Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Quirós escriba una noticia?

Mas de 800 sitios arqueológicos en Baja California

14/03/2010 20:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mesa de Análisis Sobre Estudios Arqueoloógicos en Baja California, dedicada a la memoria del Arqueólogo Jorge Serrano González

(NOTA COMPARTIDA DESDE SITIO DEL CENTRO CULTURAL TIJUANA / CECUT RELACIONADA A LA MESA DE ANALISIS SOBRE ESTUDIOS ARQUEOLOGICOS EN BAJA CALIFORNIA)

Ensombrecida por la muerte del arqueólogo Jorge Serrano González, registrada una noche antes, la mesa de análisis sobre estudios arqueológicos que están en curso en Baja California, celebrada el miércoles 24 de febrero en el Centro Cultural Tijuana, se dedicó a la memoria del investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Serrano González, de 70 años, con extensa trayectoria como investigador y pionero en los trabajos de registro arqueológico desde 1986, murió la noche del martes en el puerto de Ensenada, donde residía y era el responsable de la Colección del INAH en Baja California. Autor de numerosos artículos de divulgación, Jorge Serrano también escribió "Los sitios arqueológicos del estado de BC", uno de los capítulos la Antología de la arqueología de Baja California, publicado por el INAH.

Tras hacer un recuento de la trayectoria de Serrano González, la arqueóloga Julia Bendímez Patterson, directora del Centro INAH en el estado, lamentó su deceso y dedicó la sesión a la memoria del investigador fallecido, cuya intervención estaba programada esa misma noche en que se celebró el décimo aniversario del Museo de las Californias, parte de cuya colección la facilitó el INAH, que colaboró además en el guión museográfico.

Durante la sesión se ofreció una visión panorámica de las investigaciones arqueológicas que se llevan a cabo en Baja California y las tareas de divulgación que se desprenden de ellas, como la creación de museos comunitarios que quedan bajo custodia de los pobladores de los sitios donde se descubren vestigios del pasado.

Enah Montserrat Fonseca Ibarra explicó al público detalles del Sistema de Información Geográfica elaborado por el Centro INAH para sistematizar los datos de los sitios que están actualmente bajo investigación y el estado en que se encuentra cada uno de esos estudios.

En Baja California, dijo la investigadora, se tienen registrados alrededor de 800 sitios arqueológicos, pero el Sistema de Información Geográfica no consigna solam

ente ésos, sino también los sitios paleontológicos e históricos que son investigados.

A su vez, la investigadora Andrea Guía Ramírez expuso los avances que registran los estudios paleontológicos y arqueozoológicos que están en desarrollo, los cuales en términos generales buscan conocer, por un lado, la fauna que habitó la península antes de la presencia del hombre y, por otro, el tipo de relación que sostuvieron los seres humanos con la fauna existente en cada etapa del pasado.

Por su parte, el arqueólogo Fernando Oviedo García ofreció detalles de la excavación, rescate y conservación del sitio arqueológico Vallecito, en La Rumorosa. Se trata, dijo el investigador, del único sitio de su tipo abierto al público en el estado y recibe alrededor de 15 mil visitantes al año.

Mesa coordinada por la Delegada Regional del INAH, arqueóloga Julia Bendímez

Es uno de los puntos más importantes para conocer el pasado prehistórico de Baja California, dijo Oviedo al explicar que fue habitado por grupos de cazadores-recolectores que consumían fauna menor, como conejo, liebre, ratas de campo y otros roedores de campo, que eran cocinados en forma directa al fuego. Otras evidencias halladas en Vallecito revelan costumbres funerarias relacionadas con la cremación de los cuerpos. La datación de los restos descubiertos en la zona los ubica en la prehistoria tardía.

En el lugar también se encontraron evidencias que permitieron conocer los elementos químicos que componen los pigmentos con que fueron realizadas las pinturas rupestres, mientras que otro tipo de vestigios, como conchas y fósiles de animales marinos, confirman que los pobladores de este sitio, que se ubica a 1, 300 kilómetros de altura en el centro de la península, tenían comunicación con ambos litorales.

En seguida, el arqueólogo Antonio Porcayo Michelín ofreció un resumen del programa de investigación, rescate y conservación de los restos arqueológicos localizados en el Ejido Ignacio Zaragoza, cercano a Mexicali, que presenta una gran cantidad de material que data de la edad de piedra. Se trata de herramientas líticas cuya antigüedad se remonta a los 8, 000 años y los ubica entre los restos más antiguos descubiertos en Baja California.

En el lugar se ha establecido un pequeño museo comunitario que está bajo custodia de siete mujeres, en cuyos terrenos se localizó el sitio arqueológico, cuya investigación aún no se agota, aseguró Porcayo, quien detalló también los estudios que lleva a cabo en la mina El Arco, en los límites con Baja California Sur, donde se han hallado restos de cerámica en buen estado de conservación, así como pinturas rupestres y petrograbados.

En su turno, la antropóloga física Liliana Torres Sanders se refirió al tipo de estudios que se practican en los restos óseos descubiertos en Baja California, de los cuales es posible extraer información que facilita la comprensión de la vida prehistórica.

Más allá de la información sobre sexo, edad y complexión de los individuos del pasado que arrojan los estudios osteológicos, su importancia radica en que permiten conocer aspectos relacionados con la salud y la calidad de vida de los antiguos pobladores de la península, sostuvo la investigadora.

Juan Martín Rojas Chávez se refirió, a su vez, a los estudios practicados a los fragmentos de dos esqueletos prehistóricos: la Mujer de Jatay, llamada así por el lugar donde fue localizada, y un varón. Según explicó, la investigación consiste en estudiar las marcas dejadas en los huesos por la actividad humana.

Con auxilio de fotografías, el investigador mostró las huellas inscritas en los huesos debido, por ejemplo, a la acción de remar o ciertas deformaciones en el cráneo las cuales sugieren que transportaban pesadas cargas en la cabeza. Otras marcas revelan que los individuos sufrieron lesiones y fracturas que, sin embargo, no les causaron la muerte.


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Quirós (19 noticias)
Visitas:
12866
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.