Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Javier González De La Paz escriba una noticia?

140 aniversario de la Comuna de París

30/03/2011 19:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entre los meses de marzo y mayo de 1871, el pueblo de París se hizo con el poder

La revolución de 1848 fue la primera ocasión en que el proletariado salió a la escena revolucionaria como clase diferenciada. Fue un absoluto fracaso y la primera experiencia de derrota debida a la alianza de algunos de sus representantes con la burguesía, así como a la demasiado rápida constitución de la Asamblea Nacional a través del sufragio universal, en lugar de mantener más tiempo el poder en manos proletarias hasta consolidar la revolución.

Después de este episodio, el primer gran ejemplo histórico de autogestión político social es la Comuna de París, entre marzo y mayo de 1871, en plena guerra franco-prusiana. El poder pasa a manos de los delegados y diputados del pueblo. Las tareas administrativas desempeñadas antes por funcionarios adictos a la burguesía, son asumidas por obreros y militantes revolucionarios estrechamente vinculados a las clases populares. He aquí algunas palabras de C. Marx sobre la Comuna: "No fue un organismo parlamentario, sino un organismo obrero, ejecutivo y legislativo a la vez… La Comuna asumió no sólo la administración municipal, sino todas las iniciativas que hasta entonces habían correspondido al Estado".

El espíritu de Proudhon

La Comuna, absorbida por el problema acuciante de sobrevivir militarmente al cerco a Versalles, no pudo, en el campo social, desarrollar apenas sus posibilidades creadoras, pero lo poco que realizó estuvo inspirado en el espíritu autogestionario de Proudhon, como ha señalado un historiador francés: "Aunque murió cinco años antes, Proudhon pertenece a la Comuna; mientras la revolución del 48 se le presentó como un accidente, como un acontecimiento prematuro, la Comuna, en cambio, puede decirse que fue él quien la preparó. Las únicas iniciativas originales de la Comuna: el mutualismo y el federalismo, se inspiraron en sus teorías".

Pero Proudhon no fue el único referente de la Comuna. Existía también el espíritu jacobino, representado sobre todo por los blanquistas, partidarios del centralismo y la dictadura revolucionaria. Señalemos que el blanquismo no se nutre del movimiento obrero, del proletariado vinculado a la Internacional, sino de la juventud universitaria, de intelectuales y jóvenes radicales de la clase media y la pequeña burguesía. Son ellos los que postulan la dictadura de una elite revolucionaria sobre el resto de la sociedad, mientras que los obreros son partidarios del mutualismo, el federalismo y el colectivismo.

Orden con autogesión

A pesar del cerco de Versalles y de su aislamiento, la Comuna aseguró los servicios públicos, pagó a los obreros, organizó el trabajo y sentó las bases para una profunda reforma social. Separó la Iglesia del Estado y anuló el presupuesto dedicado al culto. Se ordenó el establecimiento en todas las alcaldías de oficinas de empleo y bolsas de trabajo, los talleres abandonados son cedidos a los obreros y transformados en cooperativas. Se prohibió el trabajo nocturno en las tahonas. En los talleres del Louvre comenzó a funcionar un sistema de organización laboral basado en los consejos de obreros, es decir, en la autogestión. La Comuna impulsó el desarrollo de las cooperativas, las cámaras sindicales y las agrupaciones gremiales. Es cierto que los miembros de la Comuna pecaron en muchos aspectos de timidez; así cometieron el error de no apoderarse de los fondos del Banco de Francia y dejarlos en manos de los agentes de Versalles.

Fueron estos y otros errores, como volver a recurrir demasiado pronto al sufragio universal, lo que permitió el acceso a la Asasmblea de elementos reaccionarios con quienes no dudó en aliarse, como siempre, algún que otro traidor. Pero estas equivocaciones no merman la grandeza del experimento autogestionario de la Comuna de París.


Sobre esta noticia

Autor:
José Javier González De La Paz (30 noticias)
Visitas:
2163
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.