Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elblocdejosep escriba una noticia?

A todo meter

16
- +
27/06/2019 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Oz Oseransky es un buen tipo, trabajador, amable, buena persona y tiene la virtud de caer bien a quien le conoce.

¿A todos?

A todos no, porque su esposa Sophie le desea todos los males y confabula con su madre para conseguir que el bueno de Oz acabe fiambre con la esperanza de cobrar un suculento seguro de vida. El pobre Oz ni se imagina que así le pagan su esposa y suegra sus desvelos para enjugar las deudas que su suegro, dentista como él, dejó a su fallecimiento con el embargo de todos los bienes como premio.

Un buen día, Oz se acerca a saludar a un nuevo vecino y se percata que se trata del archifamoso asesino a sueldo Jimmy "El tulipán" Tudeski, recién salido de la cárcel de los U.S.A. y mira por donde se ha ido a establecer en Canadá, justo al lado de Oz, nativo de Chicago y conocedor que la mafia del otro lado de la frontera ha puesto precio a la cabeza de Jimmy.

Así que, enterada Sophie de la nueva vecindad, enseguida obliga a Oz a viajar a Chicago para cascar un chivatazo y recibir una recompensa: total, lo peor que puede pasar es que liquiden a Oz y así ella cobrará del seguro. Oz no quiere delatar a nadie, pero Sophie le asegura que le hará la vida más imposible que hasta entonces y él aprovecha para largarse unos días y comer ostras con un amigo en Chicago, tomando el desplazamiento como unos días de asueto y liberación matrimonial.... pero......... lo que empieza de una manera, acabará de otra.......

image

El guión escrito de primera mano por Mitchell Kapner cayó en la responsabilidad de Jonathan Lynn para ser llevado a la pantalla grande y lo cierto es que la película, titulada The Whole Nine Yards (2000) resultó ser un éxito comercial superando las previsiones al punto que provocó una secuela, cuatro años más tarde, en la que faltando la intervención de Lynn, inmediatamente uno percibe que el éxito de la primera habría que imputarlo, en buena medida, al director, máximo responsable para bien o para mal, como nunca me canso de escribir.

Resulta evidente que Lynn, reputado guionista desde su creación de la muy conocida, popular y respetada serie británica Yes, Minister seguida de la no menos hilarante Yes, Prime minister, alguna conseja debió ofrecer en los ensayos al buen grupo de intérpretes a sus órdenes para enmendar, corregir, dar brío y maldad a unos diálogos y réplicas que ayudan no poco a construir unos personajes particulares, unos caracteres que oscilan desde la ambición traidora de Sophie a la noble ingenuidad de Oz que ¡caramba qué bien nos cae! consiguiendo casi inmediatamente la empatía del espectador que se mantiene en medio de una rocambolesca historia (y pocas veces tan ajustado el adjetivo) trufada de dosis de humor e intriga a partes perfectamente dosificadas por un director que sabe lo que tiene entre manos y lo más importante, lo que debe hacer con ello para mantener la atención del espectador, una vez más feliz mirón de un enredo que dejará algunos muertos y algunos corazones felices. No se puede pedir más.

Esta es de esas películas honradas a carta cabal porque pretenden "únicamente" entretener al espectador y sin menospreciarse en el intento dedican todos los mejores esfuerzos a conseguirlo sin despreciar la inteligencia y el humor que anidan en un público que va a pasar un rato agradable sin necesidad de que le ensarten con frases ampulosas de filosofía barata ni con promesas de salvar el universo de manos del malo maloso y poderoso: aquí nos encontramos con un enredo bien urdido, dinero y pasión amorosa, tiros cuando hace falta y sorpresas que siempre vienen a cuento porque el director nos respeta y no nos engaña ni toma el pelo miserablemente: nos hace un guiño cómplice, en todo caso, y se lo agradecemos. De vez en cuando, divertirse sin tonterías es un placer inesperado por ser cada vez más insólito. La prueba evidente la tenemos en la penosa secuela, cuatro años más tarde.

Jonathan Lynn no hubiera podido conseguir producto semejante sin la concurrencia de un reparto que no es de campanillas pero sí sólido y eficaz: el rey de la función es Matthew Perry (que demuestra sentido físico de la comedia) que nos encandila de inmediato en una composición muy naturalista, de vecino de al lado y tiene de contraparte a Bruce Willis que viene reforzado por todos los personajes que previamente ha incorporado para personificar a ése asesino a sueldo que ya ha cumplido su condena pero tiene algo que le reconcome, y luego está Rosanna Arquette en una extravagante composición de pérfida mujer, todo lo contrario de Amanda Peet y Natasha Henstridge, cuyas intervenciones silenciaremos por si todavía queda algún amable lector que no haya visto la película y desee hacerlo, ni que sea para comprobar que Michael Clarke Duncan, desde su imponente figura, sabe carcajearse a satisfacción y uno no sabe si temerle o tomarle cariño.

¿La recomiendo? Pues claro: la vi de estreno y me reí bastante y salí contento del cine y hace muy poco he vuelto a verla y he vuelto a reirme, lo cual significa probablemente que sigo teniendo el mismo sentido del humor y que algunos hilarantes detalles semi olvidados siguen funcionando.

Plus: El título original, The Whole Nine Yards, ya de por sí mismo tiene mucha miga, pues su significado en inglés es tan amplio como el número de partidarios de uno u otro. Aquí en The Phrase Finder hay una explicación. Su traducción al castellano, evidentemente, puede ser incluso más amplia, pues no andamos cortos de expresiones propias. La que usaron, "Falsas apariencias" para darle título a la película, me parece, una vez más, ridícula. Pero es opinable, como todo.


Sobre esta noticia

Autor:
Elblocdejosep (219 noticias)
Fuente:
elblocdejosep.blogspot.com
Visitas:
372
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.