Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Estar dispuesto a todo, ¿es una actitud real o solamente virtual?.Sólo Rajoy tiene la respuesta

01/06/2017 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente catalán busca el máximo respaldo internacional posible para ir preparando el terreno antes de mover ficha en su calendario después de los numerosos portazos que se ha llevado del gobierno central

El Gobierno catalán ha experimentado una natural subida de tono del presidente Carles Puigdemont que no parece querer fijar la fecha y la pregunta de su referéndum catalanista. El President ha aprovechado la ausencia del discurso combativo tanto de PPC como de Ciudadanos contra el independentismo para retar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy a ser claro en sus intenciones para impedir que en unos meses pueda sacar a la calle esas 8.000 urnas de cartón y metacrilato y las papeletas licitadas por su Ejecutivo independentista.

Puigdemont ha pedido a Rajoy que " explique si está dispuesto a todo" tal y como vienen afirmando algunos de sus ministros en los últimos días y si " ese todo" significa que está dispuesto a usar la fuerza contra Cataluña". " Ya está bien de flirtear en los confines de las costuras del sistema democrático" ha dicho el president catalán que invitaba a Rajoy a " dejar la ambigüedad" cuando se refiere a Cataluña y a cómo frenar el avance del proceso.

De ser así, amenazaba el dirigente catalán, esto no hace sino " animar" a su objetivo de celebrar el referéndum. Estos movimientos, ha dicho, "ni disuaden, ni rectifican, ni reculan" su hoja de ruta. " Me da igual, nosotros vamos a votar y ese día si quieren pueden seguir riéndose, pero quien se lo va a pasar bien y se va a reír de felicidad va a ser el pueblo de Cataluña" decía en tono más desafiante Puigdemont dando por hecho esa consulta en unos meses.

Todo mientras el calendario de esta consulta sigue siendo fantasma aunque desde la Generalitat se empeñan en asegurar que probablemente la próxima semana se conozca ya la fecha y la pregunta exacta que se verán en esas papeletas. Se habla del plazo de una semana después de la reunión que va a celebrar el llamado Pacto Nacional por el Referéndum cuya relación con el Gobierno independentista no atraviesa por su mejor momento ya que algunos se siguen oponiendo a la vía unilateral. Puigdemont espera el veredicto de los trabajos que viene meses realizando este organismo a la vez que ha pedido ayuda a Estrasburgo para que les oriente en su estrategia de convocar la consulta. 

Esta semana, Carles Puigdemont anunciaba que ha enviado una carta a la Comisión de Venecia, que es un órgano asesor dependiente del Consejo de Europa, para informarle del intento fallido para alcanzar un referéndum pactado con Moncloa, para pedirle colaboración y ponerse a su disposición para cualquier aclaración al respecto. El presidente catalán busca así el máximo respaldo internacional posible para ir preparando el terreno antes de mover ficha en su calendario después de los numerosos portazos que se ha llevado del gobierno central.

Puigdemont le ha enviado una misiva a Rajoy solicitándole  iniciar "negociaciones sobre los términos y las condiciones del  referéndum" en Cataluña. En la misma expresaba "la máxima voluntad de  buscar una solución política pactada y acordada que dé respuesta a la  demandas de la ciudadanía de Cataluña" de poder decidir sobre su  futuro político.

Rajoy ha rechazado por carta a Puigdemont : "No cabe ninguna negociación sobre el referéndum"

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha respondido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont lo mismo de siempre, que no cabe ninguna  negociación sobre el referéndum a "espaldas de los verdaderos cauces democráticos y de la ley". Le recalca que "mal se compadece  el diálogo que dice ofrecer con la amenaza de una declaración de  independencia" en caso de no ser "satisfechas las pretensiones" del  Gobierno catalán.

Además, Rajoy anima a Puigdemont a recuperar los planteamientos que "lejos de generar desencuentro y frustración, se ajusten al común  marco de convivencia y respondan a las necesidades reales de los  catalanes, de forma que desde esa posición puedan encontrar  espacios de acuerdo en beneficio de todos”.

 

El periodista Iñaki Gabilondo ha vaticinado —en la Ser— que el referéndum en Cataluña es "el problema más peligroso con el que hemos de enfrentarnos el año que viene".

Para Gabilondo, este tema que "empacha" a muchos ciudadanos merece "atención preferente", ya que 2017 "va a ser clave para saber si el asunto ‘Cataluña’ se encauza o se despeña definitivamente con consecuencias imprevisibles".

El periodista considera que el pacte pel referèndum, suscrito por el Parlament con agentes económicos políticos y sociales de Cataluña, "entreabre un resquicio: se aleja la sombra de un referéndum unilateral que significaría choque directo con el estado y se plantea un referéndum pactado".

Ante el problema de Cataluña Rajoy prefiere cerrar las puertas para no oir la palabra Referendum

De este modo, la propuesta "ya no está apoyada solo por el independentismo, mayoritario en el Parlament pero minoritario en la sociedad (49%), si no por fuerzas políticas que representan casi el 80% de esa sociedad".

En este sentido, Gabilondo considera difícil rechazar "de plano" la propuesta y va a haber que responder a cuatro preguntas ante este nuevo escenario: Y la pregunta que el hombre de a pie se hace:

¿Se puede llegar a pactar la celebración de un referéndum? ¿Sí? ¿No? ¿O depende?

¿Puede depender de cual sea la pregunta del referéndum?

¿Podría alcanzarse un pacto entorno a la pregunta a formular en ese referéndum?

¿Hay que trabajar para intentarlo?

"Las respuestas a estos interrogantes van a ser determinantes para este asunto y para muchos asuntos más. Para este año y para muchos años más", sentencia Gabilondo.

Gabilondo cree en el fondo guiado por la actitud y las maneras del presidente del Gobierno Central que Mariano Rajoy aprende poco a poco las reglas de un gobierno en minoría obligado a buscar puntos de acuerdo con otros, una situación muy diferente a cuando mandaba con mayoría absoluta, como se ha visto en recientes entrevistas. El jefe de un partido votado por casi ocho millones de españoles no podía encerrarse en repetir hasta el infinito que solo el PP garantiza la estabilidad del sistema. Él parece pensar que su parte en el trabajo es que España crezca económicamente y se cree empleo y que los demás tienen que darle la estabilidad política. Buscarla es su responsabilidad y requiere un trabajo mucho más activo de diálogo con los demás grupos, teniendo en cuenta que a España le interesa un tiempo de estabilidad para sostener la recuperación económica, atender a las necesidades de los españoles más afectados por la crisis precedente y proyectar hacia el exterior una buena imagen.

Es interesante la evolución del presidente del Gobierno hacia un europeísmo activo. Se posiciona claramente a favor de una Europa a dos velocidades después de una legislatura anterior en que España estuvo claramente a la defensiva en política europea. Tiene toda la razón en temer lo peor si la extrema derecha francesa, encarnada por Marine Le Pen, se encaramara al poder en un país clave de la UE, con un programa claramente antieuropeísta. En todo caso, sin duda es de desear que España sea un actor más visible en la escena europea.

Sigue siendo decepcionante su actitud sobre el conflicto planteado por las autoridades independendistas catalanas. Rajoy continúa en el inmovilismo; habla genéricamente de aplicar la ley pero no hace ningún planteamiento proactivo. Si acaso invita a los secesionistas a que hagan ellos una propuesta de reforma constitucional. ¿Y por qué no la hace el presidente Rajoy? No se trata solo de la negativa a tratar el problema durante sus años de gobierno, sino de la responsabilidad del PP en haber llevado al Tribunal Constitucional el Estatut negociado y aprobado en la época de Rodríguez Zapatero, lo que terminó de dar alto voltaje a la cuestión. Todo ello ha sido un conjunto de errores que hay que enmendar, de forma que no cabe atrincherarse en aplicar la ley y eso es todo. Se necesitan más cintura política y flexibilidad.

En medio del empuje de las autoridades separatistas, Rajoy cierra la puerta definitivamente a un referéndum, pero continúa sobrando tecnocratismo y falta calor político en ese frío planteamiento, si lo que se quiere es llegar a millones de catalanes inquietos por el separatismo.

El presidente del Gobierno tiene razón al admitir claramente que la corrupción ha hecho perder muchos apoyos a su partido, pero parece no entender que la corrupción requiere acciones y responsabilidad política, no sentarse simplemente a esperar a los tribunales y llegar al conflicto con su socio, Ciudadanos, como se ha visto en los casos de Murcia o de la comisión parlamentaria de investigación sobre las finanzas del PP. Esto es lo que incrementa la desafección.

El PP será el mayor damnificado en las próximas elecciones.

Los españoles harían bien en observar el nuevo mapping político de Cataluña porque anticipa un proceso muy similar al francés, y el futuro, pese a quién pese, pasar por ahí, cambio generacional y nueva definición de quienes defienden los valores humanistas y, a ambos lados, de esto los extremos más conservadores y reaccionarios (con diferentes herencias).

El centro es la única vía para una sociedad que tiene los derechos sociales, civiles y comunitarios más avanzados que nunca hayamos conseguido.

Reajuste para desactivar todo lo que Blair, Felipe Gonzalez y otros animales socialdemócratas de Europa han destruido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1640 noticias)
Visitas:
3682
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.