos y cada uno de los pasados, han muerto en el más que absoluto olvido y la más que ofensiva desidia social infinidad de investigadores, pensadores, científicos e inventores que han hecho posible este mundo hipertecnológico en el que vivimos y por el que podemos disfrutar de las más que largas y placenteras vidas que disfrutamos, al menos en el superdesarrollado mundo occidental avanzado.

Y como simple ejemplo recordar a los recientemente fallecidos Henry Heimlich, inventor de la famosa maniobra que lleva su nombre y que ha salvado la vida a miles de personas o a Donald Ainslie Henderson, culminador de una larga estirpe de luchadores contra la terrible pandemia de la viruela, que se inició hace alrededor de mil años en el Lejano Oriente cuando un desconocido protocientífico inventó la inoculación de viruela a partir de sus pústulas o variolación, y que siguió con la invención de la vacunación por parte del más que famoso Edward Jenner, su diseminación como protocolo médico por casi medio mundo gracias al alicantino Francisco Javier Balmís y que culminó con los esfuerzos del virólogo soviético Víktor Mijáilovich Zhdánov al convencer a las naciones desarrolladas dentro de la Asamblea Mundial de la Salud de aprobar en 1959 una iniciativa global conjunta para erradicar la viruela, que bajo la propuesta WHA11.54 consiguió eliminar este terrible y más que asesino virus.

Sin embargo, este año que acaba, el que mañana mismo va a nacer y el resto de los que seguirán celebrando la Humanidad durante los siguientes siglos serán todos iguales en cuanto a ignorancia, ya que la inmensísima mayoría de los miembros de esta especie tan erróneamente autodenominada sapiens seguirán llorando la muerte de esos "titanes" endiosados por haber conseguido la "gesta" de haber metido una o dos veces una pelota bajo el arco formado por tres palos o de otras similares y más que fútiles "hazañas" sinsentido, que no aportan nada a la Humanidad salvo una temporal subida de adrenalina y el aumento de las ventas de cervezas, patatas fritas y pizzas a domicilio para mayor gloria de las grandes multinacionales de la comida basura. Y mientras tanto los verdaderos héroes, siguen en el más que oscuro anonimato intentando resolver los grandes problemas de la Humanidad y desvelando los grandes enigmas del conocimiento.


Sobre esta noticia

Autor:
Cienciaysusdemonios (174 noticias)
Fuente:
lacienciaysusdemonios.com
Visitas:
1860
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.