Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

El aborto sigue sin estar en agenda en año electoral en Argentina

03/07/2015 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Conseguir clandestinamente píldoras abortivas o pagar 2.100 dólares por un aborto ilegal son algunas de las alternativas que tienen las mujeres para interrumpir un embarazo en Argentina, a la vanguardia en asuntos de identidad de género y derechos a homosexuales, pero donde este tema es tabú.

Mientras afloran las promesas políticas en plena campaña electoral para las elecciones del 25 de octubre, el aborto queda al margen.

"Cualquiera sea el candidato que gane las elecciones presidenciales, no veo ninguna perspectiva de que esto mejore", se lamentó Elsa Schvartzman, socióloga de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que milita en la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Desde 2007 varios proyectos de ley fueron presentados en el Congreso pero ninguno logró reunir el quórum para ser debatido.

Tanto Daniel Scioli, candidato por el gobernante peronismo, como el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, precandidato presidencial por la derecha liberal, se oponen a la despenalización del aborto.

Los estrechos lazos de los políticos con el Papa Francisco, su compatriota, dificulta avanzar en una legislación que despenalice el aborto en este país que, paradójicamente fue vanguardia en materia de casamiento homosexual (legalizado en 2010) e identidad de género.

El aborto está prohibido en Argentina salvo en los dos casos previstos en el Código penal: violación y cuando está en riesgo la salud o la vida de la mujer embarazada.

En Latinoamérica, el aborto está legalizado solo en Cuba y Uruguay.

- Una guía vs la ley -

Un fallo de 2012 de la Corte Suprema de Justicia autorizó el aborto en caso de violación sin necesidad de tramitar una autorización judicial, como era necesario hasta entonces.

Pese a que la presidenta Cristina Kirchner, peronista de centro-izquierda, se opone a la legalización del aborto, el ministerio de Salud actualizó una guía dirigida a profesionales para la atención de abortos no punibles (ANP).

En esta directiva, que no tiene valor de ley, se habla de interrupción legal del embarazo (ILE) en lugar de ANP.

Además se excluye la objeción de conciencia institucional, es decir que cada profesional debe expresar sus motivos personales para negarse a realizarlo en los casos aceptados por la ley.

"El reglamento no puede ir más allá de lo que establece la ley. No puede ampliar la noción de salud, es una interpretación abusiva", declaró el diputado Federico Pinedo de Propuesta Republicana (PRO), el partido de Macri.

Más sobre

La Iglesia también se opone a la aplicación de ese protocolo.

"El concepto de 'derecho a la interrupción legal del embarazo' elude la realidad jurídica: no existe aborto legal ni derecho al aborto en Argentina", sostiene la Conferencia Episcopal.

Mario Sebastiani, jefe del Servicio Ginecológico del Hospital Italiano de Buenos Aires, consideró que "esta actualización apunta a desdramatizar el aborto en estas situaciones y refuerza la responsabilidad del profesional".

Según Sebastiani, "los abogados que representan a nuestros hospitales buscan evitar los procesos judiciales y muchas veces presionan a los médicos para que no los realicen".

- A cualquier precio -

En un consultorio de Buenos Aires, cinco ginecólogos desafían la ley y realizan 25 abortos por semana.

"Como el término 'salud' engloba lo físico, lo psicológico y lo social, estamos dentro de la ley cuando practicamos abortos, cualquiera sea la razón invocada", consideró uno de ellos, dando su testimonio a la AFP en forma anónima.

En tanto, las militantes pro-aborto denuncian que numerosos médicos se resisten a aplicar la ley.

"Cuando vas a un hospital, si el ginecólogo no quiere hacer el aborto, no lo hace, aunque hayas sido violada", se indigna Julia Cicuttin, integrante de La Mestiza, una ONG de salud comunitaria.

"En la mayoría de los casos, pensamos que el rechazo al aborto no es solo una cuestión religiosa, sino que proviene de la ideología patriarcal: no quieren que tengamos el poder sobre nuestros cuerpos", sostiene Elsa Schvartzman.

La prohibición favorece a médicos dispuestos a realizar abortos con intervenciones clandestinas a un costo que puede superar los 2.000 dólares.

En la mayoría de los casos, las argentinas abortan solas en sus casas gracias a las píldoras de misoprostol, que se consiguen en farmacias por 1.200 pesos (130 dólares).

Cada año muere un centenar de las 500.000 mujeres que abortan en Argentina, según cifras de la asociación Mujeres en Red.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1283
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.