Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Detective Salvaje escriba una noticia?

30 años de El resplandor

02/06/2010 17:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se celebran tres décadas del estreno del film de Kubrick

Todo el mundo recuerda el impresionante y agreste paisaje con el que se inicia El Resplandor, con aquel travelling aéreo que marca el punto de partida hacia lo desconocido y, en última instancia, hacia el terror, un terror que en manos de Kubrick intenta superar el género en el que la película se inserta. Porque de lo que no hay duda (al menos aparentemente) es que El Resplandor es un film de género, tal y como indican sus fuentes literarias (con el inefable Stephen King a la cabeza) y tal y como la película es planteada, con un resorte que tiene como sustento algo tan etéreo, tan difuso, como la locura.

Los treinta años pasados desde su estreno permiten situar el film en su contexto, y desmenuzar así qué hay de coyuntural y qué hay de acierto fílmico en una historia en la que se mezclan conceptos tan atávicos como la soledad, la demencia o la posesión infernal. Cualquier crítico avezado afirmaría que no es éste uno de los mejores trabajos de Stanley Kubrick; y sin embargo, el film sigue manteniendo ese poso extraño, esa perturbadora mirada hacia el más allá que cautiva por su modernidad, por su intento de encauzar las raíces genéricas hacia otra forma de hacer cine. Sin duda, Kubrick pretendía dirigir la “película definitiva” del género, del mismo modo que intentó hacerlo con otros géneros como el cine bélico (Senderos de gloria), el cine sobre la guerra del Vietnam (La chaqueta metálica) o el cine de ciencia-ficción (2001: una odisea del espacio). Quizás por esa razón, el cineasta pretende trascender de lo que es una historia insertada en el fantastique para innovar desde el punto de vista formal. De ahí su querencia por retratar los inmensos espacios en los que se desarrolla la acción, con los sugerentes travellings que demuestran que el terror puede desarrollarse en un espacio que no es físico, sino mental.

En todo caso, El resplandor se beneficia de esa frialdad en la forma tan propia de Kubrick, una frialdad que tiene su correspondencia con ese gélido invierno durante el que se desarrolla la acción, lo cual provoca una sensación de ahogo, de encierro, que da pábulo a ese terror interno, demente y diabólico encarnado por un histriónico Jack Nicholson. Y es en ese momento cuando se rompe la convención y parece que el film juega a dos bandas. Por una parte, se retrata es espacio físico como si tuviera vida propia, como si ese hotel enorme y solitario fuera capaz de agudizar nuestros sentidos hasta caer en lo incomprensible. Por la otra, se explica la caída al infierno de los personajes, que coincide con una ruptura narrativa que en otras manos menos rígidas hubieran dado paso a la confusión. Y sin embargo, Kubrick es capaz de transitar entre el espacio físico y el mental sin que exista nada que chirríe, retratando algo tan fútil como la premonición o la incoherencia.

El film sigue manteniendo ese poso extraño, esa perturbadora mirada hacia el más allá que cautiva por su modernidad

Es interesante visionar el nuevo montaje del film, estrenado con motivo de su 25 aniversario. En él se dan más pistas sobre el personaje interpretado por Nicholson y se informa sobre su rabia contenida y sobre una violencia latente que tiene su correspondencia en el posterior desarrollo del film. Eso, que puede ser entendido como una forma de facilitar la comprensión del espectador, permite situar la trama en un contexto más verídico, menos sujeto a los vaivenes de lo fantástico o lo sobrenatural; pero también supone alejar el film de una poética particular, de un modo de ver el terror que supera con creces cualquier intento de ser explicado. Como sucede con aquellas obras que se mantienen a lo largo del tiempo, El resplandor puede interpretarse de diversas formas, y puede dar lugar a diversas nociones de lo que significa el terror en pantalla. El espectador más o menos interesado tiene la oportunidad única de revisarla.


Sobre esta noticia

Autor:
Detective Salvaje (61 noticias)
Visitas:
3398
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.